Noticias

RETROSPECTIVA: El Paraíso Perdido de Sega Dreamcast

La última consola fabricada por Sega es amada con justicia por los fanáticos de esta marca, pero más allá de los clásicos, hay varios juegos de primera línea que han sido olvidados y merecen una revisión.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

<p>Hay una tendencia exitista dentro de la prensa de videojuegos. Una ecuaci&oacute;n que iguala buenas ventas y buena calidad, formula que pocas veces se condice con la realidad y que limita nuestro punto de vista a juegos y plataformas percibidas como triunfantes en sus respectivas guerras. Lo vimos en los primeros a&ntilde;os del milenio, cuando se consideraba a la PC una plataforma muerta. Lo vemos hoy, cuando algunos medios y periodistas evidencian considerable placer al catalogar las bajas ventas de PlayStation Vita y Nintendo Wii U. Pero lo vivimos con claridad abrumadora en los &uacute;ltimos a&ntilde;os de los noventa, cuando Sega lanz&oacute; su fallida pero emocionante consola hogare&ntilde;a Dreamcast, pocos meses antes de que Sony demoliera a la competencia con la llegada de PlayStation 2, la consola m&aacute;s vendida de la historia.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/Dreamcast%20VMU.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Hoy es casi un clich&eacute; hablar de Dreamcast en t&eacute;rminos superlativos, citando a Skies of Arcadia, Jet Grind Radio, el inclasificable Seaman y el eterno Shenmue entre los mejores juegos de la historia, pero aunque sea c&oacute;modo llenar esa casilla en nuestra educaci&oacute;n gamer y guardar esta sublime consola en un caj&oacute;n con ese pu&ntilde;ado de juegos, Dreamcast amerita una exploraci&oacute;n m&aacute;s profunda. Una perspectiva moderna sobre su cat&aacute;logo inconformista, subversivo, y autopar&oacute;dico.</p> <p>La fama actual de Shenmue est&aacute; bien ganada, no por su repercusi&oacute;n pero s&iacute; por su influencia. En la d&eacute;cada del noventa, el concepto de juegos de mundo abierto hab&iacute;a encontrado en PC a sus pioneros como The Elder Scrolls: Daggerfall o el primer Grand Theft Auto en 2D, pero la arquitectura de Dreamcast se combin&oacute; a la perfecci&oacute;n con la ambici&oacute;n de sus estudios de desarrollo para pulir este g&eacute;nero, sea con la velocidad fren&eacute;tica de Crazy Taxi como con las calles perdidas de Omikron The Nomad Soul, el primer juego de David Cage.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/Chronicles%20of%20Pern%20Dragon%20Riders.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Pero entre estas reconocidas conversiones se pierde uno de los pocos juegos de la ignota sucursal Studios UK de Ubi Soft: Chronicles of Pern - Dragon Riders, adaptaci&oacute;n de las novelas de fantas&iacute;a &eacute;pica de Anne McCaffrey que luego de un mortalmente aburrido y extenso tutorial abre las puertas a la verdadera exploraci&oacute;n libre de un ambiente medieval, lleno de ideas originales e intrincados sistemas. Existe una versi&oacute;n de PC de Pern, pero no tiene la calidad t&eacute;cnica de este prototipo de Dragon Age, que cruje un poco bajo su propio peso pero a&uacute;n hoy se deja jugar.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/Eldorado%20Gate.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Otro fich&iacute;n canonizado por los usuarios de Dreamcast es Skies of Arcadia, un excelente juego de rol plagado de combates al azar que est&aacute; a la altura de cualquier Final Fantasy, y parece extra&ntilde;o que Sega no haya aprovechado la popularidad de ese g&eacute;nero y la invasi&oacute;n del anim&eacute; del \'99 para traducir un t&iacute;tulo notable como el RPG epis&oacute;dico de Capcom ElDorado Gate, cuyos 7 cap&iacute;tulos salieron a la venta en disco cada dos meses y que gozaba de dise&ntilde;os bell&iacute;simos cortes&iacute;a de Yoshitaka Amano y pulida est&eacute;tica 2D.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/segagaga.