Noticias

Ikari Warriors: 33 años de un clásico de los juegos de acción

A tres décadas de ‘Ralf y Clark contra los Ninjas’.

Avatar del

Por: Tomás García

Ikari Warriors: 33 años de un clásico de los juegos de acción

Ikari Warriors: 33 años de un clásico de los juegos de acción

Hay juegos que marcan tendencia. No importa si salieron en los 80, los 90 o ayer. Si tiene una fórmula exitosa, lo más posible es que otros exploten el descubrimiento, y esto puede generar un nuevo estilo, o hasta géneros. Así fue como Capcom lanzó Commando en 1985 y prácticamente creó un estilo de juego de acción, denominado run ‘n gun. Y SNK, que en esa época empezó a pisarle los talones, en lo que fue el preámbulo de una riña muy graciosa entre ambas compañías. Ejemplos elocuentes de esta competencia se pueden ver en personajes como Dan Hikibi de Street Fighter, descansando a los personajes Robert Garcia y Ryo —una flagrante copia de Ryu y Ken— de Art of Fighting.

Ikari Warriors tuvo un montón de versiones, incluso de teléfono móvil en 2004.

Un día como hoy de 1986, SNK lanzó Ikari Warriors, llevando el estilo inventado por Capcom a un nuevo grado de locura. Inspirándose en el éxito mundial de acción del momento, Rambo II, el juego tomaba directamente de ahí los personajes y la trama de rescatar al coronel. Los protagonistas Clark y Ralf siguieron a apareciendo de forma jugable en otros juegos como Metal Slug y King of Fighters, y hasta tuvieron cameos como personajes de fondo en Super Smash Bros. Ultimate. La acción en sí es bastante normal para los estándares de hoy. Los protagonistas titulares descienden en medio de la jungla sudamericana, buscando rescatar a su superior que está como rehén en un campamento enemigo.

Como pasa con la mayoría de los juegos de aquella época, los Ikari Warriors, hoy resulta ser que no eran buenos para nada. El tiempo ha sido realmente ingrato con estos juegos que fueron particularmente influyentes en su momento. En la época eran buenos juegos, y atraían un numeroso público por no estar basados en el espacio. No eran normales en la época, y trajo bastantes avances, entre ellos la posibilidad de avanzar a tu propio ritmo, el opuesto a lo que eran los shooters espaciales, y también incluía detalles importantísimos, como la posibilidad de disparar en una dirección mientras se mueve en otra, para evitar el fuego enemigo.

Una imagen clásica.

Esto significa también que su influencia no solo fue en el diseño del juego, sino también en su hardware. Ikari Warriors fue uno de los primeros juegos populares en tener un joystick rotatorio que permitía disparar en ocho direcciones en vez de cuatro. Incluso fue uno de los primeros juegos en la época en ofrecer una experiencia cooperativa, lado a lado, con la utilización de vehículos. SNK no quiso dejar absolutamente nada librado al azar, y doblar lka apuesta de Commando en cada departamento.

La posibiliad de usar vehículos con libertad fue toda una novedad.

Ikari Warriors es sumamente divertido, aunque como buen juego de arcade, también terriblemente difícil. Injustamente difícil a esta altura. Pero se mantiene como uno de los juegos de arcade más intensos y sorprendentes de la época. Pero también hoy es divertido jugarlo para ver el loco desenlace de esta estúpida historia, con las bizarras decisiones que hicieron los desarrolladores hacia el final con personajes dos o tres veces más grandes que los titulares, y no por ser bosses. Simplemente estan ahí, gigantes, sin explicación. Aunque el tiempo haya desnudado sus falencias, el impacto de Ikari Warriors todavía se puede apreciar en cada partida.

En esta nota

Comentarios