Noticias

Impresiones E3 2017: Super Mario Odyssey

El plomero italiano vuelve en una nueva aventura... ¿la consagración de Nintendo Switch?
Avatar de Kevin Waker

Por: Kevin Waker

Después de casi seis meses sin recibir noticia alguna, Nintendo finalmente reveló un nuevo trailer para la próxima aventura del bigotón, Super Mario Odyssey. No solo eso, sino que en el piso de la E3 2017 había una versión de prueba para que los asistentes disfruten. Como buen nintendero, no dudé ni un segundo en pasar a visitar el nuevo mundo de Mario, y de más está decir que con solo 10 segundos de juego pude ver los millones de copias que va a vender.

Si bien ya sabemos que Nintendo prioriza la jugabilidad y las mecánicas de juego ante el aspecto gráfico, vale mencionar que Odyssey corre en 720p a 60 fps fluidos. No sufre de problemas gráficos mayores, lo más grave que llegué a notar fue que los NPCs lejanos se mueven a 30 fps y después a 60 cuando la cámara se acerca, pero dejando eso de lado no vi nada que pueda molestar al jugador. 

Ahora si, pasemos a lo importante. ¿Qué tiene de nuevo este Mario que lo diferencie de los Galaxy, los 3D World/Land y los demás? Las mecánicas. Mario cuenta con un nuevo gorro (del cual aún no sabemos tanto) que le permite tomar control de elementos, personas, animales y quién sabe qué más. Es posible controlar a un enemigo o meterse en un cable de electricidad para moverse a través de postes de luz, por lo que los caminos para recorrer un escenario son varios. El mismo gorro también permite habilitar saltos extra, atacar en varias direcciones y más. En cuanto a las formas de controlar al fontanero, está la opción de jugar de manera clásica o utilizando los sensores de movimiento de los Joycons. No olvido mencionar que lo hay que conseguir ahora son Moons (lunas), a diferencia de los otros en donde se juntaban soles o estrellas.

La demo contaba con dos niveles distintos, uno para explorar, sin enemigos y con más objetivos opcionales, y otro un poco más lineal con todo lo que caracteriza a los Mario 3D. 

Metro Kingdom: El mundo que vimos en los primeros trailers, que muchos conocerán como “el nivel en donde Mario corre al lado de humanos con proporciones reales”. La representación de Nueva York cuenta con edificios enormes, autos en movimiento, mucha gente dando vueltas, etc. Acá es donde me encontré con el primer elemento nuevo, las side quests. El jugador puede ir a cumplir el objetivo primario, o puede hablarle a los NPCs para activar misiones secundarias que requieren recorrer cada rincón, edificio y plataformas que encuentre. La misión principal consistía en buscar músicos que estaban desparramados en la ciudad para que protagonicen un show, mientras que algunas de las secundarias giraban en torno a pequeños desafíos cómo saltar 30 veces una soga o conseguir ciertos objetos. Vale mencionar que me vinieron recuerdos de Shadow The Hedgehog, ya que en una parte hay una moto a la que Mario se puede subir y...bueno, se puede tirar contra la gente. De más está decir que el personaje rebota y no pasa nada “violento” pero...era algo que valía la pena mencionar.

Sand Kingdom: El otro mundo que vimos en los primeros trailers, esa especie de desierto congelado que tenía esqueletos con ponchos, sombreros y maracas. Acá no hay tanto para explorar, sino que el objetivo es, más que nada, ir a los lugares en donde hay movimiento para conseguir lunas después de completar puzzles al mejor estilo Mario 64. En este nivel es necesario tomar control de enemigos para atravesar zonas que de otra manera sería imposible, por ejemplo, hace falta manejar a un Bullet Bill (las balas enormes con caras y brazos) para romper cajas que esconden collectables. En un pequeño segmento hay que jugar Super Mario Bros., con la temática 8 bits y todo. Sorpresas así seguro se podrán encontrar a montones en el producto final, Nintendo siempre supo jugar con los guiños y referencias a otros juegos.

Después hay elementos específicos que el staff de Nintendo no pudo asegurarnos si serían cosas únicas de algunos niveles o estarán en todos, como por ejemplo las tiendas de ropa o los checkpoints. Las tiendas de ropa son justamente eso, establecimientos que, a cambio de monedas únicas de los mundos, brindarán nuevas prendas para que Mario luzca. Los checkpoints tiene un agregado nuevo que permite teletransportarse a otros ya descubiertos para hacer el recorrido del mapa más veloz, muy parecido a cómo funciona el sistema de warp en Breath of the Wild.

Super Mario Odyssey parece ser la mezcla definitiva de todos los Mario 3D que salieron hasta la fecha. El armado de ambos niveles me hicieron acordar mucho al Super Mario 64, mientras que los puzzles en sí a los Mario Galaxy. La movilidad aumentada al Mario Sunshine, y la simpleza y comodidad de los controles a los Mario 3D World y Land. Todo eso, sumado a las mecánicas nuevas, aseguran desde este mismo momento que va a ser un juego excelente que nadie debería dejar pasar.

En esta nota
  • impresiones e3