Noticias

TOP 10: Las series de 2013 que te perdiste

Este año fue excelente para los fanáticos de las series de TV, y aunque seguramente viste los grandes finales y grandes inicios, los canales de cable tienen algunas joyitas con menos marketing pero alta calidad.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

2013 fue EL año de las series de television. El gran fenomeno, por supuesto, fue el final de Breaking Bad, pero no podemos olvidarnos de estrenos tan cotizados como House of Cards y The Blacklist, la calidad sostenida de The Walking Dead y Game of Thrones, el regreso de Arrested Development, y la vuelta a la popularidad de la tele inglesa con Broadchurch, Sherlock, y un par de excelentes capitulos de Doctor Who para cerrar el año.

Y los titulos siguen con una serie de estrenos de primer nivel que todavia tienen mucho que probar: Sleepy Hollow, Hannibal y Almost Human fueron grandes estrenos de la segunda mitad del año, junto a grandes miniseries como The Fall y Top of the Lake, mientras que Netflix demostro que tenia mas de una carta guardada con Derek y Orange is the New Black.

¿Pero que pasa con los programas que quedan afuera? Este año hubo varios estrenos de bajo perfil, muchos de los cuales no llegaron al cable local (como si eso fuera un impedimento para los espectadores mas creativos y sus servicios de descargas y VPNs) y que son tan buenos, y a veces mejores, que estos seriales que se llevan la prensa y el rating.

10. Nathan For You

Esta serie de Comedy Central podria llamarse un “Jackass de la mente”, o un Punk’d que reemplaza el culto a la celebridad por una inteligencia aguda como un bisturi. Nathan Fielder, el actor, es un comico de cierto renombre en Canada. Nathan Fielder, el personaje, es el egresado de una de las mejores escuelas de negocios de su pais, y, en una variante profundamente incomoda de Kitchen Nightmares o The Apprentice, intenta enseñarle a dueños de pequeños negocios como hacer “mejor” las cosas, en una satira al capitalismo y la cultura de autosuperacion absolutamente brillante. El capitulo “The Claws of Shame” es sin duda la media hora de television mas audaz del año. Vale la pena buscarlo.

9. Ground Floor

Arrested Development es genial, Community tambien, pero a pesar de que amamos su humor sofisticado y sus vueltas meta-narrativas, ¿a quien no le gusta una comedia simple, basica, divertida? ¿La tipica “sitcom” yanqui, con risas grabadas, tres sets, sobreactuaciones, pero gente linda, buenos personajes, chistes graciosos? Este año fue particularmente terrible para este genero, con los bodrios misantropicos de Chuck Lorre como The Big Bang Theory y Two and a Half Men dominando los canales de cable, junto a sus clones igual de repugnantes (“Dads”, “The Millers”). Ground Floor, que sale en TBS en Estados Unidos, es la comedia menos pretenciosa en decadas. Una historia de amor en ambiente de trabajo creada por Bill Lawrence (Scrubs), que se trae del hospital al Dr. Cox y lo pone en medio de una pareja luminosa, perfecta, interpretada por Briga Heelan (Cougar Town) y Skylar Astin (Pitch Perfect). Un algodon de azucar para los adictos al buen timing.

8. Parts Unknown

¿Es trampa poner este programa en la lista? Es Anthony Bourdain, haciendo lo que Anthony Bourdain hace, viajar y comer, pero algo tiene este ya tercer programa de viajes y comida que lo diferencia de los demas. La asociacion con CNN abre puertas mas exoticas, y es imposible no percibir el trasfondo politico de visitas a Colombia, el Congo y Sicilia. Bourdain es a la vez el guia perfecto y el viajero mas atento, mas respetuoso. Obligatorio verlo en HD.

7. Rectify

Rectify, bellisima serie del director de cine y dramaturgo Ray McKinnon, tiene un punto de partida que podria desembocar en cualquier tipo de historia: un condenado a muerte recupera la libertad luego de 19 años en la carcel. Pero Holden no quiere vengarse, ni resolver un crimen. En realidad no quiere nada, y el regreso a la vida cotidiana luego de dos decadas de saber que lo unico que lo esperaba era una silla electrica lo pone en el centro de una serie dramatica que se pregunta una y otra vez, “¿para que?”. Y claro que es deprimente. Pero tambien es sublime.

