Noticias

La ficción transgresiva: Fight Club y más

Este tipo de ficción nos muestra una perspectiva del mundo que, lejos de ser imaginario, es lo que vivimos en el día a día. La violencia, la crudeza de la sociedad, el sexo... todo lo que engloba un género controversial.
Avatar de Ani Albano

Por: Ani Albano

“Necesito rebelarme contra mi mismo, es lo opuesto a seguir tu bendicion”. Una gran frase de un gran libro… y de un gran autor, sin querer sonar totalmente reiterativa. Lullaby, de Chuck Palahniuk, es una de las tantas obras que entra dentro de un genero literario conocido como “ficcion transgresiva”. El mismo posee como elementos fundamentales al individuo queriendo liberarse a si mismo de las ataduras de un mundo que no logra complacerlo, de una vida que definitivamente no es la que el quiere, confinado a normas y expectativas de una sociedad que simplemente le parece repulsiva.

Por lo general, como el protagonista esta constantemente luchando contra lo que es “normal”, se lo cataloga como un enfermo mental o un antisocial con severos problemas de integracion. No puedo no recordarles tambien el excelente libro Fight Club, del mismo autor que mencione anteriormente, en el que no solo se tratan todos estos topicos sobre liberarse a uno mismo de la sociedad represiva de cualquier manera posible, sino que tambien toca algunos tabues como ser: las drogas, el sexo, situaciones violentas, etc.

Este tipo de literatura es sumamente controversial, y fue incluida en el mundo de las palabras en el año 1990 por un critico literario llamado Michael Silverblatt. Mas tarde, un periodista del New York Times, Rene Chun, le dio una definicion un tanto mas solida al termino, que se trata, basicamente, de un tipo de escritura que toca temas en extremo violentos sobre nuestra sociedad y que la liberacion del individuo es obtenida a traves del conocimiento que llega a nuestro cuerpo.

Claro que a pesar de que la definicion de la ficcion transgresiva es relativamente nueva, el uso de la misma es mucho mas antiguo de lo que imaginamos. Si reparamos en todas las obras que a traves de los tiempos generaron una revuelta por sus controvertidas tematicas, sus brutales insinuaciones sexuales y su descriptiva violencia, particularmente un autor se nos viene a la mente y es ni mas ni menos que el Marques de Sade y sus relatos, temporalmente hablando, en el año 1860 aproximadamente. En epocas pasadas, la carta de situaciones “mal vistas” por la sociedad era muchisimo mas amplia que en la actualidad, por eso, en esta tematica, era muchisimo mas facil impresionar a un grupo de individuos que en hoy en dia -lo cual no implica que no se pueda-. En casi todas las obras de ficcion transgresiva, el protagonista, a pesar de pasar por situaciones totalmente incomodas y horripilantes, esta buscando un unico objetivo: la liberacion del ser, la paz interior, la armonia con el entorno.

El topico sexual -uno de los tabues principales en epocas pasadas- no era el unico que encontro la forma de expresarse en este tipo de ficcion, con el libro Crimen y Castigo, Fyodor Dostoyevsky pone al pie del cañon un tratado poco sutil sobre la violencia.

Mas en la actualidad y mas conocida para todos es la novela Psicopata Americano, de Bret Easton Ellis, donde, en un despliegue de pura hipocresia, el protagonista oculta sus verdaderas tendencias psicopatas detras de trajes Armani, cenas caras y champagne. Este es el caso en el que la violencia, la sexualidad brutal y otros temas son generados mas por el protagonista que por el entorno.

En la ficcion transgresiva, la sutileza en realidad no existe. Cualquier cosa que pueda mostrarse de manera sumamente explicita, aparecera ante nuestros ojos con el correr de las paginas y quizas nos haga lamentarnos un poco de haber comenzado a leer el libro -aunque por supuesto, seguiremos leyendo, el morbo puede mas que muchas cosas-. Si quieren vivenciar con sus propios ojos -y sus propias tripas- de lo que se trata realmente romper las reglas sociales y la literatura clasica, hay un libro que no puedo dejar de recomendarles, que no es apto para estomagos sensibles: Snuff, de, claro, Chuck Palahniuk.

La sociedad moderna quizas no busque tanto romper el esquema como se buscaba en epocas mas antiguas, pero si busca la liberacion del hombre de las cadenas opresivas del mundo que lo rodea, aunque sea de una forma burda y brusca, la enseñanza siempre esta ahi, para quien quiera verla.

Comentarios