Noticias

Guevara: 32 años del bizarro juego japonés sobre la revolución cubana

Cuando pensabas que ya habías visto la cara del Che en todos lados

Avatar del

Por: Lucas Rivarola

Guevara: 32 años del bizarro juego japonés sobre la revolución cubana

Guevara: 32 años del bizarro juego japonés sobre la revolución cubana

Nosotros como argentinos estamos muy familiarizados con la figura del Che Guevara, como pocos otros países en el mundo. De hecho, uno podría argumentar que El Che hoy en día es menos una figura política y más un figura comercial, algo que seguramente a él no le gustaría en lo más mínimo. El Che aparece en remeras, tazas, mochilas, llaveros, mates, y una infinidad de productos. Pensá en cualquier cosa y lo más probable es que haya un ítem de esos con la cara del Che. Pero, ¿sabías que El Che también apareció en un videojuego?

En el 1987 llegó a los arcades japoneses un juego llamado simplemente Guevara. Si no te suena, no sería raro: en el resto del mundo este juego se conoce como Guerrilla War. SNK, que en ese entonces estaba ganando popularidad gracias a su clon de Commando llamado Ikari Warriors, decidió lanzar este juego que a simple vista bien podría ser una secuela de Ikari Warriors. Guevara mejoraba muchos de los puntos flojos de Ikari Warriors e incluso en ambientación tiene más que ver con dicha serie que las propias secuelas del juego.

Pero es esa ambientación la que terminó siendo un arma de doble filo para el juego. Por si el título no te alcanza, en Guevara el jugador 1 encarna a El Che, mientras que el jugador 2 controla a nada más ni nada menos que Fidel Castro. Efectivamente, Guevara es un juego sobre la revolución cubana. El Che y Fidel deben combatir olas de soldados, liberar rehenes de guerra y derrocar al dictador Fulgencio Batista. Obviamente, la idea de lanzar en el mercado americano un juego sobre los líderes de la revolución cubana combatiendo la dictadura respaldada por los Estados Unidos no era exactamente una buena idea en cuanto a materia comercial, y fue por eso que el juego cambió a Guerrilla War.

En este lanzamiento americano, el juego era casi el mismo. Los protagonistas y el dictador ahora no tenían nombre, aunque los parecidos físicos se mantenían. De hecho, Guerrilla War empieza con una imagen de un hombre sospechosamente parecido al Che Guevara (porque lo es) con el texto “Aclamados sean los héroes de la revolución”. Si bien ahora el juego no es más que uno de esos shooters verticales por los que se conocía a SNK en la época, sus raíces como juego basado en hechos y personas reales (de las cuales Fidel todavía estaba vivo durante el lanzamiento del juego) eran imposibles de borrar.

Incluso la portada de Guerrilla War todavía tiene un aire a revolución cubana.

Como juego, Guevara no era la gran cosa. Era difícil replicar fuera de los arcades estos shooters particulares de SNK puesto que utilizaban el mismo stick con el que controlás a tu personaje para también rotarlo. Sin esa posibilidad, Guevara (o en realidad, Guerrilla War), era otro shooter más de SNK. Por supuesto que la compañía encontró éxito más tarde con otros productos, como su Neo Geo y series como King of Fighters y Metal Slug, pero en sus orígenes eran este tipo de juegos de arcade los que desarrollaba SNK.

Hoy en día SNK no tiene problema en reconocer el nombre japonés del juego, pero tampoco explica demasiado el por qué.

La pregunta del millón es: hoy en día, ¿qué tan difícil de conseguir es Guevara? Hubo un tiempo en el que, al ser un juego únicamente del mercado japonés, era un ítem muy preciado por coleccionistas. Todavía lo es en su versión física, pero gracias a la venida de los juegos digitales, resulta que jugar Guevara es mucho más fácil de lo que uno piensa. El año pasado fue lanzado en Nintendo Switch un compilado llamado SNK 40th Anniversary Collection. Este juego, que en el transcurso de este año llegó a Playstation 4, Xbox One y también a PC, contiene muchos de estos clásicos de los primeros años de SNK y Guevara se encuentra entre ellos. Sí, Guevara. Y también Guerrilla War, porque lo curioso de esta colección es que te permite jugar las versiones de arcade y de consola de estos juegos, tanto americanas como japonesas.

Lo que en aquel entonces era impensable, hoy en día es muy posible: podés jugar muy fácilmente uno de los juegos más extraños protagonizados por un argentino. Uno más en la lista de infinitos productos con la cara del Che.

En esta nota

Comentarios