Noticias

Super Pig

Prepárense para la carnicería, porque morir es la única forma de superar los niveles de este endemoniado juego. Eso, o tener una memoria excelente.
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Quien quiera que haya sido el que salio con eso de “La ignorancia se paga con sangre”, seguramente se estaba refiriendo a Super Pig, uno de los juegos del bizarrisimo catalogo de Mikolaj "Sos" Kaminski, el mismo que nos deleitara con el hilarante McPixel. Super Pig es algo un poco mas arcadoso, aunque tan delirante como podriamos esperar de SOS. Su consigna es tan sencilla como “lleva al cerdito hasta la cerdita”, pero cuando ya de entrada los tres niveles de dificultad disponibles son “Hard”, “Hard” y “Hard”, sabemos que estamos ante algo especial.

Y especial es lo que Super Pig es, porque los niveles a los que nos enfrentamos se encuentran absolutamente oscurecidos. Habra que avanzar a ciegas hasta darnos de frente contra alguna de las multiples colecciones de pinchos que adornan cada escena… y entonces nuestra propia sangre teñira las superficies solidas, descubriendolas ante nuestros ojos. Es uno de los mas macabros conceptos de Prueba y Error, y SOS lo ejecuta como solo el puede.

Con el paso de los niveles se añadiran nuevos peligros para complicarnos mas la existencia. Si perdemos mucho tambien podemos activar el “Modo Dios”, que no nos brinda inmunidad sino vidas infinitas, asi que sera posible pintar todo el nivel de un rojo intenso. Sin embargo, esto le quita la esencia principal al juego, aunque es una buena manera de poder estudiar mejor el diseño del escenario para luego volver a encararlo en modo normal.

Super Pig podria haber sido un juego de plataformas mas del monton, pero con un giro de tuerca bastante morboso consigue capturar nuestra atencion y desafiarnos una y otra vez. Una linda forma de matar el tiempo… y a nuestro cerdito, tambien.