Noticias

STALKER: El último juego inspirado en Chernobyl cumple una década

Nos sacábamos selfies en Chernobyl, mucho antes de la serie de HBO.

Avatar del

Por: Tomás García

STALKER: El último juego inspirado en Chernobyl cumple una década

STALKER: El último juego inspirado en Chernobyl cumple una década

Si vieron en los últimos meses que Chernobyl fue invadido por millenials de poca monta, es porque al parecer, el irradiado escenario se volvió de moda gracias a la serie de televisión de HBO. Pero nosotros, los gamers de verdad —¿existe tal cosa?—, nunca vamos a olvidar una de las primeras veces que pudimos visitar Chernobyl, en el mundo virtual de S.T.A.L.K.E.R. Una serie de culto que nació en 2007, con S.T.A.L.K.E.R.: Shadow of Chernobyl, y tuvo su último lanzamiento un día como hoy, de 2009, conocido como S.T.A.L.K.E.R.: Call of Pripyat.

En épocas donde se estaba consolidando el FPS de consolas, con lanzamientos como Bioshock y el primer Modern Warfare, S.T.A.L.K.E.R. en 2007 fue una bocanada de aire fresco. Este era un shooter que en vez de tomarte de la mano, literalmente te la soltaba en un mundo hostil, que mezclaba la realidad del horror de Chernobyl con ciencia ficción. Un juego que en vez de mostrarte qué tenías que hacer a cada paso, te presentaba las misiones de manera no lineal, dejándote decidir qué hacer entre misión y misión, respirar el intoxicante aire de aquel yermo y contemplar el desastre.

Su mismo creador en 2007 declaró su misión con S.T.A.L.K.E.R: “El accidente de Chernobyl de 1986 es una de las páginas negras de Ucrania. Con el paso del tiempo, las personas se olvidan del accidente y los problemas que le trajó a Ucrania, ahora virtualmente independiente. El motif detrás de S.T.A.L.K..E.R. era  crear un juego que le recuerde a las personas del accidente de Chernobyl, y al mismo tiempo sea una advertencia hacia posibles errores fatales que la humanidad haga en el futuro.” Bastante brutal, pero se entiende a la perfección el mensaje de la serie, y por qué toma el tono que tiene, totalmente contrario al resto de los juegos del mercado. Que al final del día, terminó siendo lo que lo llevó al cadalso.

S.T.A.L.K..E.R mostraba que el infierno estaba en al tierra.

Y para los fans del género, es realmente increíble que hayamos dejado escapar un estilo de juego tan diferente, que ofrece una mirada totalmente diferente, en un género donde suele primar la repetición de mecánicas y estilos. En los últimos meses de 2011, la desarrolladora GSC Game World declaró su quiebra. Ese mismo día fue una montaña de emociones, entre tweets que parecían confirmar cosas totalmente diferentes, pero al final se confirmó lo que todos temían. Entre los costos de desarrollar un FPS solo para PC, y un fallido contrato para llevar sus juegos a consolas, terminaron con el estudio. Y así, sin más, nos quedamos sin  S.T.A.L.K..E.R.

La razón por la que este juego —principalmente el primero— ha perdurado en el tiempo es por su marcado estilo no occidental. Aunque es un shooter moderno, tiene elementos distintivos del pesimismo soviético, muy parecido a otro título de origen similar. Pero mientras que la serie Metro terminó "transando" con el occidentalismo y ganó un éxito moderado, Stalker se inmoló con su estilo hasta el fin, y ganó la eternidad. Se ganó el respeto de sus jugadores a fuerza de su personalidad.

Todavía hay esperanzas.

Pero ahora hay una nueva esperanza. S.T.A.L.K.E.R. 2 es algo que existe, y supuestamente está en camino. A fines de marzo de este año, la web de GSC Game World pareció cobrar vida como por arte de magia, y sus redes sociales empezaron a confirmar el desarrollo de un nuevo juego en la serie, de las manos de casi la misma gente que nos trajo los primeros juegos. Y aunque no  tuvimos muchas novedades desde ese primer anuncio —en la E3 2019 no hubo ni señal de los developers ucranianos— el desarrollo se mantiene firme en su fecha de lanzamiento de 2021. De momento, queda otra más que esperar, y rezar.

En esta nota

Comentarios