Noticias

The Simpsons: Hit & Run cumple 16 años ¿clásico o bodrio nostálgico?

Literalmente, el GTA de Los Simpsons. ¿Eso es bueno o malo?

Avatar del

Por: Tomás García

The Simpsons: Hit & Run cumple 16 años ¿clásico o bodrio nostálgico?

The Simpsons: Hit & Run cumple 16 años ¿clásico o bodrio nostálgico?

Los Simpsons y los videojuegos estuvieron entrelazados desde siempre. O por lo menos desde aquel legendario beat ‘em up de arcades, que nos malcrió desde un principio, haciéndonos creer que los juegos licenciados finalmente habían alcanzado ese punto, y de ahora en más, estaban condenados por siempre a ser tan buenos como la fuente de inspiración. Es que ese juego, más allá de ser un buen beat 'em up, entendía en qué estaba basado, y esa pieza arcade, tenía la pinta y el humor perfecto para ser un éxito.

El juego que intentó sacarle el trono salió un día como hoy de 2003 para todo tipo de consolas y PC. La idea era fácil. GTA en el mundo de Los Simpsons. El juego se hace solo. Solo hay que esperar a que empiece la tormenta de millones. Huracán de dólares, por favor. Y hay que decir que en los papeles, y en la acción, Hit & Run lo aparentaba. Springfield estaba recreada en vivo detalle, los vehículos se dejaban manejar -mas sobre esto luego- y eran todos los de la serie, y el arte, mediante una arcaico cell shading, daban la idea del arte original. Vendía ser el juego que todos soñábamos.

Pero en la práctica el resultado no fue tan idílico. De por sí, el guión simplemente no esta a la altura. No porque la historia arranca con camionetas negras de vigilancia que pululan Springfield y unas extrañas abejas mecanizadas, y termina con un ridículo complot con un ‘nuevo y mejorado’ sabor de Buzz Cola y zombies. Es que la calidad y no tiene la chispa. Como el sabor de la nueva Buzz Cola, se puede ver como la cosa real, pero simplemente no sabe igual. Algo muy diferente a lo que pasa actualmente con South Park, que entre otros detalles, tiene a su creadores escribiendo los guiones.

Las misiones están clonadas del GTA de turno, ya sean carreritas locas, llevar objetos de un lado a otro, o combatir incómodamente en los autos. Pero claro, conducir estos vehículos de caricatura no era lo mismo que las físicas más realistas de GTA. La primera vez que manejabas el Sedan rosado entendés que ¡el chiste es sobre vos! Para ir de punto A a punto B está bien. Pero a la hora de jugar carreras es muy difícil de controlar, peor todavía en los combates. Puede haber secciones vehiculares muy frustrantes.

Para un fan de Los Simpsons, Hit & Run era casi el juego soñado.

Y aún si, a pesar de defectos y falencias, estacionar en un Kwik-E-Mart 3D o visitar la taberna de Moe simplemente no tiene precio. Lo mismo con un montón de escenarios similares, que muchos fans de la serie nos soñamos. Suma mucho también que la versión en inglés tenga todas las voces originales. Esas cosas siguen ahí para disfrutar, pero la experiencia no viene sin sus desventajas. Desventajas que nos hacen soñar el día de hoy con un juego licenciado con la mitad de ambición que tenía Radical Entertainment.

Hit & Run tenía suficiente Simpsons. Estaban los lugares y los personajes, también los guiños obvios para los fans. Pero algo le faltó, sino además de un éxito de ventas hubiera sido el comienzo de una franquicia exitosa, porque quién no quiere triunfar en el mundo de los videojuegos. Y tampoco es como que haya salido otro juego de Los Simpsons que haya estado a la altura. En ese departamento, le damos la derecha a Hit & Run, cuando confiábamos que los juegos de licencias podían ser algo más que simples

En esta nota

Comentarios