Noticias

Leyendas Urbanas IV

Una mujer que vuelve de la muerte luego de estar congelada, una granja que no es precisamente de animales. Leyendas urbanas que cobran vida y ya no solo acechan en nuestros sueños, también en la realidad.

Por:

Como siempre hago antes de empezar a relatarles mi humilde lista de leyendas urbanas, debo advertirles de los peligros de mezclar la realidad con la ficcion. El problema principal de estas historias es que estan mas en el plano visible que simplemente escritas en una hoja de papel o dando vueltas en forma de imagenes y caracteres por internet.

Hoy, otras dos historias que les van a crispar los nervios y hacerlos pensar dos veces antes de irse de vacaciones al campo, o burlarse de la gente cuya lengua se queda pegada en un poste en dias de mucho frio -mas en las peliculas o en el sur de nuestro pais, esas cosas en Buenos Aires no pasan, ¿no?-.

La granja de los cadaveres

Seguramente todos escucharon -o al menos imaginaron- esas historias que dicen que en algunos paramos desolados de diferentes paises, en lugares impensados, quizas en alguna granja construida sobre un bello paisaje digno de la campiña inglesa, se encontraron cadaveres regados por todo el suelo, gente que ni siquiera fue sepultada y su cuerpo pudriendose al sol es una viva prueba de la negligencia y el morbo humano. ¿Asesinos seriales? ¿Dementes? ¿Muertes subitas?. La realidad es bastante mas extraña.

Si alguna vez deciden ir por rutas estadounidenses, ya sea Knoxville, Tennessee o San Marcos, Texas, van a encontrarse con una bellisima y repulsiva sorpresa: granjas enteras, de amplias hectareas en las que posiblemente, en vez de ver alguna que otra vaca u oveja, vean cadaveres humanos regados por el suelo. No se alarmen, no griten, no corran y no piensen que estan presenciando una situacion digna de La Masacre de Texas o Jeepers Creepers -muy mala esa pelicula, no me discutan, no hay defensa que valga-, estas granjas de cuerpos son instaladas por cientificos para estudiar ni mas ni menos que el proceso de descomposicion del cuerpo humano cuando se lo expone a diferentes factores ambientales -entre otras cosas que mejor ni pensarlas-. La mas antigua de estas granjas es la de Knoxville, y se han llegado a verificar un total de 50 cadaveres esparcidos por los terrenos de forma simultanea.

Es un lindo paseo para ir con toda la familia, en el horario del almuerzo sobre todo.

La mujer de hielo

La leyenda habla sobre una persona que es llevada al hospital en un estado de congelamiento absoluto, asi como pasa en los dibujos animados, totalmente rigido, helado, al punto de que podria quebrarse en mil pedazos si alguien arrojara el cuerpo al suelo. Luego de ser declarado muerto, el cadaver es llevado a la morgue, solo para descubrir, unas horas mas tarde, que el muerto en cuestion se habia descongelado, levantado y caminado por el hospital como si nada, sembrando el panico en los pacientes y el staff.

La historia real no es para nada diferente. Un vecino encontro a Jean Hilliard, de 19 años, absolutamente congelada en la nieve cerca de su casa. Jean estaba literalmente dura, como un gran cubo de hielo con ojos, pelo y ropa.

Cuando la llevaron al hospital, ni siquiera podian pincharla con una aguja para sacarle sangre y su temperatura era demasiado baja para ser medida con un termometro -y claro, hablemos de la logica, la chica estaba congelada-. Los medicos intentaron descongelarla sin ningun exito, y aunque se encontrara viva, lo mas probable era que por haber sufrido este tipo de congelamiento tuviera daño cerebral, marcas dejadas por el frio extremo -mejor conocidas como frostbites-, entre otras cosas.

Jane quedo envuelta en una manta electrica por un tiempo considerable, lo que le permitio descongelarse muy de a poco. Luego de unas horas, comenzo a parpadear, a tomar color nuevamente y a poder moverse, y finalmente llego a un estado en el que parecia que nada hubiera pasado. No habia daño cerebral, no habia marcas de congelamiento, ni siquiera quemaduras por el frio. La muchacha se levanto y se fue a su casa como si hubiese ido a dar una vuelta por la plaza y ya estuviera aburrida, dejando a un equipo entero de un hospital de Dakota del Norte preguntandose como era posible que la mujer haya, practicamente, vuelto a la vida. Su medico, George Sather, dijo “no tengo idea de por que sigue viva”.


¿Creer o reventar? Por las dudas, si llegan a salir a la nieve alguna vez, no crean que van a tener la misma suerte que Jean. Si, ya se que hace calor, pero tampoco vayan a meterse dentro del freezer solo para experimentar.

Para la proxima nota de leyendas urbanas, vamos a recorrer un poco los terrores locales.

Comentarios