Noticias

Puesta teatral memorable de 1984 en Londres

No, no nos volvimos un sitio de teatro, pero cuando uno de los libros favoritos de los Malditos Nerds está en boca de todos, tenemos que ver por qué es. Enterate cómo se adaptó la novela de George Orwell, y rogá que llegue a Argentina.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Quien diria que en epocas de Snowden, de reality shows que exponen hasta las mas minimas miserias de sus participantes o de series como “Person of Interest”, una obra teatral basada en el clasico de clasicos orwelliano, generaria tanto revuelo (en el mejor de los sentidos) entre el publico londinense del Siglo XXI. ¿O es justamente a ESO a lo que se le puede atribuir el secreto de su exito?

Tal vez es cierto que la realidad supera a la ficcion, pero entonces tambien es factible que “la vida imite al arte”.

Acaso les cabe alguna duda de que, de alguna u otra forma, nuestras actividades cotidianas y conductas privadas son vigiladas por las autoridades (ustedes elijan cuales). ¿O nosotros somos los unicos paranoicos?

En 1949 George Orwell publico “1984” (Nineteen Eighty-Four), la novela politica de ciencia ficcion que muestra los avatares de una distopica Londres (por aquel entonces) futurista.

Todo un referente del genero, y uno de los libros mas influyentes del siglo XX, este “analisis” de los regimenes totalitarios (mas que nada del estalinista), introdujo la concepcion del siempre omnipresente “Gran Hermano”, esa figura de autoridad que todo lo ve, lo oye y lo sabe.

Tal es su peso cultural, que hoy denominamos “orwellianas” a esas sociedades u organizaciones (¿ficticias?) con actitudes vigilantes y represoras como las descriptas en la novela.

Basicamente, relata la historia de un hombre que decide rebelarse contra un sistema donde la intimidad y el libre pensamiento estan prohibidos, y el rompimiento de las reglas es cruelmente castigado.

En esto se baso el jovencisimo guionista y escritor teatral Robert Icke -con la ayuda de Duncan Macmillan- para crear una de las producciones mas inventivas y audaces que se hayan visto en los ultimos tiempos.

Durante un solo acto, de unos 100 minutos de duracion, la genial puesta en escena convierte todo en una experiencia muy vivida e incomoda. Efectos de luces y sonido que marcan los tiempos, escenarios austeros que no hacen mas que enfatizar el horror y una gran pantalla que permite observar a los protagonistas en su intimidad, incluso, cuando no estan en escena, transforman al espectador en un complice casual de los acontecimientos.

Todavia estan a tiempo de darse una vueltita por la tierra de la Reina Madre y disfrutar de esta maravilla que se presenta en el Teatro Almeida, hasta el proximo 29 de marzo.

Bueh, no digan que no les avisamos.

Comentarios