6. Inside Amy Schumer

Seguramente hayas visto a Amy Schumer en los “roast” de Charlie Sheen o Roseanne Barr, o en algun extracto de su stand-up que hace parecer a Sarah Silverman la Monja Voladora. El personaje de Schumer es la rubia superficial, manipuladora, profundamente insegura y a la vez obsesionada con ella misma, una creacion que a lo largo de la brillante primera temporada de su serie de sketches logro evolucionar en direcciones absurdas, abstractas, y profundamente imaginativas.

5. Family Tree

Si el lector tiene algun tipo de sensatez, la sola presencia de Chris O’Dowd deberia bastar para buscar los 8 capitulos de la perfecta primera temporada de esta serie comica semi-improvisada. O’Dowd (el galan de ojos cansados de The It Crowd y Bridesmaids) interpreta a un treintañero solitario y desempleado, que intenta buscar las raices de su familia en una Londres poblada de excentricos, cortesia de Christopher Guest, el precursor del “falso documental” que nos diera This is Spinal Tap, Waiting for Guffman y Best in Show.

4. Brooklyn 9­9

A veces nos sacude lo relativa que puede ser la fama. Andy Samberg conquisto Internet con sus cortos de Lonely Island para Saturday Night Live (“Dick in a Box”, “Like a Boss”, “I’m on a Boat”, ¿que mas se puede decir?), pero su genial serie semanal esta teniendo dificultades para encontrar un publico regular. Quizas sea porque Samberg es lo menos interesante de un grupo de actores absolutamente perfecto (Chelsea Peretti, Andre Braugher, Terry Crews, y varios talentosos desconocidos) en otra serie de Michael Schur (Parks & Recreation, The Office) que tardo varios capitulos en encontrar su tono. Los primeros ocho son correctos, los tres que vienen despues auguran varias temporadas de comedia de primer nivel.

3. Masters of Sex

Detras de un nombre que recuerda a los experimentos sociologicos de HBO de los noventa esta una de las sorpresas de 2013, una comedia dramatica que toma lo mejor de Mad Men y Dr. House para narrar la historia de los investigadores sexuales William Masters y Virginia Johnson en los años ‘50. El sexo es un tema que aterra a la television de todo el mundo, pero Showtime se juega por tratarlo con inteligencia y humor. Los guiones y la ambientacion tienen el mismo altisimo nivel de sus inspiraciones, pero en su corazon estan las actuaciones de la reina del indie Lizzy Caplan (Mean Girls, Party Down) y el que para mi es el mejor actor del momento, Michael Sheen (Frost-Nixon, Underworld).

2. The Americans

Esta historia de agentes rusos infiltrados en los suburbios norteamericanos en los años ochenta exige muchisimo de sus espectadores. Su ritmo melancolico y misterioso nos da solo la informacion absolutamente necesaria para seguir cada una de las escenas, y sus personajes tienden a guardar secretos de sus familias, jefes, y claro, espectadores. La paranoia, el voyeurismo, la soledad y la inevitabilidad de la muerte tiñen a esta serie oscura pero fascinante, con una actuacion consagratoria de la ex-Felicity Keri Russell.

1. Orphan Black

¿Es Orphan Black tan buena como los demas titulos de esta lista? Es dificil saber cuanto tiene esta saga de ciencia ficcion delirante, comica, y constantemente creativa de plan meticuloso y cuanto tiene de accidente afortunado. La segunda temporada confirmara lo uno o lo otro, pero por ahora puedo asegurar que ninguna pelicula, comic, novela o videojuego me atrapo tanto como las 10 horas de esta primera temporada de la que mejor saber lo minimo indispensable antes de verla. Y si la serie no es la mejor de todas (aunque sin duda es la mas divertida), al menos de una cosa estoy seguro: Tatiana Maslany es un milagro, y su papel en esta serie un acto de pirotecnia actoral que supera a cualquier Don Draper, cualquier Nucky Thompson, y si, a cualquier Heisenberg.