Noticias

Las confusas normas de Twitch le causan problemas a las streamers

El gigante del streaming suspendió varias cuentas dando explicaciones vagas y hasta ridículas

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

Quqco, una de las streamers afectadas.

Quqco, una de las streamers afectadas.

A pesar de ser por lejos la plataforma más popular para streaming, Twitch está casi siempre en medio de alguna polémica. La más reciente tiene que ver con la relación que la plataforma tiene con el contenido sexual, que representa un problema que viene arrastrando desde hace años. Casi que de la nada, Twitch estuvo suspendiendo a varios streamers que supuestamente incumplieron los términos y condiciones con respecto a estos temas, pero falta de comunicación por parte de la compañía y otros factores dejaron a las víctimas de estas suspensiones completamente confundidas.

Los principales perjudicados fueron la streamer Quqco, quien fue suspendida por Twitch al realizar un stream vestida de Chun-Li, personaje icónico de la serie Street Fighter, en el que la compañía argumentó que el traje era “sexualmente sugestivo”; Bridgett Devoue de la sección IRL recibió una suspensión de tres días por “compartir o involucrarse en actividades o contenido sexualmente sugestivo”; la artista Saruei fue suspendida por dibujar “desnudos” (que en realidad eran personajes en bikini); la streamer de Overwatch Fareeha fue puesta en un período de observación de 90 días por usar corpiño deportivo en un gimnasio que Twitch consideró como “lencería”; y quizás la más ridícula de todas fue la invalidación de un emoticón del streamer Shift que consiste en un recorte de Bob Esponja, en aquel episodio en que rompe sus pantalones que Twitch consideró contenido sexual.

Toda esta racha de suspensiones y castigos trajo un malestar a los afectados. La principal queja es que nadie está realmente seguro de qué fue exactamente lo que hicieron mal. Fareeha, por ejemplo, sostiene que el código de vestimenta de Twitch (que la compañía implementó el año pasado luego de quejas de los peores sectores de internet que atacan constantemente a las mujeres) permite cierta vestimenta según su contexto. Por lo tanto, ropa de gimnasio en un gimnasio no debería traer problemas. Saruei por su parte insiste en que los personajes del videojuego Fate/Grand Order que dibujaba estaban vestidos al igual que en el juego, que sí se permite transmitir por Twitch.

Una de las teorías que varios de los perjudicados sostienen es que estas suspensiones pueden ser producto de gente abusando de las herramientas para reportar conductas inapropiadas. Los streamers piensan que al recibir un alto número de reportes, la compañía toma acción de manera automatizada, pero que de no ser así, la situación habla todavía peor de la actitud de Twitch. Algunos de los afectados mencionan que hay un favoritismo, debido a que existen streamers que, por ejemplo, realizan body painting en vivo sin ningún tipo de castigo o incluso hombres sin remera que hacen streams desde gimnasios. El problema no es lo que hagan otros streamers, sino que Twitch es inconsistente y para nada claro en cuanto a qué está permitido y qué no.

El emoticón de Bob Esponja que Twitch consideró sexual.

Por suerte para algunas de las víctimas, estas suspensiones se están levantando de a poco, pero el problema sigue presente: al no saber qué fue lo que hicieron mal, están preocupados porque no saben qué es lo que tienen que evitar para que esto no vuelva a suspender. Pero Twitch es una plataforma que algunos consideran que está en decadencia. Después del episodio de la E3 donde el polémico Dr. Disrespect fue baneado por streamear en un baño público y al poco tiempo volvió con un regreso triunfante, o de poner porno ruso en el ex canal de Ninja luego de abandonar la plataforma, a nadie le sorprende este tipo de decisiones por parte del gigante del streaming.

Así y todo, si Twitch quiere seguir manteniendo relevancia debería cuidar a sus streamers y parte de ese proceso es ser claro y conciso en lo que permite y lo que no. También podría darse cuenta que las mujeres pueden vestirse como se les dé la gana, pero quizás eso es pedir mucho de Twitch.

En esta nota
  • Twitch

Comentarios