Noticias

Hace 18 años Grand Theft Auto III cambió la historia de los videojuegos

El juego más importante de las últimas dos décadas.

Avatar del

Por: Tomás García

Hace 18 años Grand Theft Auto III cambió la historia de los videojuegos

Hace 18 años Grand Theft Auto III cambió la historia de los videojuegos

Parecería ser que hoy el único tipo de juego que sale, son los juegos de mundo abierto 3D. Pero en alguna época eran una quimera, y sólo un estudio tenía la tecnología y capacidad técnica para lograrlo: Rockstar Games. Y a esto debemos agregarle la sed que tenía el estudio por contar historias para un público más maduro, que también comenzó a ser más evidente en este juego trascendental.

Como vimos en la historia original del nacimiento de GTA, y la partida de su creador, el camino hacia Grand Theft Auto III va mano a mano con la historia del estudio británico DMA Design. Los primeros dos juegos habían sido lanzados para PlayStation y PC, y habían tenido un grado moderado de éxito. Pero un día como hoy de 2001, GTA III salió para esas mismas plataformas, y cambió las reglas de juego para siempre.

¿Por qué semejante impacto? Porque GTA III entregó por primera vez una experiencia de mundo abierto 3D real. Sin baches, ni limitaciones. Por lo menos no sumamente evidentes. Aunque parezca una locura compararlos, hasta ese momento, lo más parecido que había habido, fue Super Mario 64. Un juego de aventuras 3D, con mundos semi abiertos. Pero el juego de Nintendo estaba repleto de limitaciones. El título de Rockstar en cambio, aún con sus problemas, daba una impresión totalmente diferente, fresca e innovadora. Esto fue logrado mediante el motor gráfico RenderWare, que hoy pertenece a PlayStation , y no se usa más como motor. Pero durante el nuevo milenio, fue instrumental para el desarrollo de GTA III. Y aún así, estaba plagado de limitaciones, con animaciones de motion capture que eran imposibles de integrar, como el nuevo movimiento de personajes dentro del vehículo, y la fluidez de estos, entrando y saliendo de autos, entre otros.

Grand Theft Auto III estaba lejos de ser un juego perfecto, pero las cosas que hacía y el nivel de calidad con que lo hacía, era sin precedentes. Era casi como estar viendo Doom correr en una PC por primera vez: Obra del demonio, parecía. Y aún así, el juego se basaba casi en las mismas mecánicas que habían presentado los dos primeros juegos: Libertad total para robar y conducir  vehículos, libertad total para asesinar y pisar transeúntes, y misiones que te tenían yendo de acá para allá, sin una gran motivación. Con los siguientes lanzamientos, Rockstar mejoraría considerablemente su estructura de misiones y narrativa, pero hasta GTA III, el protagonista era más mudo que un mimo, e iba de acá para allá como el mulo de turno, sin siquiera decirle “Sí, guacho, cómo no”, al que le estaba dando la misión.

LIberty City fue la primer ciudad de mundo abierto real que vimos exploramos en nuestras vidas, pero en realidad, eran tres secciones diferentes, que se iban desbloqueando a medida que avanzaba la historia. Una técnica que todavía continúa utilizando Rockstar para que el jugador no se sienta abrumado por lo vasto del mundo abierto. Liberty City era la amalgamación de diferentes ciudades norteamericanas, como Nueva York y Chicago, y según explicó Dan Houser —uno de los escritores de la serie desde el tercero— el objetivo era crear una ciudad americana genérica, donde el jugador podía empezar pobre y trabajar su camino a lo largo de la escalera del mundo del crimen organizado, como las películas que lo influenciaron, ya sea Heat, Goodfellas o Carlito's Way. También fueron inspirados por la serie The Legend of Zelda, uno de las primeras franquicias en intentar recrear un rico mundo abierto para explorar.


GTA III dio comienzo a las cataratas de juego de mundo abierto. Y tomaron años hasta que alguien lo haga casi tan bien como ellos. Es más, tomó que Rockstar llevará a cabo un par de intentos más, para que el resto los alcance en cuanto a tecnología y nivel de diseño. En los próximos juegos, el protagonista comenzaría a tener más personalidad e injerencia en los eventos de la historia, al punto de dividirlo en tres personajes en los que podemos cambiar al vuelo en cualquier momento, no importa en qué lugar del gigantesco mundo abierto se encuentre. Increíble a dónde hemos llegado.

En esta nota

Comentarios