Noticias

Hace 34 años se fundaba ATI, la empresa que cambió los gráficos de PC

Un pequeño paso para las PC, un gran paso para el procesamiento gráfico.

Avatar del

Por: Tomás García

Hace 34 años se fundaba ATI, la empresa que cambió los gráficos de PC

Hace 34 años se fundaba ATI, la empresa que cambió los gráficos de PC

Desde el ascenso de los bitcoins al mainstream, las placas de video volvieron al centro de escena, y la guerra entre Nvidia y AMD se puso candente nuevamente. Pero hace unos años, la guerra era Nvidia y ATI, y hace 34 años solo había ATI. Aunque la compra de ATI por AMD hizo que el nombre original se haya retirado del mercado, nada de lo que conocemos hoy existiría de la forma que lo hace sino fuera por esta compañía, pionera en el desarrollo de placas de video.

Un día como hoy en 1986, Benny Lau, and Kwok Yuen Ho fundaron en Canadá, Array Technology Inc., con el fin de producir tarjetas gráficas integradas para IBM y Commodore. Para 1987 ya se habían establecido como un retailer de placas de video dedicadas, y en ese mismo año, lanzaron su primera línea de tarjetas para venta al público, la EGA Wonder. Un año después patearon el tablero con la VGA Wonder, una tarjeta de 16-bit que podía correr en un slot ISA de 8-bit, con conectores tanto analógico como digital, lo que permitía conectar cualquier tipo de monitores. Este poder de avance y velocidad para reescribir las posibilidades del adaptador gráfico marcaría el progreso de ATI, y del mercado de las placas de video en los próximos años.

Con la llegada de los 90, Array Technology Inc. solo pisó más fuerte el acelerador. En 1991 lanzó la Mach3 que era un co-procesador y en 1992 lo integraron al como procesador a la placa Mach32, el primer acelerador 2D de la compañía. Justo a tiempo, porque en 1993 Doom rompió con lo que se pensaba posible en juegos para PC, y daría comienzo al hardcore gaming, que alimentaria el desarrollo de nuevas tecnologías gráficas en los años a venir. Y acorde a estos avances, en 1994 lanzaron la Mach64, el primer procesador de 64-bit que funcionaba perfectamente como acelerador 2D, y un año después sería relanzada con un procesador 3D con el nombre de Rage I.

Este vegestorio fue clave para el desarrollo del procesamiento gráfico en PC.

Con este lanzamiento, y debido a existir en un mercado cada vez más competitivo (Nvidia fue fundada en 1993), la empresa realizó un lavado de cara y debutó su logo ATI,  bajo el lema: “Tenemos lo que querés”. Pero la realidad era otra. Sus años pioneros habían quedado atrás, y problemas (principalmente de drivers) hicieron que su posición se viera disminuida considerablemente. La línea Rage tendría una nueva versión cada año, y en 1997, con la Rage Pro lograron volver a tener un producto competitivo, cuyo rendimiento era muy cercano a la Riva 128 de Nvidia.

En 1998 llegó la Rage 128, pero ya era tarde. La falta de compresión de texturas y los ya conocidos problemas de drivers habían hecho de el nombre ATI algo dudoso, poco confiable. Le tomaría muchos años recuperar su posición en el mercado de placas de video, pero irónicamente fue su inventiva original la que creó el mercado en un principio.

El nuevo milenio traería consigo un nuevo nombre con el fin de hacer olvidar los problemas de Rage. ATI Radeon abriría una nueva etapa para la compañía, tal vez no perfecta, pero por lo menos mucho más regular y por ende rentable. Radeon terminó devolviendo el nombre ATI a la cima de ventas. Por lo menos hasta que fuera adquirida por AMD en 2006.

En esta nota

Comentarios