Noticias

Otro juego Japonés censurado

La cultura del país del Sol Naciente todavía sigue siendo difícil de digerir para varias entidades protectoras de la moral y el buen gusto. Ahora, un nuevo juego sufre las consecuencias. ¿Cuál? Enterate en esta nota.
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Hace poco informamos en esta web de un par de juegos que habian sufrido censuras entre sus versiones Japonesas originales y las occidentales; titulos tales como Bravely Default y las aventuras de Chibi-Robo. Hoy sumamos un juego mas a la lista y esta vez es para PS Vita. Su nombre, Monster Monpiece. Su crimen, mostrar mucha carne bajo condiciones ligeramente comprometedoras.

El juego basa su mecanica en cartas coleccionables, y muchas de ellas son “monstruos”; o, mejor dicho, jovenes damitas con atuendos poco practicos para pasar desapercibidas. El chiste del juego es que, para potenciar estas cartas, hay que hacer que las chicas vayan perdiendo prendas, y para eso el jugador debe frotar vigorosamente ambos lados de la PS Vita de manera que solo puedo explicar con una pregunta: ¿se acuerdan como se hacia para cargar la katana de luz de Travis Touchdown en No More Heroes? Bueno, ya se imaginaran.

En resultado de esto, 40 de las aproximadamente 350 cartas que posee el juego se veran afectada de manera estetica, conservando el dibujo del nivel anterior al llegar a su nivel maximo en lugar de mostrara las versiones mas extremas de estas jovencitas. Sin embargo, no habra ningun tipo de cambio a nivel gameplay o en los efectos y poderes de estos naipes virtuales. Idea factory, responsable del juego, declara que este cambio de debe a una diferencia cultural. “La sociedad occidental no es tan tolerante como Japon en lo que refiere a imagenes sexuales. Especialmente imagenes de humanoides que aparentan tener menor edad de la socialmente aceptable.”

Monster Monpiece tiene fecha de lanzamiento en occidente en algun momento de nuestro invierno (la primavera Norteamericana). Seguramente Fichinescu nos dara su opinion de primera mano y a su debido momento.

Comentarios