Noticias

La tarjeta pirata de 3DS que podría destruir tu consola

Los responsables de piratear la consola portátil de Nintendo estarían sufriendo un mal similar al que ellos suelen producir. Irónico, ¿verdad?

Por:

La pirateria, se sabe, es uno de los flagelos mas grandes que enfrenta la industria de los videojuegos. Mientras que algunos la defienden aduciendo que el valor actual de nuestro pasatiempo resulta en extremo abusivo para el bolsillo promedio, otros la atacan con ferocidad, pues los mayores perjudicados no siempre son los gigantescos estudios multinacionales, sino pequeños desarrolladores independientes que necesitan la ganancia economica por su trabajo.

La empresa Gateway, responsables de la tarjeta flash que permite correr juegos piratas en 3DS, ha sido acusada de dañar gravemente a la consola gracias a su actualizacion mas reciente.

Este error fatal suele producirse cuando el usuario intenta modificar un archivo sin haber abierto el software de Gateway, lo que corrompe de manera grave la memoria flash de 3DS. Pradojicamente, este error se ha producido gracias a la ultima actualizacion de software de Gateway, la cual intenta impedir que este mismo sea pirateado.

En su defensa, la compañia afirmo que estan investigando este error, y que el mismo se debe a supuestas modificaciones y clonaciones que otros piratas harian del software de carga. Por lo tanto, recomendaron utilizar el hardware oficial que -dicen- es 100% seguro.

Gateway destaco que ningun usuario de su producto "oficial" ha sufrido este desperfecto y que quienes si lo han hecho son aquellos que utilizan software modificado por clonadores de hardware, lo cual va mas alla de su responsabilidad.

A lo que se refiere Gateway es que su tarjeta (la unica hasta ahora que ha funcionado, aunque con graves errores y problemas de carga) ha sido "clonada" por otras empresas de Singapur, China y Taiwan, ofreciendola a precios mas economicos. Claramente este desperfecto no es mas que una medida de seguridad que castiga al comprador de los clones.

La ironia es que la mismisima Nintendo, que lucho legalmente por mantener las famosas "R4" fuera del mercado - y lo logro - jamas introdujo codigo, en ninguna de sus actualizaciones, que atente contra la integridad de la consola. Es sorprendente que el bienestar del usuario (aun el del usuario pirata) sea mas importante para la megaempresa que para los supuestos "defensores de la libertad de informacion" que manufacturan estas tarjetas.

Mientras la guerra entre los piratas parece estar apenas comenzando, Nintendo lanzo un comunicado en el que afirman continuar trabajando duro para erradicar a quienes dañan la industria del videojuego. Sin piratas, los desarrolladores podran concentrarse mas en el que deberia ser el unico objetivo de sus empresas: desarrollar nuevos y mejores juegos.

Comentarios