Noticias

Mientras Tanto... De vida o muerte.

Las editoriales clásicas hicieron una industría de la muerte en cadena, mientras las nuevas no para de parir nuevas historias. ¿De que lado hay que ponerse?
Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

Este fin de semana, un usuario con el nombre “Comandante Ñoñardo”, comentaba en la editorial sobre el comic nacional, un interesante punto de vista: Si la gente quiere leer super heroes, ¿por que no producimos historietas de super heroes? Mas alla de que la discusion tiene muchas mas aristas y variables que hacen que el tema no sea tan facil como blanco o negro, hay un punto en su desplante. ¿Por que no, con el afan de revivir a la industria comiquera nacional, comenzamos a producir lo que la gente quiere leer, impulsando el mercado de a poco como empujando un auto en segunda, para recien luego de que haya un movimiento mas fluido, ponernos mas experimentales?

El planteo suena coherente, pero lamentablemente eso no lo hace del todo certero. Tomemos a las grandes editoriales del momento. La semana pasada Marvel dejo escapar por cuanto medio de comics existiera, que las vidas de dos protagonistas femeninas de X-Men llegarian a su fin. Por mas que Marvel suele ser un poco mas estricto con las muertes de sus personajes – Nightcrawler estuvo muerto casi diez años – todo siempre es relativo en estos pagos y, falte mucho o poco, terminaran regresando desde el pasado, otra dimension o en forma de fichas. Es indiscutible.

Sin embargo, editoriales como Image Comics tienen otra aproximacion a este tipo de eventos. Mas alla de algunas sagas que siguen con vida, la editorial comenzo hace un par de años a publicar sobre todo nuevas historias de autores tanto conocidos como desconocidos, creando un variopinto universo donde realmente hay historias para todos los gustos. Mientras algunas son mini series y otras pasan en una aun indefinida continuidad, la particularidad de las mismas es que sus consecuencias son definitivas. El que esta vivo, vive. El que muere, muere. O, mejor aun, la frescura de muchas pasa por crear historias interesantes sin tener que matar a nadie.

Si me permiten ahora, voy a adelantarme al “pero”. Desde ya es un hecho que manejar una historieta que aun no tiene un año de edad, es mucho mas facil que hacerlo con una que tiene setenta y cinco. De la misma manera, como opinaba nuestro “Comandante”, lo que se venden son los super heroes y eso es lo que Marvel y DC saben hacer. Pero ahora, si las grandes editoriales buscan recuperar credibilidad, porque no animarse a salir de su zona de comodidad y explorar nuevos universos. Alan Moore mismo, loco o genio dependiendo de cada lector, acaba de declarar que odia a los super heroes, logrando no que cambie absolutamente nada del mercado, pero si haciendo pensar a quienes tienen ganas de pensar. Quiza hay otras historias que contar. O al menos quiza llego el momento de reinventar a los dioses modernos, que no es lo mismo que reiniciarlos.

Lo mas probable es que el cambio continue viniendo de las editoriales pequeñas e independientes, antes de que los colosos titanes de siempre. Quiza el nacimiento de nuevas editoriales termine venciendo a las constantes muertes orquestadas de las antiguas comiquerias, pero eso siempre va a depender de los lectores. Aparentemente el comic no entra en la misma categoria que los libros a la hora no de ser juzgado por su portada, pero la unica manera de evitar que los heroes mueran cada cinco minutos, es dejar de pagar dos dolares con cincuenta por su muerte. Podremos quejarnos constantemente de las editoriales que juegan constantemente con la vida de nuestros personajes favoritos, pero los sicarios, al fin y al cabo, somos los lectores.

Comentarios