Noticias

Los creadores de Grand Theft Auto, acusados de evasión impositiva

La filial británica de Rockstar Games no paga impuestos en el país hace una década mientras recibe subsidios.

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Los creadores de Grand Theft Auto, acusados de evasión impositiva

Los creadores de Grand Theft Auto, acusados de evasión impositiva


El instituto de investigación Tax Watch del Reino Unido publicó esta semana un reporte en el que asegura que la Rockstar North, la pata británica del gigante creador de la saga Grand Theft Auto, se las arregló para evadir el pago de impuesto a las ganancias durante una década, al tiempo que recibió más de 42 millones de libras (unos 51 millones de dólares) en materia de estímulo impositivo.

Tax Watch estima que entre el lanzamiento de Grand Theft Auto V en 2013 y este año Rockstar Games ha generado ganancias por cinco mil millones de dólares entre ingresos por las ventas de Grand Theft Auto V y Red Dead Redemption 2 y la recaudación de GTA Online y Red Dead Online. Sin embargo, entre 2009 y 2018 la empresa no solo no pagó al fisco sino que además hizo uso del programa de incentivo creado en 2014 por el gobierno para apoyar a los estudios pequeños y medianos. 

Para calificar para el programa, los juegos deben aprobar una evaluación administrada por el Instituto de Cine Británico que establece su contribución a la cultura de la región. Los requisitos están divididos en cuatro secciones (Contenido cultural, Contribución cultural, Centros de actividad cultural y Personal), cada una de las cuales contiene varios ítems a los cuales se les ha asignado un puntaje — por ejemplo, en la sección de Personal (D) el ítem D1 establece que “uno de cada tres líderes de proyecto debe ser ciudadano o residente de la EAA [Área Económica Europea]” y vale un punto. Si el producto en desarrollo cumple alcanza los 16 puntos (de 31 totales) califica para el subsidio.

Dado que el desarrollo de los juegos de Rockstar Games es un esfuerzo colaborativo entre todos sus estudios globales, Rockstar North cumple con todos los requisitos de Personal (ocho puntos), alguno de Contenido cultural (“diálogo original grabado en inglés”, cuatro puntos), el de Contribución cultural (“el juego refleja o representa la creatividad, herencia o diversidad británica”, dos puntos) y alguno de Actividad Cultural (“el cincuenta por ciento del desarrollo conceptual, storyboards, programación o diseño se desarrolla en el Reino Unido”, dos puntos), y ya tiene todo listo para chupar de la teta del Estado.

Pero ¿cómo es que Rockstar North ha evitado tributar en el Reino Unido si ha recibido el incentivo? El estudio es parte de Rockstar Games que a su vez es una subsidiaria de Take-Two Interactive, una empresa radicada en los Estados Unidos. De esa manera, si bien los juegos son desarrollados en gran parte en Europa aprovechando los incentivos impositivos, la ganancia real se computa en los Estados Unidos y alimenta las arcas de Take-Two, que tiene actualmente un valor de mercado de 13000 millones de dólares y ha repartido casi 3400 millones entre los ejecutivos de Rockstar Games durante la última década.

Take-Two parece creer que es razonable que casi el cien por ciento de la ganancia deba fluir a sus empresas y ejecutivos localizados en los Estados Unidos, mientras que casi nada de las ganancias regresa a las empresas del Reino Unido involucradas en el desarrollo o la venta de los juegos,” dice el reporte de Tax Watch. El director del instituto de investigación, George Turner, acusó directamente a la empresa de robarle a los contribuyentes.

“Es indignante que se le pida a los contribuyentes del Reino Unido que desembolsen decenas de millones de libras en subsidios para los desarrolladores de Grand Theft Auto, mientras que cuando los desarrolladores solicitan la acreditación impositiva Grand Theft Auto V ya ha generado varios miles de millones de dólares en ventas y ganancia. Es un asalto a mano armada a los contribuyentes británicos y una explotación de la asistencia para las corporaciones en su máxima expresión.”

Aunque denuncia la poca coherencia y la explotación de los vacíos legales por parte de Rockstar North, el reporte asegura que técnicamente la empresa no ha hecho nada ilegal, pero recomienda al Estado una investigación y la revisión urgente de la metodología y los requisitos de distribución de los subsidios. 

En esta nota
  • rockstar games
  • grand theft auto v

Comentarios