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Otros juegos de rol que nunca vimos incluyen al experimental Lack of Love, de Kenichi Nishi (de Chibi-Robo!) y el compositor Ryuichi Sakamoto, y una locura llamada Segagaga donde nuestra misi&oacute;n era (ir&oacute;nicamente) administrar una Sega en picada y lograr convertir nuestra nueva consola en la m&aacute;s vendida de todas.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/Napple%20Tale.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>El compromiso de Sega con los g&eacute;neros cl&aacute;sicos de puzles, naves, y plataformas es a&uacute;n mayor que el de la propia Nintendo, y el cat&aacute;logo de Dreamcast incluye varios exponentes reconocidos. Napple Tale no es uno de ellos, seguramente porque nunca sali&oacute; de Jap&oacute;n, pero son tantos sus puntos de inter&eacute;s que merecer&iacute;a una nota individual. Napple Tale sali&oacute; de Chime, un estudio formado &iacute;ntegramente por desarrolladoras mujeres, y pocos mundos se parecen a su estilo que mezcla cuentos de hadas, libros infantiles, elementos de rol y plataformas 3D a la Sonic Adventure. Vale la pena probarlo s&oacute;lo para disfrutar la banda sonora de Yoko Kanno y &ldquo;Shippo no Uta&rdquo;, el inolvidable tema de apertura cantado por Maaya Sakamoto.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/Toy%20Commander.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>La frustraci&oacute;n de los fan&aacute;ticos de Sega con las veleidades de la industria es comprensible &ndash; la empresa no s&oacute;lo hab&iacute;a hecho las cosas bien en t&eacute;rminos de hardware sino que hab&iacute;a elegido a dedo un verdadero ej&eacute;rcito de desarrolladores para producir t&iacute;tulos exclusivos de Dremcast. El estudio No Clich&eacute;, por ejemplo, estaba conformado por varios de los miembros de Adeline, creadores de Alone in the Dark y Relentless (Little Big Adventure), y es responsable del magistral Toy Commander, una perversi&oacute;n de Toy Story, en la que un ni&ntilde;o de 10 a&ntilde;os recibe juguetes militares para Navidad, haciendo que sus juguetes de la infancia, liderados por su osito de peluche se rebelen y entren en combate mortal, en un juego de acci&oacute;n que nos permite alternar varios veh&iacute;culos de alt&iacute;sima velocidad.</p> <p>El estudio ingl&eacute;s Argonaut Games fue de los primeros en amaestrar los gr&aacute;ficos poligonales con juegos como Starflider y Birds of Prey, pero fue en 1993, con Starfox y la tecnolog&iacute;a SuperFX de Super Nintendo con que se ganaron un lugar en el pante&oacute;n gamer. Su mejor juego, sin embargo, saldr&iacute;a 6 a&ntilde;os despu&eacute;s en Dreamcast y como Toy Commander, es una aventura de acci&oacute;n vehicular casi olvidada: Red Dog &ndash; Superior Firepower.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/Draconus.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Hoy Treyarch es famoso como el estudio &ldquo;B&rdquo; de Call of Duty, responsable de World at War y la serie Black Ops, pero los gamers de PC lo conocen como el estudio que en 1998 busc&oacute; innovar la esgrima simulada permitiendo controlar nuestro personaje con teclado y su brazo armado con mouse en Die By The Sword. Draconus: Cult of the Wyrm es una secuela espiritual de este fich&iacute;n de culto donde el control se simplifica pero la din&aacute;mica del combate busca equilibrar de forma m&aacute;s realista el ataque y la defensa, con excelentes resultados.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/Carrier.