Noticias

TGS 2019 | Tales of Arise, la apuesta de revitalizar la saga

Cuatro años después de Tales of Berseria, Bandai Namco busca resucitar la serie con una propuesta original, accesible, y que rompe varias de las convenciones con las que relacionamos a los "Tales"

Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Shionne y Alphen, protagonistas del nuevo Tales(Bandai Namco Entertainment)

Shionne y Alphen, protagonistas del nuevo Tales | Bandai Namco Entertainment

El catálogo de Bandai Namco suele estar tan saturado de lanzamientos que existe el concepto de que la serie Tales tiene muchas más entregas de las que realmente han salido, pero sin contar remasters y conversiones, el último juego oficial de la saga es el genial Tales of Berseria de 2016 - quizás uno de los mejores JRPG de esta generación. No es difícil teorizar que lo que afecta a la percepción de Tales es lo que, paradójicamente, la unifica como serie - su estética de animé y sus sistemas de combate tradicionales.

En el reciente Showcase Pre-Tokyo Game Show de Bandai Namco pude comprobar que el estudio ya se hartó de la tradición y está buscando revitalizar esta marca que tantas alegrías dio al gamer de RPGs.

Tales of Arise es el debut en la saga de Yusuke Tomizawa, productor estrella de la saga God Eater (uno de los grandes éxitos de la compañía en la última década) y cada una de sus decisiones parece diseñada para agitar el avispero y seducir al público occidental que hasta ahora no ha respondido a los atractivos de Tales. Arise busca ser el Final Fantasy VII de la saga, un juego que aproveche al máximo las capacidades técnicas de las consolas modernas y las posibilidades expresivas de la narrativa estilo animé que tan bien conoce este estudio.

En busca de esta experiencia más inmersiva, el equipo de Tomizawa estuvo trabajando durante años en dominar el motor Unreal Engine 4. El director de arte Minoru Iwamoto es un veterano de la serie, pero por primera vez se encarga de la dirección artística. A diferencia de los títulos anteriores, el mismo creativo se ocupará de los diseños del mundo y de los personajes, dando una consistencia visual que logre que las cinemáticas, las escenas de exploración, y las batallas se vean iguales - una vez más la palabra es “inmersión”, y aún los fanáticos de Tales admitirán que tener tres estéticas distintas hacía que aún nuestros juegos favoritos de la serie se sintieran un torpe collage de estilos.

El primer tráiler renderizado con el motor de juego demuestra que el objetivo se cumplió - hasta cierto punto. Según Tomizawa se buscó una sensación de “luz/aire” y por lo tanto se eligió un estilo que se asemeja a la acuarela, decisión que resulta en paisajes espectaculares, trazos audaces en armaduras y vestuario… pero rostros simplificados al extremo y curiosamente inexpresivos. Al menos en estas primeras imágenes.

Lo que sí resultó fascinante en esta primera presentación es el planteo narrativo del juego, que (una vez más) parece alejarse de las historias humanistas de bajo perfil de Tales y estar más cerca de la épica cósmica de Final Fantasy (en especial del primer FFXIII).

Es la historia de dos planetas: Dahna (rural, natural) y Rena, que lo domina desde hace cientos de años usando magia y tecnología. En Dahna ven a Rena como una cultura superior, espiritual, cercana a lo divino - visión que Rena aprovecha para usurpar los recursos naturales del planeta oprimido.

El protagonista del juego es Alphen, un hombre de máscara de hierro que parece inspirado en el protagonista de la novela de ese nombre de Alejandro Dumas. Alphen no tiene memoria - solo sabe que viene de la tierra de Dahna y que es incapaz de sentir dolor.

Shionne es una mujer originaria de Rena perseguida por sus propios compatriotas. Shionne tiene una misión secreta y espinas mágicas alrededor de su cuerpo que hacen retorcerse de dolor a quien la toque. Por supuesto, el hombre que no puede sentir dolor y la mujer que lo causa con sólo su contacto cruzarán sus caminos más temprano que tarde.

Entre los secretos de Shionne hay un arma, la “Torch Flame Sword” (espada de antorcha en llamas), que sale de su propio cuerpo y que solo Alphen puede empuñar, aunque luego de cada batalla Shionne deba curarlo usando algo llamado “Artes astrales”.

Son personajes atractivos, que hasta en el diseño se alejan un poco de los estereotipos de la serie. Alphen parece vulnerable detrás de su máscara de hierro quebrada, mientras que Shionne está lejos de la actitud de la damisela en desgracia. Se nota que hay un poco de miedo a presentar algo tan distinto, ya que el primer tráiler termina con la voz de un personaje más tradicionalmente “adorable” entrando en escena.

Mi primera impresión de Tales of Arise fue muy positiva, en especial por la seguridad con la que Tomizawa justificaba decisiones que seguramente generen repercusión entre los fans más conservadores. Pero eso preocupa poco al productor, que está concentrado en un lanzamiento simultáneo global para 2020 - aunque no me extrañaría que un título en el que Bandai Namco se juega tanto se retrase un poco más y salga… cuando tiene que salir.

En esta nota

Comentarios