Noticias

Made in Argentina: Historietas Reales

La segunda venida del comic argentino, vino de la mano del Mouse y el teclado.
Avatar de Mariano Rizza

Por: Mariano Rizza

Alla por diciembre de 2005, cuando el concepto del 2.0 todavia era algo nuevo y Youtube no era otra cosa que una simple recoleccion de bloopers hogareños en crudo, encontre dando vueltas por Internet - intentando a toda costa evitar cumplir con mis obligaciones de empleado administrativo contable – un dominio de blogspot llamado Historietas Reales.

Mi consumo de Webcomics en ese momento estaba en estado de masa critica, interiorizandome en el fenomeno sin importar si lo que leia era bueno o malo, o si estaba o no en un idioma comprensible, si era un comic y lo podia leer en el monitor, yo estaba satisfecho. Fue justamente por esta suerte de adiccion, que Historietas Reales capto mi atencion de inmediato. La premisa era facil: durante toda la semana, a veces mas de una vez por dia, una historieta nueva era subida por el integrante de esta locademia de comics, en la cual contaban su vida, una historia completamente fantastica, o la amalgama perfecta entre ficcion y realidad, en una variedad de estilos que podian llegar a satisfacer hasta el mas caprichoso de los lectores.

Los efectos generados eran dos. El primero, el flujo de contenido era ideal para quienes todos los dias necesitaban algo distinto para leer. El segundo, podriamos llamarlo la colocacion de la piedra angular de la generacion de contenidos  generados por usuarios en el pais y, mas importante aun, Internet como herramienta para hacer resurgir el comic nacional.

Por el lado de la interaccion constante, poder hablar con los artistas sobre la obra que acababan de subir, generaba una inmersion particular en las historias, por lo que uno terminaba sintiendo que era parte de sus vida, lo que puede no sonar muy sano, pero crea una experiencia que Batman o Judge Dreed nunca podran lograr. Y, sin embargo, los protagonistas no eran los artistas, sino las historietas.

En aquel entonces, el plantel de historietistas contaba con nombres que hoy quiza son mas conocidos gracias al exito de su propia plataforma, como Max Aguirre quien hoy tiene su tira en la pagina de humor del Diario La Nacion, o Caro Chinasky, cuyos diseños pudimos ver en miles de vidrieras en su momento. A muchos quiza estos nombres no les digan nada pero sus obras pueden contarles historias que los van a dejar marcados de por vida, como por ejemplo El Asco de Diego Agrimbau y Dante Ginevra, historia que yo tuve la suerte de sufrir de manera episodica y hoy se consigue en un tomo compilatorio donde, como pasa cuando caminamos junto a un camion recolector de basura, podremos saborear involuntariamente con en la base de la lengua, la agria historia de Daniel, un joven con una no tan terrible deformacion, quien se enamora de su nueva vecina no vidente, pero su baja autoestima le impide declararsele, llevandolo a ahogar sus penas a fuerza de hacerle el amor sostenidamente a un hueco en el sillon de su living.

Hoy, ocho años mas tarde, son incontables la cantidad de artistas nacionales que encontraron su espacio en las redes, logrando exitos de rotundos a moderados, pero demostrando que este arte argentino que supo deslumbrar al mundo en su momento, no esta desaparecido ni dormido, sino que esta subido a el vehiculo comunicacional que hasta Marvel y DC se vieron obligados a subirse el dia de hoy, o que el mismisimo David Lloyd elige en lugar del clasico papel impreso.

Confieso que con el pasar de los años fui perdiendole la huella al sitio y ya no se me de memoria las peripecias de las vida de los nuevos artistas, pero si pude ver como la inclusion de nuevos talentos y la comunidad generada - con la que mas de una vez un joven Rippy se paso de copas y tuvo acaloradas discusiones hasta con Liniers -, inspiro a muchas personas a comenzar sus propios proyectos, que hoy tienen su propia base de fans y sus compilaciones impresas en varios tomos. Por mi parte, los tomos impresos y dedicados de artistas como Fabian Zalazar, Ángel Mosquito, Mr. Exes, Clara Lagos y Kwaichang Kraneo con su Carcel de Ocho Huesos, son de los tesoros mas preciados de mi coleccion comiquera.

Comentarios