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <p>Para terminar esta revisi&oacute;n, imposible descartar el g&eacute;nero que alcanz&oacute; su pico con Dreamcast: el survival horror del aclamado Resident Evil: Code Veronica (quiz&aacute;s la destilaci&oacute;n m&aacute;s perfecta del g&eacute;nero) pero tambi&eacute;n de varios t&iacute;tulos que llevaban este g&eacute;nero en direcciones m&aacute;s novedosas y que no trascendieron m&aacute;s all&aacute; de la consola de Sega: el juego de lanzamiento Blue Stinger, por ejemplo, que en su versi&oacute;n norteamericana predijo la c&aacute;mara &ldquo;detr&aacute;s del hombro&rdquo; de Resident Evil 4, los ambientes 3D reales del estremecedor Carrier, el mundo abierto de D2, o la carencia de linealidad de Illbleed, que obligaba al jugador a tomarse su tiempo para evitar las mil trampas de sus extensos niveles. &iquest;Estar&iacute;a en decadencia hoy el survival horror si las lecciones de estos tres juegos hubieran resultado en una evoluci&oacute;n de este subg&eacute;nero?</p> <p>No es casual la elecci&oacute;n de estos t&iacute;tulos para resaltar el legado de Dreamcast. Cada uno de los impulsos definidos por este cat&aacute;logo perdido (los mundos abiertos, la perversi&oacute;n de los g&eacute;neros, las nuevas formas de distribuci&oacute;n y el segundo plano que ocupa la narrativa con respecto a los tiempos y los ritmos propios de la interacci&oacute;n) son los que empujan a los t&iacute;tulos m&aacute;s interesantes del presente. El gamer gourmet debe mantener un ojo fijo en las tendencias del mercado y el otro en la direcci&oacute;n opuesta: la contracorriente. Vale la pena quedarse bizco con tal de no perderse las verdaderas nuevas tendencias.</p> <p>Esta secci&oacute;n busca rescatar hitos olvidados del gaming, pero es imposible investigar sobre el pasado de nuestro hobby sin revivir las reacciones de la prensa del momento. Como Vita, como Wii U, como la ahora period&iacute;sticamente indultada 3DS, Dreamcast tuvo una recepci&oacute;n tibia y dubitativa de la prensa. Los avances que se le reconocen hoy a la consola, en su momento se ve&iacute;an como excentricidades o manotazos de ahogado, y sin especular con el futuro, &iquest;no es posible que pase lo mismo con los &ldquo;fracasos&rdquo; de hoy? Dicen que la historia la escriben los que ganan, pero los verdaderos gamers retro saben que la &uacute;nica manera de ganar, es jugando.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/RECUADRO%205%20Tapados.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <h1>5 TAPADOS+</h1> <p>1. MAKEN X: El equipo de Atlus de Shin Megami Tensei experiment&oacute; a lo grande con este hack-and-slash en tercera persona donde no interpretamos un personaje, sino... &iquest;una espada?<br />2. INDUSTRIAL SPY: OPERATION ESPIONAGE &ndash; Destrozado por la cr&iacute;tica occidental, este juego de estrategia con elementos de rol es tan adictivo como dif&iacute;cil.<br />3. COSMIC SMASH: El juego perfecto para una secuela noventera de Tron, con un poquito de Squash, un poquito de Arkanoid, y mucha de la psicodelia del posterior Rez.<br />4. SPAWN: IN THE DEMON\'S HAND &ndash; Este Beat\'em up en 3D de Capcom, tan fren&eacute;tico como cualquier juego de pi&ntilde;as de la vieja escuela, es un placer de a uno, pero una gloria de a cuatro.<br />5. ARMADA: Otro incomprendido. Un juego de naves visto de arriba que ocultaba un complej&iacute;simo juego de rol y acci&oacute;n &ndash; otro mundo abierto limitado por un p&eacute;simo gui&oacute;n.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_1664/normal/RECUADRO%20Navecitas%20al%20Poder.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /></p> <h1>NAVECITAS AL PODER</h1> <p>A&uacute;n antes del legendario Ikaruga (quiz&aacute;s el &uacute;ltimo t&iacute;tulo importante de la consola) los juegos de navecitas encontraron su hogar definitivo en Dreamcast con bellezas como Mars Matrix y Zero Gunner 2. En Jap&oacute;n, Europa y Estados Unidos, el mercado de Dreamcast sigue vivo gracias a este g&eacute;nero, y t&iacute;tulos como Border Down, Chaos Field y Karous. Es m&aacute;s, este a&ntilde;o sali&oacute; el hasta ahora &uacute;ltimo t&iacute;tulo oficial de Dreamcast, el genial juego de naves Sturmwind.</p> <p><em><strong>(este art&iacute;culo fue publicado originalmente en el n&uacute;mero 105 de Revista Loaded)</strong></em></p>