Noticias

Mundos extraños: El estigma del Gamer

Que los juegos nos hacen violentos, nos atontan, nos achican el cerebro, no nos permiten socializar, pero, por sobre todo, nos vuelven máquinas de matar ¿qué de cierto hay de esto? Yo diría que muy poco.
Avatar de Ani Albano

Por: Ani Albano

Sabemos bien que el mundo en el que vivimos es un mundo violento. Cada dia lo vemos con nuestros propios ojos: guerras, asesinatos, robos, fatales accidentes ocasionados por negligencia. Hay estudios exhaustivos que demuestra por que una sociedad es violenta desde sus raices, partiendo desde una base educativa, de locacion, de salud y de cultura, entre otras cosas.

A pesar de que se demuestre que hay miles de factores que pueden hacer que un chico actue con violencia, el foco de la culpa esta mas atado que nunca a la siguiente premisa: “la culpa es de los videojuegos”.

Esto no es nuevo, pero se fue masificando a medida que pasaron los años y se hizo mas comun jugar, mas la avalancha de juegos que salen por año. Todo comenzo en 1976 con el juego Death Race, que incitaba a atropellar peatones con el auto para ganar puntos, cosa que genero una enorme revuelta y un cuestionamiento muy fuerte de que es correcto llevar a las manos de los niños y que no.

¿Cuanto de cierto hay en que un videojuego puede hacernos violentos? Es lo que nos preguntamos todos, y si bien suena como algo que molesta, tambien se dice sobre la television. Sin embargo bien dijo David Cage cuando explico que la diferencia entre una pelicula y un videojuego es la interactividad. Es cierto que al ser nosotros quienes apretamos el gatillo y no un tercero en una pantalla cuyas acciones estan totalmente desvinculadas de nuestros deseos, cambia demasiado la perspectiva de las cosas. Aca es donde se encuentra el punto de diferencia entre lo que se ve y lo que se juega : Nosotros tenemos el control.

De todas formas, esto no afirma en lo absoluto que porque juguemos un videojuego vamos a volvernos violentos. Los medios se encargan de ponernos los estigmas en vez de ir a los hechos reales. Cuando ocurrio el incidente de la secundaria Sandy Hook en el 2012 donde un chico de 20 años mato a varias personas incluyendo a su madre, lo primero que se hizo, por ser la via mas veloz, es decir que el muchacho en cuestion era violento por culpa de los juegos que jugaba. Nada tenia que ver que su madre tuviera replicas de armas militares en su casa y que le haya enseñado a tirar desde chico.

Lo peor de todo esto es que hay estudios en que respaldarse y nadie los utiliza porque no hace prensa. Segun varios psicologos y psiquiatras, es cierto que (aunque los analisis no sean concluyentes) hay una parte de cada juego que puede incitarnos a la violencia, pero esto no significa que vamos a salir a matar gente. Para que se hecho ocurra, tiene que existir otro tipo de trastorno en la persona que sea la mecha que lo haga reventar.

Cuando salio el GTA V, escuche madres quejandose de que el juego habia hecho que sus hijos menores se volvieran agresivos. ¿Es culpa del juego? No, en este caso es culpa de la irresponsabilidad paterna de facilitar un juego a un menor que esta rankeado para mayores de 18 años.

Es mucho mas sencillo resaltar lo negativo de algo que lo positivo. Lo negativo da prensa, se vuelve mediatico, lo positivo no. No se habla mucho de los beneficios de jugar, como ser: incentivar el trabajo en equipo, mejorar los reflejos, acelerar nuestra capacidad de resolver problemas etc., ni tampoco se habla de las historias contadas en los juegos, ni de como ayuda a nuestra imaginacion. Supongo que es un estigma que tiene un poco de soporte, pero tambien depende un poco de nosotros demostrar que no nos vamos a volver psicopatas por jugar un Battlefield.

Comentarios