Noticias

Los chantas de Candy Crush ahora van tras The Banner Saga

King.com, la empresa detrás de Candy Crush, continúa intentando imponer un reinado de terror de marcas registradas, y esta vez van por el estudio independiente Stoic
Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Ayer publicamos un articulo en el que contabamos el delirante caso de la gente de King.com, el registro de la palabra ‘candy’ como marca, y la consiguiente persecucion a una determinada cantidad de estudios independientes con la excusa de que creaban confusion con su ultra popular producto, Candy Crush Saga.

Hoy, sin embargo, nuevos detalles de las draconianas e insensatas practicas de la “nueva-Zynga”. Aparentemente, ademas de las marcas registradas que posee sobre los nombres de sus productos (Bubble Witch Saga, Puzzle Saga y Pyramid Saga, entre otras) y la casi definitiva registracion del termino ‘candy’, la compañia tambien esta (desde novimbre del 2011) detras de la palabra ‘saga’, que todavia no ha sido aprobada; por lo que ahora, con un ese puñado de razones y un ejercito de abogados, han ido detras de Stoic, el estudio detras del reciente The Banner Saga, alegando que el titulo puede llegar a confusion.

Por supuesto que el juego de Stoic, basado en la mitologia nordica, habla de las historias (sagas) que son representadas durante las batallas por los estandartes que las tropas llevan consigo (banners); o sea que se parece al juego de King como yo me parezco a Brad Pitt bañado en manteca de cacao.

Poco le interesa eso a la compañia dueña de Candy Crush, que envio un documento en el que alega que, “la marca THE BANNER SAGA es confusa y engañosa respecto de las utilizaciones anteriores del Opositor [King] de la marca SAGA”. O sea, King no basa su argumento solo en la inclusion de la palabra ‘saga’ en Candy Crush, sino que extiende el alegato a toda su “linea de productos” (de la que nadie sabia nada hasta ahora).

“(...) El Aplicante [Stoic] tenia conocimiento del hecho de que el Opositor utilizo su marca SAGA como marca registrada antes de adoptar su propia marca [la de The Banner Saga… si es un caos de marcas]”

Como Stoic utilizo solicito la marca por primera vez el 1 de enero del 2012, y King asegura que viene usando el termino ‘saga’ desde comienzos del 2011, tratan de convencer a todo el mundo de que se lo robaron, un delirio.

El problema es que, como era el caso de Benny Hsu ayer, Stoic sigue siendo un estudio independiente que financio su juego con un campaña de Kickstarter y no tienen los recursos para enfrentar a un pequeño imperio como el de King en la corte. Y si las Oficinas de Patentes siguen otorgando estas marcas ridiculas (que dan lugar a argumentos como este), pronto nos vamos a encontrar con la necesidad de empezar a inventar palabras. Una victoria en un caso como este, que no tiene pies ni cabeza (y King lo sabe), podria incluso obligar a Stoic a sacar su juego de la venta.

El sistema, cada vez nos convencemos mas, no funciona.

Comentarios