Noticias

Pequeña guia para el rolero principiante (Pt III)

Vamos a continuar con este loco recorrido por el mundo de los juegos de rol. Hoy, para quienes se siguen preguntando ciertas cosas, algunos consejos sobre cómo armar un buen personaje.
Avatar de Ani Albano

Por: Ani Albano

Para todos aquellos que estan siguiendo esta pequeña guia para introducirse al mundo de los juegos de rol, hoy les traigo la tercera parte. Ya hablamos de los objetos que necesitamos para jugar, de como componer una party, y levemente de como lograr ser master. Hoy les traigo un brevisimo resumen de como armar un buen personaje, o, si prefieren ponerlo de una forma mas epica: como traer a la vida a nuestros heroes imaginarios.

Como bien saben, necesitamos la hoja de personaje que corresponda al juego que elegimos. En cada juego, las opciones que se nos presentan son muy amplias y varian ya sea en algunos puntos como en la totalidad de su contenido, por lo que voy a tomar los conceptos basicos de todos los juegos para, mas adelante, interiorizarme en cada uno.

No le tengan terror a la hoja llena de circulos y palabras que no entienden, para guiarlos en el armado, como siempre, estara el Master al lado suyo y tendran el libro base del juego que sera otra gran salvacion.

Primero que nada, piensen una historia; denle vida a ese ser que anda revoloteando por su cabeza, denle un nombre,  una familia (o quitensela, si quieren hacer las cosas interesantes y un poco complicadas), amigos, un trabajo o estudio, quizas ambas, una motivacion, una razon de ser. Todos esos puntos, esos cabos sueltos, van a ir dandole forma a una persona que es la que, a partir del momento en que entremos en el juego, va a ser quien decida y actue por nosotros. Claro que es muy importante ponerse en personaje, a lo que me refiero es, siempre que se hable dentro del juego, deberemos hablar en nombre y en actitud como aquel a quien creamos.

Algunas consideraciones a tener en cuenta es que, dependiendo de la historia, se formara en nuestra hoja de personaje un patron. Por ejemplo: si nuestro personaje es un niño prodigio que termino la universidad a los 10 años, no cuadra con que en la hoja aparezca un punto de inteligencia. Si hicimos un vagabundo borracho que gasta sus pocas monedas en vino barato, no tiene sentido alguno que tengamos recursos 5, a menos que… encontremos la vuelta de tuerca. El niño prodigio puede tener una habilidad especial que sirva para engañar a todos y hacerles creer que 2 + 2 es 10. El vagabundo puede ser simplemente un millonario excentrico que utiliza su dinero con fines mucho mas complejos de los que podemos entender. En este mundo, el mundo en el que le damos vida y rienda suelta a nuestras creaciones, todo lo que este en nuestra mente es posible, solo hay que ser lo suficientemente astuto y rebuscado para encontrar ese punto de quiebre en el que nuestro galan de telenovela se convierte en un monstruo sediento de sangre. Como dije, todo es posible, por muy loco y retorcido que parezca.

De todas formas, a pesar de la libertad que tenemos en la creacion de nuestro intermediario entre el mundo real y el de la fantasia, tambien es bueno siempre saber a que apuntamos y con que cosas podemos condimentar el actuar de nuestra party en su totalidad.

Siempre que congeniamos en el juego, tendremos una buena aventura, pero si no congeniamos, puede ser mucho mas interesante de lo que creemos.

La imaginacion es nuestra herramienta clave, esta ahi, al alcance de nuestras manos. Empuñemos el lapiz, aceitemos los motores de nuestra mente, liberemos a nuestro heroe, ¡manos a la obra!.

 

Continuara.

Comentarios