Noticias

Jet Force Gemini: la joya perdida de Rare cumple 20 años

El regreso del hijo pródigo en el momento indicado.

Avatar del

Por: Tomás García

Jet Force Gemini: la joya perdida de Rare cumple 20 años

Jet Force Gemini: la joya perdida de Rare cumple 20 años

¡Rare es respeto! Aunque hoy en día no sea uno de los nombres más fuertes de la industria, marcaron una línea en su época —sobre todo en la Nintendo 64— cuya influencia permanece, y se hace todavía más grande con el paso de lo años. El arte colorido, la inmitigable personalidad, y sobre todo, la imaginación y plasticidad. Este es el estudio que nos trajo desde Donkey Kong Country y Killers Instinct hasta GoldenEye 007 y Viva Piñata. Límites, no conocen. Tal fue un día como hoy, de 1999, cuando Jet Force Gemini llegó a una desguarnecida Nintendo 64.

Como cualquier juego de Rare, Jet Force Gemini era ambicioso. Era un juego de acción en tercera persona, en un mundo de ciencia ficción, donde encarnábamos a un grupo de héroes compuestos por los hermanos humanoides, Juno y Vera, un perro cibernético, Lupus y Floyd, el robot. Con su característico arte colorido y personalidad, Jet Force Gemini tenía la libertad y alcance de Super Mario 64. La acción tenía tanto inspiración de Super Metroid como de un juego de acción más veloz, tipo Quake. El resultado es una increíble aventura que no se detiene de principio a fin. Y no se podía esperar menos de los creadores de Battletoads, Perfect Dark y Banjo-Kazooei.

Inspirándose en cosas como G-Force y Gatchaman, trabajaron a destajo para empujar al límite la tecnología de la Nintendo 64. Pero fue el departamento de arte quienes intentaron llevarlo lo más lejos posible. Al punto que tuvieron que re hacer muchos elementos en pleno desarrollo porque habían aprendido a hacerlas mejor. Y así es como consiguieron un juego  que ignorando ciertos aspectos, parece fuera de tiempo, como el mismísimo Mario 64.

Jet Force Gemini: Rare en su punto más alto.

Mucho tiempo pasó, y tantos más juegos se inspiraron en Jet Gemini Force, entre otros títulos, que sin más, quedaron en el olvido. Jet Force Gemini, más que un punto de inflexión, fue una gota en el vaso del desarrollo y la evolución de un género que dominaría años después. Es una pena, porque solo se encuentra disponible en la Nintendo 64, y es muy difícil acceder a él. Porque si tuviera la exposición de otros juegos, todavía estaría en al memoria de los jugadores. En gran parte debido a su perenne personalidad, y avanzado nivel de diseño. Rare fue invaluable en el desarrollo del joystick moderno, sobre todo la palanca analógica, con juegos como estos.

Entendido en contexto, estos eventos tiene un valor mucho mayor. Aunque hoy Rare pertenezca a Microsoft, la compañía británica tiene lazos muy profundos con la Gran N. El primer juego que desarrollaron para ellos fue en la NES en 1987. De ahí en más lanzaron varios juegos por año sin perderse un solo año, inclusive pasando al nuevo milenio. Un estudio con experiencia y una increíble ética de trabajo. Que encima apoyó a Nintendo en los últimos años de la Nintendo 64, cuando menos juegos había. En ese momento crítico, Rare lanzó otro juego más que definió un género, al final del ciclo. Aliados como esos, son muy difíciles de encontrar.

En esta nota

Comentarios