Noticias

Stardew Valley, el titánico proyecto de Eric Barone, llegaba a Steam hace 4 años

Uno de los juegos indies más populares de los últimos tiempos, hecho por una sola persona

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

Stardew Valley, el titánico proyecto de Eric Barone, llegaba a Steam hace 4 años

Stardew Valley, el titánico proyecto de Eric Barone, llegaba a Steam hace 4 años

El avance de la tecnología no solamente implica mejoras gráficas en los videojuegos, sino también en las herramientas para crearlos. A medida que los medios para desarrollar un juego se vuelven más accesibles, fáciles y cómodos de utilizar, es más común ver juegos hechos por una infinita variedad de personas. No es raro, tampoco, encontrar proyectos unipersonales. Cuando a la disponibilidad de herramientas le sumás el conocimiento de varias disciplinas, te podés encontrar con juegos donde una sola persona hizo todo. Y ese es el caso de Stardew Valley, que hoy cumple 4 años.

En el año 2011, Eric Barone se graduaba de una carrera de computación en la universidad de Washington Tacoma. Sin embargo, conseguir trabajo en su campo de preferencia estaba difícil, y tuvo que conformarse con empleos que nada tenían que ver con las computadoras. Para mejorar sus habilidades y empezar a convertirse en un potencial empleado atractivo, Barone tuvo una idea bastante única: ¿por qué no desarrollar un videojuego? Además de poder demostrar sus habilidades con la computadora, esto también le permitiría demostrar sus dotes artísticos.

Toda granja empieza desde abajo.

Barone se propuso crear un juego similar a Harvest Moon. En su opinión, la serie estaba estancada y no había una buena alternativa, por lo que su objetivo era solucionar él mismo con su juego los problemas que tenía con Harvest Moon. Al mismo tiempo, Barone también tomó inspiración de otros juegos, como Animal Crossing, Minecraft y Terraria. Así, en 2012, Barone anunció Stardew Valley a través del ya difunto programa Steam Greenlight. Gracias al apoyo del público que recibió muy bien su idea, Barone se dedicó al proyecto por completo, implementando mejoras constantes y hasta consiguiendo un acuerdo de distribución con la empresa Chucklefish.

Cuatro años más tarde, Barone finalmente lanzó su juego. Tal y como se esperaba de un título inspirado por Harvest Moon, Stardew Valley tiene varios de los elementos que definen este tipo de juegos. Si bien puede encasillarse como un simulador de granja, el juego ofrece mucho más que eso: Stardew Valley tiene NPCs con los que uno puede establecer relaciones que pueden culminar en matrimonio; el juego presenta cuevas generadas de manera procedural donde además de conseguir materiales uno puede combatir con monstruos; hay misiones que lo recompensan a uno con ítems útiles. Y eso era solamente el principio.

Con un poco de tiempo la granja empieza a tomar forma.

Incluso después del lanzamiento del juego, Barone no dejó de trabajar en mejorarlo. Más allá de solucionar bugs, una de las cosas que Barone decidió hacer fue agregar todavía más contenido. Con el paso del tiempo, Barone se vio trabajando en contenido para aquellos que estuvieran en las etapas finales del juego, pero quizás el elemento más importante fue el modo cooperativo. Después de algunos retrasos y una beta abierta, Stardew Valley finalmente ofrecía multijugador online, elevándolo todavía más por sobre la competencia.

El juego fue un éxito rotundo. Después de su lanzamiento, Stardew Valley se convirtió en un fenómeno que muchos señalaban como la resurrección de este tipo de juegos. Barone fue alabado por la crítica por el increíble juego que había desarrollado por su cuenta. La comunidad se enamoró de Stardew Valley. En dos semanas ya había vendido 400 mil copias, y en dos meses había superado el millón. Era tanto el amor del público que hasta quienes lo piratearon se sentían mal por hacerlo, y hubo un grupo de gente que se ofrecía a pagar por el juego a aquellos no tenían los medios para comprarlo.

Por más que no sepas plantar una semilla en la vida real, Stardew Valley te convierte en tremendo granjero.

Con un tremendo éxito en Steam, era inevitable que Stardew Valley aparezca en otras plataformas. Ese mismo año, el juego llegó a Playstation 4 y Xbox One. En 2017, Stardew Valley recibió el infaltable port a Nintendo Switch, pero quizás la más sorpresiva fue la otra versión portátil. En mayo de 2018, Stardew Valley llegó a la triste y olvidada Playstation Vita. La portátil de Sony ya venía de años de ser mantenida por indies, pero la llegada de Stardew Valley igualmente fue una sorpresa. Para completar el dominio de plataformas portátiles, el juego de Barone también llegó a Android y iOS.

Lo que comenzó como un proyecto que demuestre sus habilidades para conseguir un futuro trabajo, y para solucionar los problemas de uno de sus géneros de juegos favoritos, terminó siendo uno de los indies más queridos de los últimos años. Nadie sabe lo que le depara el futuro a Eric Barone, pero es más que evidente que sus habilidades con la computadora quedaron muy claras. Al fin y al cabo, no cualquiera es capaz de crear un juego como Stardew Valley.

En esta nota

Comentarios