Noticias

Primeras imágenes en acción de Star Wars Jedi: Fallen Order

El próximo juego de Star Wars abrió el evento de Electronic Arts en la E3 y analizamos el primer video de jugabilidad.

Avatar del

Por: Redaccion

Star Wars: Jedi Fallen Order llega el 15 de noviembre(EA)

Star Wars: Jedi Fallen Order llega el 15 de noviembre | EA

La E3 de este año comenzó a lo grande, con quince minutos de jugabilidad real en vivo de Star Wars: Jedi Fallen Order, el juego de Respawn Entertainment (Titanfall). 

Greg Miller, el excitado presentador del segmento, recibió en el escenario de EA Play a Vince Zampella, CEO de Respawn, y Stig Asmussen, el director del juego, para charlar antes de dar comienzo a la demostración. Después de agradecer a Dios y el Diablo por la posibilidad de poder desarrollar un juego de Star Wars con una historia canónica, los ejecutivos explicaron lo que veríamos a continuación.

Star Wars: Jedi Fallen Order, como sabíamos, es una aventura de acción para un jugador (sin microtransacciones) que se desarrolla después de la Orden 66, el genocidio Jedi de Star Wars: Episodio III. En la demostración Cal Kestis (Cameron Monaghan) se encuentra en el planeta de la raza wookie, Kashyyyk, infiltrándose en una refinería del Imperio, que ha esclavizado a todos los habitantes y está explotando los recursos naturales. Los eventos se desarrollan aproximadamente después de tres horas de comenzada la aventura, cuando Cal, todavía un padawan, ha desarrollado ciertas habilidades.

El logo de Xbox al comienzo del video confirma que Electronic Arts y Microsoft continúan con la fructífera relación que las une desde hace unos años y que el juego probablemente estaba corriendo en una Xbox One o una PC.

Lo primero que llama la atención es la interface minimalista del juego. La pantalla está completamente limpia, excepto por una sencilla barra en la esquina inferior izquierda que representa la energía del personaje principal junto a un indicador de las inyecciones de salud disponibles.

Con movimientos y animaciones que recuerdan de inmediato a la saga Uncharted y los recientes juegos de la serie Tomb Raider, vemos a Cal en un segmento de plataformas utilizando una liana para atravesar una grieta, haciendo uso de sus habilidades Jedi para realizar un doble salto, escalando, y corriendo por paredes (en secciones que parecen predefinidas). 

A continuación se presenta la primera cara conocida: Saw Gerrera, el personaje de Star Wars: Rogue One interpretado por Forest Whitaker. Es Gerrera quien lidera esta misión de sabotaje y rescate y quien le entrega a Cal un mapa holográfico en tres dimensiones que carga en BD-1 (“Buddy Droid 1”). En este sección por lo menos el mapa parecer ser una mera formalidad, porque el recorrido del del nivel que se vio durante la demostración es bastante lineal.

Luego de un poco más de plataformas fue el turno del debut de sistema de combate, donde Cal sacó a relucir sus habilidades Jedi. El control estuvo en manos de un empleado del estudio que ha jugado estos quince minutos una docena de veces para no pasarla mal durante el evento, pero aún así el combate se siente un tanto básico y sencillo. Como es lógico los stormtroopers rasos poco pueden hacer contra un Jedi que puede devolver los disparos y utiliza los poderes de la Fuerza. 

Los nuevos Purge Troopers | Imagen: EA

Cal se saca de encima a los cuatro enemigos con suma facilidad —es interesante que, fiel a la mitología, un solo ataque del sable de luz sea suficiente para eliminarlos— y se infiltra en la refinería después de hackear la puerta de entrada con la ayuda de BD-1. Allí nos encontramos con el primer Purge Trooper, los enemigos creados exclusivamente para el juego, que utilizan una lanza que no es afectada por el sable de luz y de (alguna manera que los fanáticos de Star Wars sabrán explicarme) soporta más de un ataque.

El Purge Trooper es el primer problema para Cal y la escena de combate nos deja ver con claridad que el enemigo tiene una “barra de bloqueo” que se agota después de algunos ataques y lo deja vulnerable al daño. Las animaciones se ve bien (aunque un tanto livianas) y fluyen y conectan con naturalidad, aunque por momentos las ejecuciones se sienten un tanto aceleradas, quizá para limitar la glorificación de la violencia.

Un corto recorrido por un pasadizo que no solo conecta dos secciones sino que ayuda a esconder los tiempos de carga deja a Cal en una nueva zona abierta donde elimina a un par de soldados más y se encuentra con los nuevos Flame Troopers, que están en modo flama y cargan un lanzallamas consigo. El siguiente es un enfrentamiento con parte de la fauna local: unas arañas gigantes con una resistente coraza que de todas maneras no representan muchos problemas para el joven padawan.

Después de recoger un audio (sí, volvieron los audios desparramados por el nivel), Cal ejecuta a otra araña gigante con una bella animación esta vez no tan acelerada porque eliminar un bicho es menos grave y más placentero que acabar con la vida de un clon, sin importar qué tan malvado sea. En la siguiente secuencia comprobamos de la flexibilidad del sistema de combate y la forma de combinar las habilidades de Cal, cuando el joven detiene un disparo con force slow, atrae a un soldado con force pull y lo elimina por el mismo impacto del disparo. De acuerdo a las palabras de Stig Asmussen hay diferentes aproximaciones a las batallas, y mientras más espectacular se el resultado más puntos de experiencia obtendrá el jugador.

Tras otra corta escena de combate Cal se propone liberar uno de los wookies encarcelados, pero es atacado por un androide del mismo modelo que K-2SO, el personaje de Star Wars: Rogue One que era un androide de seguridad imperial reprogramado.

Estos primeros quince minutos de Star Wars: Jedi Fallen Order confirman que el juego es una compilación de elementos que ya hemos visto en el pasado en otros juegos de acción y aventura. El ritmo de Uncharted y Tomb Raider (con escenas de plataformas sucedidas por arenas de combate con una ligera sensación de libertad), las habilidades de un Prince of Persia y los poderes y mitología de Star Wars.

No fue espectacular (y gráficamente en mi opinión fue un poco decepcionante), pero a esta altura un juego correcto de Star Wars es un gran logro que no se puede desmerecer.

Star Wars: Jedi Fallen Order llegará el 15 de noviembre a PC, PlayStation 4 y Xbox One.
 

En esta nota
  • e3 2019
  • electronic arts
  • jedi fallen order