Noticias

GRATAROLANDIA: Un robo con plataformeros monstruosos

Nuestra colección semanal de juegos gratuitos se viene súper plataformero, pero eso no es todo
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

¿Se dieron cuenta que falta prácticamente un mes para Navidad? Pero no necesitamos al Gordo Noel para darnos regalos cuando todos los juegos de esta sección son gratuitos; por ejemplo, los elegidos para la lista de hoy, que incluye cuatro plataformeros con características muy particulares; pero además tenemos un simpático juego en el que combatimos contra un monstruo y una atrapante narrativa sobre una muchacha con un severo problema. Habiendo dicho esto… ¡a jugar!

Diver Down

Tenemos varios plataformeros en la selección de esta semana, así que comencemos por uno con una curiosa mecánica. El objetivo en Diver Down es alcanzar la puerta que nos lleva al próximo nivel, pero pronto comprenderemos que dicho objetivo es imposible de realizar de forma directa. Ahí entra en escena nuestro poder de “Diver Down”, que es básicamente meternos en un objeto sólido.

La idea es, entonces, fusionarnos a paredes, techos y suelos para atravesarlos y llegar a puntos antes inaccesibles del mapa. Si eso fuera todo el juego no pasaría de una idea interesante, pero hay un elemento más a tener en cuenta: no debemos ser detectados por las luces del nivel. Debemos evitar a toda costa tocar el haz de luz de estas lámparas, a veces aprovechando los ciclos de apagado y otras veces usando nuestro poder para fusionarnos a un sólido, dejar pasar la luz, y emerger para continuar nuestro camino, ya que no seremos detectados dentro de las paredes.

Diver Down es un plataformero bastante simplista en su núcleo, pero eso también lo vuelve muy accesible. Una linda forma de entrar en calor para todo lo que se viene a continuación.

Monstrüous

¡Un temible monstruo ha aparecido! Cuatro valientes se aprontan a combatirlo, pero… ¿qué hacer, exactamente? Tendremos que elegir con mucho cuidado nuestras acciones en Monstrüous, un simpatiquísimo juego que nos recuerda mucho al estilo de la saga Grow de Eyezmaze.

Tenemos a nuestra disposición ocho acciones a realizar; dos por cada personaje. Cada acción genera una reacción a nuestro alrededor o en el propio monstruo… o quizá no. Dependerá del orden en el que elijamos los comandos el éxito de la misión. Esto es pura prueba y error, pero con un par de partidas le pescaremos la vuelta al asunto y entenderemos mejor cómo funcionan algunas combinaciones; qué comandos deben ir antes o después de otros y qué usar cuándo.

Ayuda mucho una presentación visual muy buena, caricaturesca, que distingue bien a nuestros protagonistas y le da a la aventura un toque de animación mucho mejor de lo que podríamos esperar. Ideal para que cualquiera lo disfrute; en especial los más pequeños de la casa.

Skorpulac

Se siente un extraño impacto visual ver a Skorpulac en acción. Se trata de un plataformero a la vieja escuela, con gráficos diminutos y colores mínimos, pero con jugabilidad totalmente funcional. Nuestro protagonista ha de superar cinco niveles colmados de enemigos; lo que no parece particularmente difícil… pero no se fíen de ello.

La dificultad del juego reside mayormente en nuestra habilidad para movernos por los niveles, ya que nuestro armamento se reduce a una lanza de muy corto alcance y bastarán un par de aciertos del enemigo para hacernos caer rendidos. Muchas veces será mejor evitar los encontronazos con algunos de los seres que pululan por allí, optando mejor por escabullirnos hasta dar con la puerta de salida. Y cuando el combate es inevitable, lo mejor es aprender el comportamiento de esas criaturas para detectar el mejor momento para encajar el lanzazo.

Skorpulac es un desafío que tomará a muchos por sorpresa. Está muy bien diseñado y se juega perfecto. Una gran opción para los amantes de los buenos plataformeros.

The Great Tsunami Thief

La ciudad se ha evacuado ante la alerta de un tsunami, pero eso quiere decir que las casas están vacías de gente que ha dejado atrás sus bienes materiales. ¡Qué desperdicio! Si tan sólo alguien pudiera sacar provecho de esa situación. ¡Ajá!, aquí llega The Great Tsunami Thief para hacer de las suyas.

Nuestro objetivo es muy simple: debemos correr a lo largo y alto de una ciudad intentando recolectar una serie de objetos de valor, tratando de tardar lo menos posible; no tanto porque tenemos un tiempo límite para hacerlo sino porque dicho tiempo límite es lo que va a tardar la enorme ola del tsunami en barrer con todo a su paso. Es necesario movernos rápido para llegar a terreno elevado con tantos tesoros como podamos, y para eso nuestro ladrón tiene un par de movimientos especiales.

Primero que nada, podemos saltar desde las paredes. Es una acción indispensable para movernos por los complejos de edificios y para superar varios obstáculos al paso. Segundo, podemos realizar una arremetida que, además de darnos un impulso extra, es necesaria para derribar puertas cerradas. Con estos dos movimientos nos la tendremos que arreglar para robar todo lo posible y salir con vida de esta emergencia. Tratemos de que no nos tape el agua, ¿okay?

Gumgem

Si hay algo mejor que un plataformero con buenas mecánicas es uno que además tiene gran rejugabilidad, y ambos elementos están presenten en Gumgem, un colorido plataformero roguelike. El príncipe ha sido raptado por el malvado osito de goma. Ahora depende de nuestra heroína entrar al castillo y rescatar a la pobre víctima. Eso, claro, si conseguimos llegar a él, porque este juego destaca por su inesperada dificultad.

Cada pantalla se genera de forma procedural. No podremos pasar a la siguiente hasta no eliminar a todos los enemigos en escena o hasta obtener la llave. Para ello contamos con la habilidad de lanzarnos con fuerza en cualquier dirección, movimiento que utilizaremos para chocar contra los enemigos y así destruirlos. Pero cuidado, que algunos deben ser golpeados en puntos específicos. Por lo demás, es un excelente juego de plataformas en el que cada partida es una nueva experiencia, y cuya dificultad va a poner bien a prueba nuestra destreza Gamer. Dale, vamos a endulzarnos con este adorable jueguito.

11:45 - A Vivid Life

El último juego de esta semana es una experiencia narrativa bastante inusual, sencilla, pero que puede dar volantazos emocionales en cualquier momento. Esto es 11:45 – A Vivid Life, la historia de una joven que repentinamente está convencida que su esqueleto ha sido reemplazado con el de otra persona. Para comprobarlo se ha robado una máquina de Rayos-X y está lista para hacerse un examen de su propio cuerpo, intentando descubrir qué tanto de cierto hay en sus alegaciones.

El juego consiste en utilizar la máquina de Rayos-X para obtener una placa del área elegida en el cuerpo de la joven. Una vez encontrada alguna irregularidad, podremos intentar hacer algo al respecto y luego, utilizando la radio encima de nuestro auto, comentar nuestro descubrimiento. Dicho de esa forma no parece gran cosa, pero lo que encontramos en el cuerpo de la muchacha, la forma en que lo remueve y analiza, y la forma en la que los interpretamos puede llegar a tener una fuerza emocional inesperada. Recomiendo jugar un par de veces este breve título para descubrir varias de las respuestas ante un mismo elemento.

Mientras tanto, nosotros nos despedimos hasta la próxima semana. Jueguen bien. Jueguen mucho.

Comentarios