Noticias

Otro diseñador de videojuegos acusado de abuso sexual y psicológico

El diseñador de Kingdom of Loathing y West of Loathing es acusado por su ex-esposa

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

West of Loathing, juego desarrollado por un abusador.

West of Loathing, juego desarrollado por un abusador.

Por un lado, es lamentable que cada dos por tres tengamos una noticia que nos cuente que una o varias personas dentro de este ambiente de los videojuegos fueron víctimas de abuso por parte de alguien cuyas acciones pasaron desapercibidas para el resto o fueron intencionalmente ignoradas debido a la talla de dicha persona. Por el otro lado, es importante conocer estos casos para que los perpetradores finalmente estén cara a cara con las consecuencias de sus asquerosos actos. Esta vez, la historia involucra a un desarrollador independiente que abusó de su ex-esposa durante años.

Una asistente de profesora de videojuegos y medios jugables en la Universidad de California en Santa Cruz, Aliah Darke, confesó que sufrió años de abuso físico y psicológico a manos de su ex-marido ZackJickJohnson, diseñador de Kingdom of Loathing y West of Loathing, en su relación que empezó hacía más de una década. Las acusaciones fueron realizadas mediante un escrito en Google Docs que inicialmente estaba disponible de manera pública pero que ahora Darke decidió volver de acceso privado.

Entre las varias confesiones de abuso de índole físico, Darke también menciona instancias en las que Johnson hizo abuso de su posición de poder en el desarrollo de Kingdom of Loathing. En su cuenta de Twitter, que ahora eliminó, Darke contó que incluso a día de hoy ella sigue sin ser acreditada por sus múltiples contribuciones al desarrollo del juego, declarando incluso que una zona entera fue eliminada del juego durante el período de desarrollo solamente para que Johnson no tenga que acreditarla por su trabajo.

Johnson, para sorpresa de nadie, negó varias de las confesiones de Darke. En una declaración que dio al portal GameIndustry.biz, Johnson dijo que todas las acusaciones de abuso físico son falsas, además de defender a su compañero de trabajo Kevin Simmons, ya que Darke acusó a ambos de ignorar y dejar suceder una violación de parte de un miembro de la comunidad de West of Loathing. Simmons se disculpó en Twitter, comentando que en aquel entonces no se dio cuenta de las situaciones por haber vivido una “vida encerrada”.

Por suerte, la gente está del lado de Darke. Si bien nunca faltan aquellos que inexplicablemente piensan que estas situaciones son inventos de las mujeres para hacer quedar mal a los hombres, varios desarrolladores e incluso miembros de la comunidad de los juegos desarrollados por Johnson defendieron a Darke luego de sus confesiones. Lamentablemente esto no quita que Johnson probablemente continuará trabajando en la industria como si nada hubiese pasado, pero igualmente es importante que estos casos salgan a la luz. Hay gente que solo así se dará cuenta que tenemos que mejorar como industria y construir un ambiente donde las mujeres se sientan a salvo.

En esta nota
  • industria

Comentarios