Gears 5 se siente como la reinvención que la serie necesitaba
Noticias

Gears 5 se siente como la reinvención que la serie necesitaba

Después de horas con el Lancer en la mano, Chopper nos trae sus primeras impresiones del nuevo gran exclusivo de la plataforma Xbox.

Avatar de Jeremias Curci

Por: Jeremias Curci

¿Qué es lo que representa Gears of War hoy en día? Esto es lo que parece haberse preguntado The Coalition cuando idearon este Gears 5. Desde luego que a buenas y primeras, no es la sensación que nos transmite: el acto inicial nos recibe de brazos abiertos sin importar si jugamos Gears desde sus orígenes allá por 2006 o si va a ser nuestro primer juego de la serie que jugamos. Y es que Microsoft es muy consciente de esto y de la ventana que supone Game Pass: una enorme cantidad de jugadores que tal vez no tienen idea de qué la va. No sólo tenemos un tutorial que nos enseña a jugarlo de pe a pa, sino que también tenemos un resumen de Gears of War 4 y toda la historia entre el primero y Judgment.

Como decía, el primer capítulo en esta aventura se mueve dentro de los rieles conocidos, pero da señales de grandeza. Secuencias de acción espectaculares y momentos que poco tienen que envidiarle a la serie Uncharted. ¡Qué digo! Si incluso desde lo técnico aplicaría este concepto, ya que exprime al máximo las capacidades de la vetusta Xbox One de lanzamiento, que es donde lo estoy jugando. También vislumbramos un ritmo más pausado, con más tiempo para presentar cada uno de sus personajes: hay mucha cabeza puesta detrás del diseño y del arco narrativo.

Sin embargo, la sorpresa viene un poco después. Por eventos que no voy a develar, The Coalition decide patear el tablero por completo, haciendo de este Gears algo completamente distinto. El segundo acto nos recibe mostrándose como un juego que tiene más en común con las aventuras épicas de Lara Croft o Nathan Drake que con el viejo y querido grupo de honchos fanáticos de la destrucción masiva. Con nuevo personaje a comandar y todo, exploramos uno de los emplazamientos de los “excluidos” del sistema; seres humanos que viven fuera de los confines de la alianza de los COG. Vamos ahí a reclutar a alguien.

Y los detalles siguen apareciendo: ciudadanos haciendo su vida, teniendo conversaciones con sustancia. No sólo eso: más allá de la narrativa intencional, The Coalition agregó una tonelada de documentos y objetos que nos meten todavía más adentro del universo y nos ayudan a entenderlo mejor. La misión de reclutamiento no sale como esperábamos, y nos vemos nuevamente envueltos en secuencias de combate. El ritmo contemplativo hace pausa y Gears demuestra que sigue siendo Gears: esquivás, te cubrís, hacés tu recarga activa, disparás. En esto, no hay nadie que lo supere: es un juego de acción con una propuesta que nunca envejece y que funciona de maravillas.

De hecho, cuanto menos, se lo siente más robusto y profundo que antes. Más allá de maniobras propias de la navegación de los niveles -ahora enormes, vastos, con sitios para explorar- contamos con Jack: un dron que tiene su propio árbol de habilidades para desarrollar, y que nos asiste en todo momento. Podemos pedirle que nos recupere armamento o municiones del escenario; posee propiedades que permiten incapacitar enemigos mediante el uso de una carga eléctrica; nos ayuda a resolver ciertos puzzles del escenario. Incluso interactúa con nosotros mediante blips y blops que lo ponen a la altura de los más simpáticos droides de Star Wars.

El dron. Nuestro mejor amigo en Gears 5.

Cuando creíamos que no había más nada que ver, Gears 5 nos sigue sorprendiendo: porque la estructura de las misiones que siguen tienen que ver con escenarios enormes, con mapas y misterios por vislumbrar, con misiones primarias y secundarias que concluir. Los primeros segmentos de este segundo capítulo nos tienen explorando una tundra congelada a bordo de una especie de esquí con vela de parapente que nos permite desplazarnos por las generosas superficies, sortear saltos. Podemos bajarnos, ir a los puntos de interés, resolver combates o bien explorar para seguir mejorando nuestro equipo.

Es importante marcar que Gears 5, gracias a su núcleo jugable tan efectivo, nos invita constantemente a meternos de lleno en la acción y tratar de completarlo todo. Y no se trata de algo propio de mi TOC, sino que el contenido goza -de momento al menos- de una calidad soberbia, pero por sobre todo, entretiene. Porque el combate es electrizante; porque aprendemos sobre el universo de Gears; porque las recompensas se ven plasmadas en un progreso que realmente es significativo: créanme que no es lo mismo tener a nuestro dron escaso en habilidades que desarrollado en todos los frentes posibles.

Estoy dejando muchas otras cosas que me están encantando de Gears 5: la historia es un tanto cliché, pero está muy bien escrita, respaldada por actuaciones que están a la altura de los mejores. Lo mejor es que The Coalition ha encontrado la forma de adaptar la cadencia narrativa a lo que se siente como una aventura épica, tomándose su tiempo para cada momento, siempre que lo necesita. Técnicamente es una maravilla: se ve incluso mejor que Gears of War 4, mérito doble considerando lo desfavorecida que es la vieja Xbox en términos de potencia.

Cosas que no faltan en Gears 5: explosiones y espectacularidad.

Y fundamentalmente estoy dejando de lado el modo multiplayer, que es casi tan importante como la campaña, cuando de Gears of War se trata. De momento, el acceso anticipado de prensa tuvo dos sesiones muy específicas que imposibilitan vislumbrar el potencial real de la experiencia, por lo que es difícil hablar con propiedad del asunto. Sin embargo, a juzgar por estas 8 horas que llevo con Gears 5 -promediando el tercer capítulo- puedo afirmar que se trata de un nuevo comienzo; una nueva cara para una franquicia que realmente necesitaba aire fresco, de la mano de un estudio que supo capitalizar todo lo bueno de su legado y que por fin se animó a romper estructuras establecidas. 

Gears 5 se lanza oficialmente el 6 de septiembre en Xbox One y PC (Windows 10). Para los abonados a Xbox Game Pass Ultimate y aquellos que lo hayan preordenado, el acceso se hará efectivo el día 5 de septiembre a las 21:00.
 

En esta nota
  • gears 5

Comentarios