Noticias

Mercenaries, parte del legado de Pandemic Studios, cumple 15 años

Destrucción a mansalva en un mundo abierto un tanto olvidado

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

Mercenaries, parte del legado de Pandemic Studios, cumple 15 años

Mercenaries, parte del legado de Pandemic Studios, cumple 15 años

Hay algo que se puede ver como constante a la hora de comparar videojuegos: una vez que uno de ellos introduce algún elemento altamente exitoso, muchos otros videojuegos intentan ofrecer algo similar pero con su propia vuelta de tuerca. En el 2004, Grand Theft Auto: San Andreas terminó de poner en el mapa los juegos de mundo abierto, puliendo al máximo posible para la época las ideas introducidas en los juegos anteriores de la serie. Gracias a esto varios juegos empezaron a ofrecer mundos abiertos, algunos con más éxito que otros. En 2005, Pandemic Studios ofreció una interesante alternativa de estos juegos de mundo abierto con Mercenaries: Playground of Destruction.

Completamente fiel a su nombre, Mercenaries ofrecía un mapa apto para causar estragos de una manera diferente a juegos como Grand Theft Auto. Ambientando en Corea del Norte en medio de un conflicto multinacional, el juego nos permite utilizar a uno de tres mercenarios para ayudar a las varias facciones que forman parte de este conflicto: las Naciones Aliadas, Corea del Sur, la mafia Rusa y China. Destruir sin piedad puede costar la reputación de nuestro mercenario ante alguna de estas facciones, pero hacer explotar todo lo que pertenezca a Corea del Norte estaba bien en este juego.

Dejando de lado lo problemática que puede ser la premisa hoy en día, Mercenaries podría considerarse como un juego un poco adelantado a su época. A diferencia de mundos abiertos urbanos como Grand Theft Auto, Mercenaries te soltaba en un mapa que, si bien contaba con áreas pobladas por civiles, era tal y como su título lo indica un parque para que te diviertas destruyendo cosas. Algunos han llegado a calificar el juego como Just Cause antes de Just Cause, a pesar de que no haya una conexión explícita entre ambas series.

Pero además de la destrucción desmedida, uno de los elementos que diferenciaba a Mercenaries del resto era su sistema de objetivos. Bajo el nombre de “Mazo de 52”, el juego tenía 52 objetivos diferentes a quienes asesinar o capturar, todos ellos representando una carta de un mazo. Mientras más alta la denominación, más importante la misión y la recompensa. Sin embargo, no era necesario hacer todas las misiones para progresar en el juego, sino las suficientes como para conseguir la información que los lleve a los mercenarios al As de cada palo.

Explosiones, la moneda corriente de Mercenaries.

La secuela del juego descartó completamente este sistema en favor de otro más simplificado, y quizás por eso que no llegó a gustar tanto como el original. O tal vez haya sido por ser todavía más controversial, ya que Mercenaries 2 ponía como objetivo el asesinato del Presidente de Venezuela. En cualquier caso, esta secuela desarrollada ya con Pandemic como estudio de EA después de la compra en enero del 2012, no fue exitosa ni con la crítica ni con el público, a tal punto que el DLC recibió ínfima publicidad.

Mercenaries te permite controlar un alto número de vehículos.

Lamentablemente, Pandemic cerró sus puertas en el año 2009, sumándose a la que hoy en día es una extensa lista de estudios que perecieron bajo el cuidado de EA. La serie Mercenaries no vio ninguna nueva entrega desde aquel Mercenaries 2, aunque sí estaba en desarrollo una tercera parte simplemente titulada Mercs Inc. Para continuar con la maldición de Mercenaries, este nuevo juego fue cancelado cuando EA cerró también el estudio que lo estaba desarrollando: Danger Close Games.

Pareciera entonces que la serie Mercenaries fue un éxito modesto propio de esa época. Un juego muy del 2005 que quizás debería quedarse en aquellos tiempos, y que seguramente no volvamos a ver.

En esta nota

Comentarios