Noticias

Mano dura: Overwatch cancelará partidas sin aviso si detecta cheaters

Esta nueva medida busca combatir a los cheaters sin penalizar al resto de los jugadores

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

Widowmaker, con su visor que es básicamente un cheay

Widowmaker, con su visor que es básicamente un cheay

Si hay algo de lo que parece que la industria de los videojuegos nunca se va a librar es de los cheaters. Este término no se usa para aquellos que utilizan los clásicos “trucos”, sino para aquellos que utilizan programas específicos que modifican el código de programación de un videojuego para alterar varios parámetros de maneras que los desarrolladores no prevén. Si bien este tipo de programas existe ya hace tiempo y existían para varias consolas (como el famoso GameShark), hoy en día son más que nada utilizados en PC.

Por supuesto, estos programas puede dar ventajas masivas a los jugadores, especialmente si se trata de juegos competitivos online. Es por eso que con Overwatch, el popular first-person shooter, Blizzard decidió tomar una postura aún más firme que antes para lidiar con aquellos cheaters que buscan arruinar la experiencia de los demás: si el software anti-cheaters de la compañía detecta algo raro, la partida se cancelará automáticamente y sin aviso.

Jeff Kaplan, director del juego, aclaró que esto no traerá penalizaciones para los jugadores que vean su partida terminada por culpa de un cheater. Esto es especialmente importante en las partidas por rango, el modo de Overwatch más enfocado a las partidas competitivas. Normalmente, a quien abandona una de estas partidas se le restan puntos que el juego utiliza para determinar el rango de los jugadores, pero en esta situación específica el único que será castigado es el cheater.

Soldado 76, cuya habilidad está basada en un cheat

Kaplan no dejó en claro exactamente cuál es el castigo que recibirá el cheater, pero sí que dicho castigo será severo. La sanción más típica que suelen aplicar las compañías ante los cheaters es banear sus cuentas, aunque no se sabe si Blizzard aplicará algún otro tipo de castigo además del baneo. Lo que tampoco se sabe es cómo funcionará la herramienta que detectará a los cheaters. Es importante que este sistema sea preciso y que no penalice sin querer a jugadores que no tengan nada que ver con el cheater.

Lo curioso del caso de Overwatch es que varios de los típicos cheats utilizados en first-person shooters se implementaron como habilidades de algunos personajes. Widowmaker, por ejemplo, tiene la habilidad de hacer que ella y todo su equipo vean a los enemigos a través de las paredes, aunque hay cheats que llevan esto al extremo y le permiten a uno disparar también a través de objetos sólidos. Soldado 76, por su parte, tiene la habilidad de apuntar automáticamente a cualquier enemigo que esté en pantalla, lo que en la jerga de los cheats se conoce como aimbot.

Habrá que ver si la implementación de este nuevo sistema será realmente eficiente para deshacerse de los cheaters, o si con el paso del tiempo se irán adaptando y desarrollarán maneras de burlar las herramientas de detección. Considerando que estamos en el año 2019 y todavía hay problemas con cheaters en videojuegos online, probablemente seguiremos hablando del tema aún con sistemas como este.

En esta nota
  • Overwatch

Comentarios