Noticias

Pokémon Channel fue el juego más bizarro de la franquicia

Hoy recordamos unas de las ideas más extrañas que salieron de The Pokémon Company. El juego para GameCube que te tenía mirando la tele con Pikachu como compañero. Un juego raro, muy raro, pero... ¿malo?

Avatar del

Por: Tomás García

Nintendo y su pokemon channel(Nintendo)

Nintendo y su pokemon channel | Nintendo

Con esta polémica que se armó alrededor de Pokémon Sword and Shield, y la decisión de GameFreak de no permitir importación de criaturas al nuevo juego, nos hizo recordar a otras ocasiones en las que The Pokémon Company nos dejó con la boca a abierta. A veces por buenas razones, y a veces por malas, pero con esta última, no nos podemos decidir. Un día como hoy, de 2003, salió en Japón el juego que hasta hoy es, por lejos, el más extraño basado en Pokémon. El ya mítico Pokémon Channel.

Hace 22 años que sabemos qué son los Pokémon. Antes, bien podía ser una golosina de dudoso orígen que comprabas en el Barrio Chino, pero hoy no hay lugar para la duda. Lo único que podemos preguntarnos es: ¿A dónde irán ahora? Porque en 2003, cuando todos ansiabamos que Nintendo nos diera un juego principal a todo trapo en la GameCube. Lo que recibimos fue algo diferente. Demasiado diferente. Un género que hasta ese momento no había tocado, y ni siquiera estábamos seguros si era un género que existía. ¿Puzzles, minijuegos, simulador? Un poco de todo, vamos a intentar describirlo.

Desarrollado por Ambrella, que hasta entonces solo había hecho el juego con reconocimiento de voz para Nintendo 64, Hey You, Pikachu!, Channel nos encomienda ayudar al Profesor Oak a construir un canal de televisión para que los Entrenadores Pokémon y sus criaturas puedan disfrutar juntos. Hasta ahí bien, vamos bien. Pero cuando empieza el juego, es difícil entender cuál es el objetivo, si es que hay uno, porque de querer, solo podemos quedarnos ranchando con Pikachu, mirando la tele. Y tiene contenido semanal para ver: joyitas del estilo Psyduck conduciendo un noticiero y Meowth reportando desde la escena. O la tienda de Squirtle, que nos vende cosas para decorador la habitación. Tan solo algunas de las bizarras escenas que nos presentaba Pokémon Channel.

¡Vamos Pikachu... a mirar la tele!

El título incorporaba mecánicas de juegos de aventura, simulación y mascota digital. Además, era apenitas mundo abierto. Había cuatro zonas para explorar, y cada una tenía pokémons específicos, dependiendo el momento del día y el clima. Así podíamos juntar cartas coleccionables, si respondiamos bien las preguntas que las criaturas nos hacían sobre ellas mismas. En total incluyeron 101 pokémons (un número gigante para este tipo de juegos) y un montón de coleccionables más.

Posiblemente la parte más extraña de toda esta experiencia, era la implementación del Nintendo e-card Reader. El juego entero había sido desarrollado con la idea de promover este dispositivo, por eso incluía tres tarjetas para utilizar con el periférico, pero no el aparatito en cuestión. Lejos de poder agregar nuevos pokémons al juego, lo único que hacían era desbloquear nuevas templates para colorear con el sistema de arte del juego.

Aunque Pokémon Channel estaba muy lejos de ser lo que los fans de Pokémon querían en ese momento, fue sin dudas un título audaz y divertido, diseñado especialmente para los fans de Pokémon, ya sean los juegos o el anime. El juego, más allá de sus faltas, fue realizado con amor a la franquicia, y eso se hace aparente en esta simpática, aunque extraña, experiencia.

Comentarios