Noticias

GRATAROLANDIA: Pizzerias del Caribe

Ubisoft nos da otro regalito Navideño, pero además sumamos otro puñado de geniales juegos gratuitos
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Nuestra búsqueda de ofertas imperdibles continúa con esta nueva tanda de interesantes títulos para nuestro lúdico deleite. Esta semana nos enfrentamos a un par de entretenidas aventuras plataformeras, un juego minimalista de soberbia banda sonora, una experiencia de imposibilidad, una pizzería que es mucho más de lo que parece, y una verdadera joya para salir a navegar. ¡Adelante!


Assassin’s Creed: Black Flag (Oferta Temporal)

Arranquemos con el plato fuerte. La semana pasada vimos cómo Ubisoft nos daba un regalito de Navidad por adelantado y nos dejaba obtener World in Conflict de manera gratuita por tiempo determinado. Bueno, parece que no era suficiente para el Tío Ubi, así que ahora nos sorprende con Assassin’s Creed: Black Flag. Sí, uno de los mejores juegos de la saga Assassin’s Creed (posiblemente porque era el que menos interés tenía en enfocarse en las mecánicas principales de dicha saga; saquen ustedes sus propias conclusiones) está a un par de clicks de distancia; simplemente hay que dirigirnos a ESTA PÁGINA y registrarnos a Uplay para tener el juego ya en nuestro catálogo. ¡Pero apuren, que la oferta es válida sólo entre el 11 y el 18 de Diciembre! Ah, y esta oferta es únicamente para PC.


Freddy Fazbear’s Pizzeria Simulator

Este Scott Cawthon es un loquillo. Luego de “cancelar” el sexto juego de la saga de Five Nights at Freddy’s, Scott alegó que no quería quedarse sin darle ALGO a los fans, así que lanzó este pequeño jueguito de forma gratuita. Y, como de costumbre, nos trolleó a todos, porque lo que empieza siendo un simpático juego de lanzar pizzas a niños (un concepto tentador ya de por sí) termina convirtiéndose en el eslabón final de la franquicia de juegos de sustos más popular de los últimos años.

Esta vez nuestra misión es diseñar y administrar nuestra propia pizzería de la franquicia Freddy Fazbear, para lo cual habrá que superar una serie de minijuegos y mecánicas diversas, desde compra y administración de atracciones hasta esas escenas de altísima tensión a las que Scott nos tiene tan acostumbrados. Hay que admirar la dedicación de Cawthon y el aprecio que tiene por sus fans, no sólo por darles el último juego de la saga de forma gratuita, sino además porque se trata de un título muy bien diseñado. Gracias, Scott, y a ver con qué nos sorprendés en el futuro.


Orchids to Dusk

Cayendo desde el espacio en una cápsula de escape, nuestro astronauta toca tierra en la superficie de un planeta desconocido. Sobrevivimos al aterrizaje, pero nuestro nivel de oxígeno va en descenso… y no podemos recargarlo. En resumen: vamos a morir.

Pero no será inmediatamente. A medida que nuestro oxígeno se va extinguiendo notamos la necesidad de actuar, de buscar una solución, de salir a explorar este extraño mundo. Lo único tangible que encontraremos más allá de nuestra cápsula de escape son algunos oasis de vegetación alienígena y los cuerpos sin vida de otros astronautas que cayeron en nuestra misma situación. Y eso es porque este juego posee un mapa estático que registra los lugares de deceso de otros jugadores y los añade a nuestra propia sesión. Un detalle de gran interés, pero… ¿con qué sentido? ¿Qué tiene Orchids to Dust de especial, si no podemos ganarlo?

Pues… eso mismo. No podemos ganar. Mientras nuestro aire se agota varias emociones comienzan a aflorar en nuestra mente. La idea de explorar nos lleva a realizaciones más profundas de lo que esperábamos, con la idea de que nuestro tiempo es limitado y quizá haya muchas cosas hermosas que no llegaremos a ver, o que no llegaremos a apreciar del todo. La idea de ver cuerpos de otros astronautas alude al hecho de que en nuestro tiempo con vida atestiguaremos el deceso de otros. Hacia los momentos finales de las breves sesiones de juego es posible haber ganado una empatía especial por nuestro personaje, de quien no sabemos ni su nombre ni su misión. Sólo sabemos que pasó sus últimos momentos en nuestra compañía… y quizá eso sea suficiente.

Este no es un “juego” per se, pero sí es una gran experiencia que, en su minimalismo, dice más de la vida que muchos otros juegos de grandes aspiraciones logran con mayor presupuesto. Recomiendo darle al menos una oportunidad.


Contradiction

Pasamos de una experiencia de paz interior a una aventura de acción desenfrenada. ¡Es lo que hay!; y lo que hay es Contradiction, un entretenido plataformero con estética bien Retro, con todo y scanlines.

La historia es tan básica como que la primera Inteligencia Artificial Mecánica ha sido liberada en el año 1920, y de ahí pasó a querer conquistar el mundo; algo que las Inteligencias Artificiales suelen querer hacer. Para solucionar el problema se acude a Billy Lancer, un Comando con la habilidad y poder de fuego necesario para hacer frente a la amenaza. El resto es una muy decente aventura plataformera digna del mejor Contra. Si ese concepto te interesa, pasá nomás a jugarlo, que no te va a desilusionar.


Project Rhombus

Pasemos ahora a una experiencia extremadamente minimalista y adictiva. Suban el volumen, porque Project Rhombus nos va a deleitar con una banda sonora espectacular… y de paso nos va a encolerizar con una jugabilidad bien endiablada.

Un detalle interesante es que este juego está dedicado a Toby Fox, creador de Undertale, y los que hayan jugado aquel juego pronto entenderán por qué, ya que todo el concepto de Rhombus es un calco de la lucha contra Undyne; es decir, veremos venir flechas desde las cuatro direcciones cardinales y tendremos que “atajarlas” dirigiendo nuestro rombo en la dirección del proyectil más cercano. Así de simple… y así de complicado, porque la velocidad de las flechas varía y hay alguna que otra que se comporta de formas inesperadas.

No hay mucho más que decir, pero tampoco hace falta. Es adictivo, es desafiante, suena tremendo y, por supuesto, es gratuito (aunque tiene un DLC que sirve únicamente para apoyar a los desarrolladores… y, la verdad, se lo merecen). Vayan y jueguen, pierdan, y vuelvan a jugar.


Shuriken

Nuestra última propuesta para esta semana es este simpático aspirante a juego de GameBoy llamado Shuriken. Se trata de una pequeña aventura plataformera con leves tintes de Metroidvania en el que nuestro protagonista se vale de únicamente tres shurikens (estrellas ninja) para abrirse paso por los escenarios laberínticos.

Se destaca mucho el sistema de control sólido que responde bien a nuestros comandos, y eso es esencial para un juego plataformero. Podemos lanzar nuestros shurikens hacia arriba y hacia abajo (mientras saltamos), y necesitaremos recuperarlos una vez lanzados. Si perdemos alguno en el camino no lo recuperaremos hasta perder y volver a empezar desde el último checkpoint, pero no se preocupen mucho, porque hay checkpoints por todos lados.

Shuriken es una linda aventura para pasar el rato, bien diseñada y muy amena. Una excelente adición a nuestro catálogo.

Hasta la próxima, jóvenes ninjas.

En esta nota
  • assassin creed
  • gratarolandia
  • five nights at freddy's

Comentarios