Noticias

Hoy sale Google Stadia, y las críticas iniciales son destructivas

El servicio de Google ya está disponible en regiones seleccionadas, pero los análisis coinciden en que lo que tiene para ofrecer por el momento no vale la pena.

Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Hoy sale Google Stadia, y las críticas iniciales son destructivas

Hoy sale Google Stadia, y las críticas iniciales son destructivas

“Un vistazo del futuro que otra compañía probablemente perfeccione,” dice PC World en su análisis de Google Stadia, el nuevo servicio de streaming de juegos del gigante de internet que fue lanzado en una versión preliminar en una limitada cantidad de regiones hoy mismo. 

Stadia llegó, pero Google con todo su dinero, su poder, su tecnología y su alcance global no ha podido desentramar el problema principal: el desempeño no depende sólo del proveedor del servicio sino también de una serie de variables del lado del cliente. Jeff Grubb en su análisis explica que “uno de los muchos problemas con Stadia” es que no hay forma de garantizar que el lector tenga la misma experiencia que el redactor, aún cuando el servicio ha funcionado prácticamente sin problemas para él.

Es que, según los testimonios, Google Stadia funciona y es el mejor exponente de la tecnología, solo que es imposible de recomendar, y mucho menos en este extraño limbo de beta paga en el que se encuentra. Sean Hollister lo pone muy claro: “No hay razón para que nadie compre Stadia ahora mismo.”

El modelo de negocio es uno de los aspectos más criticados e incomprensibles de Google Stadia. Pagar un canon mensual para poder acceder a la posibilidad de comprar juegos viejos a precio completo es tan ridículo como suena, en particular cuando una de las características principales de la versión Pro es poder disfrutar de imágenes en 4K y el servicio no puede hacer ni eso. 

En el lanzamiento la mejor resolución posible está disponible a través del Chromecast Ultra, pero solo el que viene incluido con el Pack de Fundadores. Sin embargo, como reconoció Bungie al portal The Verge, “cuando la transmisión es en 4K el juego se procesa en 1080p nativo y luego se escala y se le aplican una serie de técnicas para mejorar la calidad del efecto.” Destiny 2, un juego de 2017, corre en los poderosos servidores escalables de poder infinito con la misma calidad que la versión de PC configurada en “Medio”. De hecho la versión de Xbox One X, procesada en 4K nativa, es mejor que la de Stadia. Inaudito.

Digital Foundry realizó su clásico análisis técnico y se encontró con que Red Dead Redemption 2, quizá el juego más demandante del servicio al día de hoy, corre a unos modestos 1440p escalado a 30 cuadros por segundo a través del Chromecast Ultra y a 60 cuadros por segundo únicamente a través del portal web (stadia.google.com), donde la resolución está limitada a 1080p.

Red Dead Redemption 2 corriendo en Stadia | Imagen: Digital Foundry

El Financial Post también notó las diferencias y anticipó que "quienes esperen una experiencia con la misma fidelidad gráfica y control instantáneo de una PC gamer o una consola,” se sentirán muy decepcionados. 

“Por todos lados hay señales que Stadia es un proyecto sin terminar y a medias, pero eso queda más claro en el Stadia Controller,” dice Hollister. “En lo funcional llega con dos botones prácticamente inútiles (Google Assistant y la captura de pantalla, que casi no tienen funciones en el lanzamiento), la conexión Bluetooth deshabilitada y no puede controlar sesiones en PC o teléfono usando la conexión WiFi, aunque el WiFi se vendió como la manera en la que el jugador podría pasar de una plataforma de Stadia a la otra.”

Stadia es un lanzamiento a medias excepto en dos frentes: el precio de la suscripción, el costo de los juegos y el consumo de 20GB por hora de uso en la máxima calidad. Básicamente Google le pide todo a sus usuarios y ofrece lo que está listo para ofrecer. Una relación asimétrica de la que habrá que mantenerse al margen por varios meses.
 
 

En esta nota
  • google stadia
  • stadia

Comentarios