Noticias

La nueva ambientación de Assassin\'s Creed

El Tio Erwin analiza el entorno histórico en el que se situaría Unity, la nueva entrega de la saga.
Avatar de Diego Bournot

Por: Diego Bournot

<p>Ayer nos enteramos, en base a declaraciones y fotos que se filtraron a la prensa, que la ambientaci&oacute;n de uno de los dos juegos de la saga Assassin\'s Creed que se encuentran en preparaci&oacute;n -concretamente, el t&iacute;tulo para Playstation 4 y Xbox One-, estar&aacute; ambientado en Francia, en el siglo XVIII. Assassin\'s Creed: Unity -tal el nombre tentativo o nombre codificado del juego- tendr&iacute;a lugar, al menos parcialmente, en la ciudad de Par&iacute;s durante la Revoluci&oacute;n Francesa, y nos har&iacute;a encarnar a un nuevo asesino, de nombre Arno.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_2842/normal/1789-bertaux-france-french-revolution-painting-paris-revolution-1789.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /><br /><br />En caso de ser todo esto cierto -falta la confirmaci&oacute;n de Ubisoft al respecto, pero las fotos filtradas, pese a corresponder a un juego en proceso de desarrollo, no mienten-, el per&iacute;odo hist&oacute;rico en el cual se desarrollar&aacute; la acci&oacute;n de Unity es por dem&aacute;s interesante. <br /><br />Aunque se tiende a asociar a la Revoluci&oacute;n Francesa con el hecho concreto de la toma de la Bastilla en 1789, lo cierto es que la Revoluci&oacute;n Francesa comprende un per&iacute;odo de alzamiento pol&iacute;tico-social que dur&oacute; desde 1787 hasta 1799, marcando la abolici&oacute;n de la monarqu&iacute;a francesa y el surgimiento de la democracia. Los motivos que dieron lugar a este alzamiento popular pueden explicarse como una combinaci&oacute;n de factores que impactaron negativamente en el &aacute;nimo popular, encendiendo el omnipresente odio hacia la monarqu&iacute;a y sus privilegios: dos largas guerras -que impusieron privaciones adicionales al pueblo, am&eacute;n de la las v&iacute;ctimas de las mismas-, a&ntilde;os de malas cosechas y el hambre consecuente, y una crisis econ&oacute;mica general, ped&iacute;an a gritos un cambio, al cual, naturalmente, la monarqu&iacute;a francesa -para la cual la voz del pueblo no contaba- hizo o&iacute;dos sordos.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_2842/normal/qXlQpmt6WaBBOGEl54JdJKdTH6Z.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /><br /><br />Por otra parte, los ideales de la Ilustraci&oacute;n -que otorgaban al ser humano como individuo una nueva y superior val&iacute;a- fomentaron la conciencia de una necesidad de cambio. Cansado de la monarqu&iacute;a, y de los derechos cuasi-divinos que se arrogaban los nobles mientras el com&uacute;n de la gente mor&iacute;a de hambre o era abusado por los mismos, el populacho finalmente se moviliz&oacute;, dando lugar a acontecimientos como&nbsp; la convocatoria de los Estados Generales en mayo de 1789, el asalto de la Bastilla en Julio, y la Declaraci&oacute;n de los Derechos del Hombre y el Ciudadano en Agosto. Los a&ntilde;os siguientes estuvieron signados por luchas entre diversas agrupaciones liberales y los realistas de derecha, que apoyaban a la monarqu&iacute;a y se resist&iacute;an a cualquier tipo de cambio. Finalmente, la Rep&uacute;blica fue proclamada en 1792, y el rey Luis XVI fue ejecutado al a&ntilde;o siguiente.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_2842/normal/maxresdefault.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /><br />&nbsp;<br />Las amenazas externas a Francia tambi&eacute;n contribuyeron a dar forma a la Revoluci&oacute;n, dando lugar a las Guerras Revolucionarias, mediante las cuales Francia se anex&oacute; parte de la pen&iacute;nsula italiana, los Pa&iacute;ses Bajos y los territorios al oeste del r&iacute;o Rin. Mientras tanto, en el frente dom&eacute;stico, la Revoluci&oacute;n se radicaliz&oacute;, dando lugar a la ascensi&oacute;n de Maximilien de Robespierre y sus Jacobinos, quienes emprendieron una caza de brujas en toda Francia, asesinando a 40.000 personas, entre nobles y colaboradores de los mismos, empleando como medio de ejecuci&oacute;n la tristemente c&eacute;lebre guillotina. El reinado del terror de Robespierre dur&oacute; hasta 1794, con el establecimiento del Directorio y la ejecuci&oacute;n e Robespierre, lo cual dio lugar, a su vez, a la ascensi&oacute;n de Napole&oacute;n, y al comienzo de la Era Imperial en Francia... pero esa es otra historia.</p> <p><img src=\"../../images/notes/note_2842/normal/maxresdefault1.jpg\" alt=\"\" width=\"830\" height=\"466\" /><br /><br />Se trata, sin lugar a dudas, de una excelente elecci&oacute;n para ambientar un nuevo juego de la saga: una &eacute;poca de gran ansiedad, luchas de poder y enormes problemas internos, tras los cuales se podr&iacute;a adivinar, a efectos argumentales, la mano de los Templarios. &iquest;Para qui&eacute;n trabajar&aacute; Arno? &iquest;Para Robespierre y los Jacobinos? &iquest;Para el futuro Directorio? &iquest;Para un joven Napole&oacute;n Bonaparte? De lo que s&iacute; estamos seguros, es de la respuesta para esta pregunta ret&oacute;rica... &iquest;qui&eacute;n mejor que un estudio franc&eacute;s para contarnos los acontecimientos de uno de los m&aacute;s importantes per&iacute;odos en la historia de su pa&iacute;s? <br /><br />Desde ya, no vemos la hora de calzarnos las botas y la daga oculta de Arno...</p>
En esta nota

Comentarios