Noticias

Quake Champions cumple 2 años ¿está muerto o tiene futuro?

La toma moderna de Quake parece estar en el limbo, pero no todo es lo que parece.

Avatar del

Por: Tomás García

Quake Champions cumple 2 años ¿está muerto o tiene futuro?

Quake Champions cumple 2 años ¿está muerto o tiene futuro?

Un día como hoy, hace 2 años Quake Champions salió a la jungla. Sí, hace dos años, hoy. Sí, es mucho tiempo. Pasó en un abrir y cerrar de ojos. ¿Pero por qué produce ese efecto? ¿Acaso murió tan rápido cómo salió? ¿Se actualiza? A cualquiera que le preguntes de la comunidad te va a decir que Quake Champions está lejos de morir, que todavía está activo y tiene un futuro gigante. Pero en lo que todos podemos estar de acuerdo, es que si id Software no se pone las pilas con algunos temas claves, 

Todo comenzó con Quake Live. Cuando John Carmack se subió al escenario y anunció que Quake estaba de regreso. ¡Y lo íbamos a poder jugar directamente desde el navegador! Eso fue suficiente para volver a encender el fuego. Después, aprovecharon la fiebre para anunciar Quake Champions, una versión revitalizada y gratuita del clásico que todos conocemos. Pero había más de fondo, este no iba a ser el juego de siempre, sino que tenían ideas bastante alocadas para su futuro, con Campeones de pago específicos para cada estilo de juego, y la promesa de un soporte constante.

Lo que pasó fue que el juego se pobló de jugadores nuevos y viejos, pero pronto se encontraron desencantados. No porque la idea no fuera buena, el hecho de sumar habilidades tipo Overwatch o LoL a la clásica estructura y velocidad de Quake resultó una buena idea. Pero lo que no parecía estar en su lugar eran las actualizaciones. El equipo suele agregar nuevos Campeones cada tanto tiempo, pero toma mucho más tiempo en balancearlos, para que cada adición se sienta que le suma al juego, y no que no se puede usar cierto personaje porque sus habilidades parecen trampa.

Lo que es muchísimo más curioso, hace dos años que está disponible y todavía no tiene modo Capture the Flag. Así es, el modo esencial de Quake todavía no se asomó a esta nueva versión, y si tenemos en cuenta lo dicho antes sobre el tiempo que les toma balancear un simple personaje, entonces tiene sentido pensar por qué no lo han agregado aún, y que su adición todavía está un poco lejos en el tiempo.

La premisa era prometedora, pero poco se cristalizó en estos dos años.

Otros problemas son más indefendibles, como el matchmaking. Este suele ser un problema serio en los juegos online hoy por hoy, y por lo general se lo suele resolver tirándole plata al servidor. id no parece haberle encontrado la vuelta, ya que suele ser normal espera hasta treinta minutos para encontrar un partido, y el modo que más lo sufre es el 2v2 Deathmatch. Esperar media hora para conseguir tres jugadores más, simplemente no es negocio.

El último problema con el juego son las lootboxes, que hoy por hoy parece la única razón para hacer un juego de este tipo. Pero curiosamente estos lootboxes son solo estéticos —por lo menos por ahora— y no cambian mucho el juego, lo cual es bueno. El problema con este aspecto del juego es que está bastante mal diseñado y es normal recibir duplicados, en vez de las cosas que estás esperando conseguir. Y como pasa siempre con los lootboxes, no es una buena motivación invertir dinero para recibir algo que ya tenés múltiples veces.

¿Y por qué sucedió esto? ¿Acaso id Software o Bethesda no le tienen confianza al proyecto? Puede ser, pero si le preguntan oficialmente a ellos, van a decir que el juego todavía está en desarrollo. Que es una suerte de Early Access. Y la verdad que no hay otra manera de verlo, porque si después de dos años desde el lanzamiento no tenés modos fundamentales como Capture the Flag, estás haciendo algo muy mal o debes tener una excusa muy buena. Por ahora los fans deciden pensar que el juego todavía no tuvo un lanzamiento oficial, pero si los quieren mantener convencidos de que Quake Champions tiene futuro, van a tener que empezar a darle un presente a esos jugadores.

En esta nota

Comentarios