Noticias

Series 2017: Las que mejoraron En 2017

Si la temporada actual fue MEJOR que la anterior, las vas a encontrar en esta lista.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

Son pocas las series que nacen perfectas, que desde el primer capítulo demuestran todo lo que podrían llegar a ser. Seinfeld, Breaking Bad, y hasta los eternos Simpsons tardaron temporadas enteras en evolucionar hasta sus respectivos picos, y es por eso que con una premisa interesante, un género que nos llama la atención, y un par de buenas ideas solemos dar un changüí de 4 o 5 capítulos a cualquier serie… y a veces esta inversión se ve recompensada, como las 10 que forman este top 10.

(Los ganadores de cada categoría fueron elegidos por votación de la redacción de Malditos Nerds y obviamente refleja nuestro criterio personal. No son veredictos ni mandamientos escritos en tablas de piedra, solamente la opinión de un equipo de profesionales que se dedican a esto hace años. Si no estás de acuerdo con nuestras listas nos encantaría leer las tuyas en los comentarios.)

Homeland (Showtime)

Seguramente largaste Homeland después de esa patética, impresentable segunda temporada. O por ahí te aburriste en la tercera o la cuarta de Carrie Mathison y su habilidad sobrenatural de enamorarse de la gente equivocada, pero luego de años de irrelevancia esta ya ¡sexta! entrega de la épica de espionaje se aleja de la dirección peliculera que había tomado para encontrar un costado más contemplativo y humanista, que no deja de lado las conspiraciones y traiciones, sino que las hace aún más contundentes. Nunca va a ser lo que fue en 2011, pero el combo de Claire Danes y Mandy Patinkin justifica retomarla, aunque te hayas perdido las anteriores.

Orange is the New Black (Netflix)

Después de una cuarta temporada correcta, pero medio telenovelera y que no iba a ningún lado, Orange is the New Black la rompió con una gran idea: un motín que se desarrolla a lo largo de 13 capítulos, perfecto para maratonear. La comedia se vuelve más negra que nunca, el drama se hace intenso e inmediato, y las consecuencias de lo que pasa se sentiran a lo largo de lo que resta de la serie.

Master of None (Netflix)

Que una serie haya mejorada no significa que antes haya sido mala. La primera de Master of None sigue siendo uno de los grandes debuts de la última década, pero para la segunda Aziz Anzari y Alan Yang decidieron regalarnos una colección de mini-películas que hizo a la serie imposible de categorizar en un género. Desde el homenaje en blanco y negro a “Ladrón de Bicicletas” hasta el genial capítulo de las múltiples citas de Dev, imposible no encontrar algo para disfrutar en este boccato di cardinale.

Vice Principals (HBO)

¿Alguien vio esta comedia de HBO? De perfil bajísimo pero notoriamente superior a bodrios como Ballers. La primera temporada no es nada muy especial, una típica comedia de adultos con resentimientos infantiles y un par de escenas memorables, pero la segunda lleva esa premisa a un duelo de personalidades casi épico entre Danny McBride y Walton Goggins, el de “Los 8 Más Odiados”. 

The Good Place (NBC)

La primera temporada de esta serie se había ganado un puesto en el top 20 de 2016… y eso fue antes de ver el último capítulo de ese año, un giro narrativo perfecto que está al nivel de lo mejor que hayan hecho Lost o Breaking Bad en su historia. Lo que podría haber sido un (irónico, pero perfecto) final para la serie resultó ser un nuevo punto de partida, y la segunda temporada ha profundizado su universo sobrenatural sin olvidarse de los personajes. Kristen Bell y Ted Danson siguen siendo perfectos, pero sin duda el descubrimiento es D’Arcy Carden, que, paradójicamente, hace de su inteligencia artificial Janet el corazón de la serie.

ADEMÁS: La segunda de Preacher no es ninguna obra maestra, pero es sin duda un paso adelante luego de la inexplicable primera temporada que resultó ser casi una precuela del cómic. Legends of Tomorrow se convirtió con su imaginativa, delirante tercera temporada en lo que nadie esperaba: la serie más consistente del universo DC/CW. Better Things evolucionó de la observación inteligente que caracterizaba su debut en un verdadero vuelo artístico, más cerca de Atlanta que de Louie. La temporada final de Girls recuperó un poco de la audacia de sus últimos años, y nos dio una perfecta última escena entre las amigas y un epílogo más que jugado. Finalmente, Twin Peaks quizás no sea una tercera temporada en el sentido más estricto del término, pero no solo es una mejora luego de la errática segunda temporada que culminó en su repentina cancelación, sino que para algunos es aún mejor que la legendaria primera.

En esta nota
  • series 2017

Comentarios