Noticias

IMPRESIONES: Need for Speed (la película)

Nuestra especialista en cine y ninja pochoclera se infiltró en el preestreno de la película basada en las carreritas de EA. Y el resultado fue más que digno.
Avatar de Jessica Blady

Por: Jessica Blady

Aaron Paul esta necesitado de adrenalina y de justicia.

En un evento unico (realizado en unas 100 salas alrededor del mundo), Walt Disney Pictures presento en exclusiva para Latinoamerica -y a casi un mes de su lanzamiento en nuestro pais el proximo 13 de marzo-, el estreno de “Need for Speed – La Pelicula” (2014).

Esta nueva adaptacion fichinera, basada en la franquicia desarrollada por EA (Electronic Arts) a partir del año 1992, que incluye mas de 17 videojuegos, es un nuevo intento de los productores cinematograficos por fusionar el exito (y la rentabilidad) de ambas industrias. Y que mejor que tomar como punto de partida una de las series mas longevas, populares y vendidas de la historia.

Esta vez la cosa viene de la mano de DreamWorks, Touchstone Pictures y la mismisima Electronic Arts, que se juegan para darle el primer puntapie a lo que podria convertirse en una nueva franquicia cinematografica/fierrera al mejor estilo “Rapido y Furioso”.

Por ahi viene, basicamente, la historia de este loquito por los autos en busca de revancha.

Dirigida y producida por el ignoto ex doble de riesgo y actor Scott Waugh -que solo tiene en su haber el film “Acto de Valor” (Act of Valor, 2012), una extraña combinacion de imagenes documentales e historia ficcionada sobre los Navy SEALs-, y con guion de los hermanos John y George Gatins, la pelicula no se basa en ningun juego individual, pero intenta ser fiel al espiritu de la serie.

La trama es muy basica (tal vez demasiado), pero no se puede esperar mucho mas de este tipo de peliculas, ¿no?

Toby Marshall (Paul) heredo el taller mecanico de su viejo y, como pasatiempo, se dedica a tunear autos y correr picaditas alrededor de un pueblucho miserable, en las afueras de Nueva York. A pesar de ser un habilidoso conductor, el pibe corre con todas las desventajas economicas. Asi, termina en cana por homicidio culposo tras haber estado involucrado en un tremendo accidente donde fallece uno de sus grandes amigos, mientras el verdadero culpable (Dominic Cooper) sale impugne haciendose bien el sota. Dos años despues Toby sale de la carcel y su unica meta es demostrar su inocencia y desenmascarar al malvado. Como en la cancha se ven los pingos, el pibe buscara participar en una super mega archi secreta carrera clandestina, para verselas de igual a igual con su mas temido adversario.

En sintesis, autos clasicos enchulados, autos de coleccion, autos carisimos y veloces. Una galeria orgasmica para los amantes de las cuatro ruedas y la adrenalina. Chicas lindas y simpaticas (aca es todo muy naïve, nada de culos ni tetitas y se agradece la falta del estereotipo de la rubia tonta o la muchachita pechugona), amigos compinches y chistosos, y varios truquitos que parecen salidos de maniobrar un joystick mas que una camara cinematografica.

Si, la pelicula cae en TODOS los lugares comunes, tiene todos los cliches que se puedan imaginar, un par de referencias pop copadas que no llegan a hacer efecto del todo por su fugacidad (valga la redundancia) -toda su primera parte intenta homenajear a los clasicos de persecuciones de la decada del setenta- y unas cuantas escenas sin sentido.

Pero tiene a Aaron Paul que, con “Breaking Bad”, demostro que es mucho mas que una cara bonita y, remando en dulce de leche repostero, logra darle humanidad y tridimensionalidad a su personaje. Él, junto a la bellisima inglesita Imogen Poots -que hace el papel de Julia, compañera de aventuras y pseudo sponsor, si se quiere-, son lo mejor de la pelicula, gracias a la quimica que logran mientras compiten a ver quien tiene los ojazos mas lindos (¿?).

Las escenas de accion son muy buenas y estan correctamente filmadas, y digo esto porque, mas alla de algun que otro truquito loco que nos hace abrir mas los ojos y entreabrir la boca, no hay gran cosa que ya no hayamos visto antes.

Siendo una pelicula de autos basada en un fichin, hubiera esperado algunos angulos y movimientos de camara mas jugados y estramboticos. Se nota el presupuesto acotado pero bien utilizado, las escenas elegidas especialmente para que a uno lo deslumbren con el 3D (aclaro, yo la vi en su version 2D) y que el enfoque esta puesto en los autos y las carreras, por sobre todo.

A pesar de sus contras es totalmente disfrutable y entretenida, y como ya dije, Aaron hace la diferencia.

Tal vez abunda en solemnidad y escasea de humor. La pelicula se toma demasiado en serio a si misma y unos cuantos chistes mas le habria ayudado a levantar una historia flojita.

De los jovenes actores que aparecen se destaca Rami Malek, no tiende a sobreactuar como el resto y me cae muy simpatico desde su aparicion en “The Pacific” (2010), y Michael Keaton le pone toda su cancherez a un personaje super enigmatico.

No hay mucho mas para agregar sin tirar algun spoiler, pero si les gusta las peliculas descerebradas, con persecuciones, choques y maquinas infernales, “Need for Speed” es lo suyo. Yo la disfrute y eso que nunca me gusto jugar con los autitos.

Soy mala e igual les tiro un spoiler: Jesse Pinkman no dice “Bitch” en toda la pelicula. ¡Esto es un fiasco!

(Need for Speed se estrena bajo este mismo titulo en Argentina el 13 de marzo de 2014)

En esta nota

Comentarios