Noticias

Lluvia de demandas: los bailes de Fortnite podrían costar millones

Dos artistas iniciaron acciones legales contra la compañía por el uso de sus movimientos e imagen

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

El "Carlton Dance", uno de los primeros bailes de Fortnite

El "Carlton Dance", uno de los primeros bailes de Fortnite

Los bailes (parte de la galería de emotes) de Fortnite, han sido motivo de controversia desde que el juego se convirtió en un fenómeno social. La trascendencia de sus elementos ha generado la identificación de los movimientos con el juego y no con sus creadores, reafirmando un proceso de apropiación cultural que afecta en la gran mayoría de los casos a la comunidad afroamericana en los Estados Unidos.

El tema volvió a la mesa de discusión recientemente cuando el actor Donald Faison, que interpretó a Turk en la serie Scrubs, se mostró molesto por la inclusión de uno de los bailes que creó para la serie en el juego.

Los expertos han confirmado que efectivamente es imposible registrar un paso de baile, por lo que desde el punto de vista legal Epic Games se encuentra libre toda culpa. Aún así dos de los artistas afectados han decidido iniciar acciones legales contra la compañía por apropiación y uso inapropiado de imagen.

El primero fue Terrence Ferguson (el rapero conocido como 2 Milly) quién ya había alzado la voz por el uso de los movimientos de su “Milly Rock” en el emote llamado “Swipe It” ofrecido en el Battle Pass de la quinta temporada. Ferguson presentó la demanda a comienzos de mes, y busca resarcimiento por los daños que incluyen pero no se limitan a “las ganancias atribuidas a Epic por el uso inapropiado del Milly Rock y la similitud [con el artista]”.

El artista, que solicitó oficialmente el registro del baile Milly Rock un día antes de presentar la demanda, asegura que las acciones de Epic son parte de un patrón de “explotación del talento afroamericano”, citando también el emote “Tidy”, similar al baile de Snoop Dogg del video de “Drop It Like It’s Hot”, y el emote “Fresh”, “inspirado” en el baile de Alfonso Ribeiro  (bautizado “Carlton Dance”) en la serie The Fresh Prince of Bel Air.

Justamente es Ribeiros quien también (a través del mismo estudio de abogados) presentó una demanda no solo contra Epic Games sino también contra Take-Two, la empresa responsable de la serie NBA 2K por el uso indebido de sus movimientos. Además de Fortnite, el “Carlton Dance” fue incluido en NBA 2K16 como parte de una serie de celebraciones disponibles en el juego.

De acuerdo a la documentación, Ribeiro reclama que las dos compañía “han obtenido ganancias injustamente a través de la explotación de la expresión creativa y similitud protegidas”. El actor, como el rapero antes que él, solicitó el registro oficial del baile para que pueda ser protegido por el derecho de autor.

“Epic no ha compensado o siquiera pedido permiso al señor Ribeiro por el uso de su imagen y propiedad intelectual icónica,” aseguró al Huffington Post el abogado del demandante. “Por lo tanto, el señor Ribeiro está buscando su justa y razonable porción de las ganancias que Epic ha obtenido por el uso de su propiedad intelectual icónica en Fortnite y como resultado está solicitando a través de la corte que Epic abandone todo uso del baile.

Cierra el trío de demandas (de esta semana) la de Russell Horning, el chico conocido como "Backpack Kid", el creador del movimiento "The Russell" en 2016 que Rihanna y Katy Perry popularizaron y Epic Games decidió incluir como parte del Battle Pass de la segunda temporada bajo el nombre "The Floss".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

When your mom tries to look cool @katyperry

A post shared by Thebackpackkid‼️ (@thebackpackkid) on

Según el portal TMZ la madre de Russell inició acciones legales contra Epic Games y Take Two por la inclusión del baile y Russell solicitó el registro de los movimientos en la Oficina de Derechos de Autor.

Epic Games y Take Two Interactive no han hecho comentarios al respecto, pero es evidente que si las demandas de 2 Milly y Alfonso Ribeiro no son desestimadas, serán apenas la punta del iceberg en un conflicto que podría costarle varios millones a las empresas. 

En esta nota
  • Fortnite
  • Epic Games
  • Take Two

Comentarios