Noticias

La Train Jam pone en movimiento el desarrollo de videojuegos

Conocemos muchas clases de Game Jams, pero la idea detrás de esta iniciativa es tan delirante como genial. ¡Todos a bordo, que el tren ya sale!
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Ya conocemos las Game Jams, convocatorias en las que cientos de desarrolladores, solos o en equipo, tienen una reducida cantidad de horas para pensar, diseñar y terminar un videojuego. El ejemplo mas reconocido es Ludum Dare, pero en un par de meses tendra lugar una iniciativa bastante mas original. Un Game Jam… arriba de un tren.

La denominada Train Jam transcurrira en las 52 horas (mas o menos) que dura el viaje en tren desde Chicago hasta San Francisco, con destino a la Game Developers Conference que se realizara en esa ciudad. Los interesados se encontraran en la Estacion de Union de Chicago el dia 13 de marzo y abordaran el California Zephyr (el tren en cuestion, que pueden ver en la imagen de esta nota) en el que conviviran por dos dias y medio con otros dementes en el elemento que los une: los videojuegos.

Es interesante notar los puntos que se destacan en la web oficial de esta curiosa convocatoria, en la que se especifican consideraciones para la comida, higiene y descanso a bordo de la unidad. Especial mencion se hace a la falta de Wi-Fi dentro del aparato, por lo que se recomienda a todos los interesados en ir con toda la documentacion que crean pertinente ya descargada en sus computadoras al momento de subirse al tren. Sin embargo, se esta trabajando en brindar cierta cantidad de internet limitada, pero esto todavia no es algo seguro. Los pasajes ya estan casi totalmente vendidos (al momento de escribir esto solo quedan 7 boletos en clase Turista, y cuestan la friolera de 180 dolarucos. Los desarrolladores tambien deberan proveerse de los medios para regresar, una vez que termine el viaje.

Como en cada Jam, la tematica a utilizar para los juegos que se desarrollen durante la misma sera revelada al inicio de la aventura. Y digo “aventura” porque, hablando en serio, un viaje de 52 horas a bordo de un tren colmado de desarrolladores y sin conexion a internet ya es un escenario espectacular para el libreto de una pelicula, una miniserie o, por supuesto, un videojuego. ¡Buen viaje, muchachos!

Comentarios