Noticias

La OMS reconoce la adicción al gaming como una enfermedad

La Organización Mundial de la Salud estableció durante el fin de semana que los videojuegos pueden ser adictivos.

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Los videojuegos pueden generar adicción, dice la OMS

Los videojuegos pueden generar adicción, dice la OMS

Después de un largo debate y a pesar del rechazo de las asociaciones de software, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó el “Trastorno por videojuegos” (o "Adicción a los videojuegos") en la nueva revisión de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud (conocida normalmente como ICD-11).

Dentro del ICD-11 el “Trastorno por videojuegos” se encuentra en el capítulo destinado a los “trastornos mentales, de desarrollo neuronal o de comportamiento” detrás de la “Adicción al juego”. Quienes padezcan el trastorno mostrarán “comportamiento persistente o recurrente de juego, que puede ser o no en línea, que se manifiesta por: 1) imposibilidad de controlar el juego (por ejemplo la frecuencia, intensidad, duración, contexto, etc.); 2) creciente priorización de los juegos a punto tal que toma precedencia sobre otros intereses o actividades diarias; y 3) continuación o aumento de la actividad a pesar de las consecuencias negativas que conlleva.”

Representantes de la industria de todo el mundo (a través de la Asociación de Juegos y Entretenimiento Interactivo) emitieron un comunicado en el que esperan que la Organización Mundial de la Salud revea la decisión:

“La OMS es una organización muy estimada y sus guías necesitan estar basadas en análisis regulares, inclusivos y transparentes realizados por expertos independientes. El ‘Trastorno por videojuegos’ no está basada en evidencia lo suficientemente robusta para justificar su inclusión en una de las herramientas normativas más importantes de la OMS.”

“Hay un debate significativo entre médicos y profesionales de la salud acerca de las acciones de la OMS. Estamos preocupados que hayan llegado a la conclusión sin el consenso de la comunidad académica. Las consecuencias de las acciones de hoy [por el sábado 25 de mayo] podrían tener consecuencias y actuar en detrimento de aquellos que necesitan ayuda real.”

Antes de la reunión en Ginebra representantes de la ESA habían rechazado la posibilidad de incluir el trastorno en el ICD-11 argumentando que los diagnósticos habían sido apresurados y que hacerlo “trivializaría desórdenes mentales reales como la depresión o la ansiedad social.”

El doctor Shekhar Saxena del Departamento de Salud Mental y Uso de Sustancias de la OMS aseguró que durante la investigación se encontraron casos de individuos que pasaban hasta veinte horas jugando y dejaban de lado sueño, comidas, trabajo, estudio y otras actividades diarias. Sin embargo aclaró que el comportamiento puede ser “ocasional o transitorio” y que solo debe ser considerado como un trastorno en potencia si se extiende a lo largo de un período de varios meses.

La nueva revisión entrará en efecto a partir de 1 de enero de 2022.

En esta nota