Noticias

La furia por Candy Crush continúa

Luego de unos días de aparente tranquilidad, un nuevo perjudicado por las acciones del estudio King aparece en escena, dando un giro inesperado a la novela más atrapante del verano.
Avatar de Victor Gueller

Por: Victor Gueller

Hace unas semanas, nos sorprendimos con la noticia sobre las intenciones del estudio King, quienes querian “adueñarse” de las palabras Candy y Saga para evitar eventuales confusiones con su producto estrella, Candy Crush.

La reaccion de la prensa y de la industria fue contundente y el repudio, masivo. Como respuesta, desarrolladores independientes dieron forma a la “Candy Jam”, donde programadores de todo el mundo enviaron juegos con tematicas analogas a Candy Crush, para que los usuarios puedan descargarlos libremente.

Recientemente, Albert Ransom, el presidente de un estudio independiente llamado Runsome, publico una carta abierta en su sitio web, respondiendo con dureza a la actitud de King. En ella, el desarrollador destaca las similitudes entre Candy Crush y su propio juego, CandySwipe, el cual fue lanzado dos años antes. Lo parecido que resultan sus nombres, dice Ransom, ha dado lugar a una serie de opiniones negativas para su obra, puesto que muchos confunden su trabajo con el mucho mas popular Candy Crush.

“Cuando ustedes intentaron registrar su marca en el 2012, yo me opuse porque podria tender a la confusion, dado que yo presente la mia en el 2010. Ahora, luego de batallar de manera calma por un año, me entere que ustedes quieren cancelar mi marca para que yo no tenga el derecho de usar el nombre de mi propio juego.”

Ransom agrega que King compro los derechos de un juego llamado Candy Crusher y, con el en su poder, quedaron cubiertos ante una eventual demanda por parte de los creadores de CandySwipe. El damnificado presento su propia respuesta, pero la misma fue victima de la burocracia con la que se manejan los responsables de Candy Crush.

El desarrollador declaro que el intento manejarse de forma tranquila y sin querer sacar provecho de la situacion, esperando llegar a un acuerdo satisfactorio. Sin embargo, la intencion de adquirir una marca, solo para estar exentos de recibir una eventual demanda en su contra, resulta sencillamente aberrante.

Al mismo tiempo, y para sumarle gravedad al asunto, Ransom asegura que CandySwipe fue un juego realizado en memoria de su madre, quien fallecio 5 meses antes de su publicacion, victima de leucemia.

Veremos que depara el futuro de esta disputa, la cual ha despertado la indignacion de todos los que, de una manera u otra, formamos parte de la industria.