Noticias

PIONERAS (2 de 5): Anne Westfall

Seguimos investigando el trabajo de cinco diseñadoras y programadoras notables del mundo de los videojuegos con un breve perfil de la primera diseñadora indie, responsable del brillante Archon y una ambiciosa aventura gráfica.
Avatar de Ignacio Esains

Por: Ignacio Esains

En el numero 113 de Loaded publicamos esta retrospectiva sobre las diseñadoras y programadoras que revolucionaron el mundo de los videojuegos. Podes leer una introduccion y perfiles de Carol Shaw (River Raid), Anne Westfall (Archon), Rieko Kodama (Phantasy Star), Brenda Laurel (Purple Moon) y Corrinne Yu (Halo 4).

En 1982 el director de estrategia y marketing de Apple, Trip Hawkins, abandono la empresa de Steve Jobs para fundar una desarrolladora de videojuegos que siguiera los mismos preceptos humanistas de diseño de la compañia de la manzanita. Su nombre era Electronic Arts, y la filosofia de sus primeros años queda perfectamente clara en un aviso del ‘83 que se pregunta “¿puede una computadora hacerte llorar?” y pasa a presentar a la empresa y a sus diseñadores estrella en una foto que parece la contratapa de un disco de pop ochentero y no una reunion de nerds listos para programar su proximo videojuego. Entre los presentes (que incluyen a luminarias como Bill Budge y Dani Bunten) destaca la unica mujer: Anne Westfall. Anne, en ese momento, estaba terminando de trabajar en Archon, una ambiciosa variante del ajedrez diseñada por Paul Reiche (Star Control) y su marido Jon Freeman, con el que venian desarrollando juegos independientes como Starfleet Orion desde 1978.

La dinamica de Freeman y Westfall (y su estudio FreeFall) se diferencia de otras colaboraciones marido-mujer como las de Ken y Roberta Williams (empresario y creativa) o Brenda y John Romero (diseñadora y programador). En el caso de FreeFall, el creativo era Jon, y la programadora era Anne, que se especializo en el diabolicamente complejo Assembler 6502 de la linea 800 de computadoras de Atari para desarrollar “Tax Dodge” un juego comico de estrategia en el que el jugador debia evadir impuestos. Este original proyecto llamo la atencion de Hawkins, que convoco a la pareja a una reunion donde les pregunto cuales eran sus proyectos soñados. Jon y Anne, adictos a los juegos de tablero, propusieron la modernizacion del ajedrez Archon y un proyecto todavia mas ambicioso, la variante de “Clue” Murder on the Zinderneuf.

Este juego de aventura y misterio casi olvidado en el presente fue uno de los mas originales ejemplos de narrativa procedural de los ‘80, permitiendo al jugador elegir entre 8 detectives distintos y armando casos completos a traves de los brillantes algoritmos de Anne Westfall que contemplaban personalidades, actos y motivos de los sospechosos, haciendo de Murder on the Zinderneuf un juego infinitamente rejugable. El estres de los tiempos de desarrollo de EA hizo que Freeman y Westfall dejaran de lado proyectos propios y se dedicaran a colaborar en diseño y programacion, resucitando a Archon en 1994 y dedicandose a su primer amor: juegos de mesa y de cartas diseñados especificamente para juego en linea. Aunque hoy la pareja esta retirada, Westfall fue esencial en la reconstitucion de la Game Developers Conference luego de la controversial salida de Chris Crawford a principios de los años ‘90.

(Segui leyendo el perfil de RIEKO KODAMA)

(Este articulo fue publicado originalmente en el numero 113 de Revista Loaded)