Noticias

GRATAROLANDIA: La diabólica linterna y la vendida flor de lana

Seguimos haciendo sacrificios con una nueva tanda de excelentes juegos gratuitos de gran calidad. ¡A jugar!

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Otro sacrificio de juegos gratuitos

Otro sacrificio de juegos gratuitos

Nos vamos acercando al borde del calendario y ya estamos todos estresándonos por las fiestas que se vienen. Momento ideal para relajarnos con algunos jueguitos, ¿no?

¿…Qué? ¿Están ahorrando para las ofertas de Navidad? ¡No se preocupen, que siempre habrá nuevos juegos gratuitos para disfrutar a nuestras anchas! Y la selección de esta semana es verdaderamente impresionante, todo gracias a que la comunidad de desarrolladores se pasó de ingeniosa con la premisa de “Deben Hacerse Sacrificios” de la reciente edición de Ludum Dare. Con ese dato en mente pasemos ya a disfrutar de un juego de acción con progresión “a la inversa”, una aventura de ingenio que juega con el menú de opciones, una divertida parodia de los juegos de zombies y hasta una impactante historia de… hacer ramos de flores.

En serio, todos estos juegos son magníficos, así que salgamos de esta introducción y… ¡a jugar!

Lanternal

Conocemos bien el concepto de todo buen Twin-Stick Shooter: movernos por una arena de juego en la que aparecerán hordas de enemigos, los que tendremos que dar de baja con los medios a nuestra disposición, viéndonos beneficiados con algún power-up cada cierto tiempo para aumentar nuestras posibilidades de éxito. Ocurre que Lanternal sigue muy de cerca ese esquema, pero le añade—o mejor dicho, le quita—un elemento crucial: las “mejoras” son todas en nuestra contra.

La joven hechicera a nuestro control debe sobrevivir tanto como pueda en esta mazmorra, despachando bichos y quedándose con sus almas. El objetivo es obtener tantas almas como podamos, pero a ciertos intervalos aparecerá un molesto demonio que nos forzará a elegir una “mejora” para continuar. Todos y cada uno de estos poderes especiales nos juega en contra, desde invertir nuestros controles hasta oscurecer nuestros alrededores; la única forma de continuar es sacrificar nuestros beneficios.

El juego cuenta con una decente producción audiovisual; algo que será moneda corriente en los elegidos de esta semana. Por lo pronto, Lanternal es un excelente título para empezar esta lista; fácil de entender y entretenido de principio a fin.

Diaball

Hay un fuerte impacto visual en la estética de Diaball, que prefiere explicar lo menos posible y dejar que el jugador le pesque la mano a los controles por cuenta propia. Lo mínimo que deben saber es que el objetivo de cada nivel es destruir todos los corazones que aparecen en pantalla y además ubicar a todos los demonios en nuestro poder.

Un detallito que se revela en el tercer nivel es que podemos ralentizar el tiempo si mantenemos presionado el botón del mouse, lo cual es una gran ayuda al momento de hacer tiros de precisión. ¿Dije tiros? Sucede que cada uno de nuestros demonios viene con una cantidad de “brazos”, los cuales se extienden al momento de colocarlos en pantalla. Si los brazos tocan corazones, los destruyen; pero si tocan algunas superficies peligrosas, el que se destruye es el demonio.

Con esos datos debemos ingeniárnoslas para descifrar la mejor ubicación de cada demonio, nivel tras nivel. Es un concepto que funciona perfecto, y su pulidísima estética lo vuelve un título muy agradable, mientras que su jugabilidad basada en un par de reglas bien fundadas lo transforma en una experiencia súper enviciante. ¡Hay que probarlo!

Sacrificial Wool

Una de las cosas que más me agrada ver en este tipo de Game Jams es la creatividad y originalidad de los desarrolladores para tomar la consigna y retorcerla de las maneras más inesperadas, así que me sentí extremadamente feliz de ver algo como Sacrificial Wool; una aventura cuya única verdadera falencia es ser tan pero tan breve.

El objetivo básico del juego es conducir a nuestra ovejita a lo largo de una serie de pantallas para poder ser sacrificada; ¡pero ese no es el verdadero uso de la consigna! La verdadera gracia está en que los obstáculos y problemas que hallaremos en nuestro corto viaje deben ser resueltos mediante… ¡el menú de Opciones!

Sí, haciendo uso de las opciones de gráficos removeremos objetos excedentes para quitar escombros del camino, desactivaremos luces dinámicas para ocultarnos en las sombras y hasta apagaremos el sonido para que algunos guardias no nos escuchen pasar cerca. Todas las ideas del juego son fantásticas y es casi criminal que sea tan cortito. ¡Queremos una versión completa! ¡Por favor! Vayan y prueben esta belleza. Necesitamos más ideas como esta.

Super Sellout

Ser un superhéroe es un concepto fantástico… hasta que te cae la ficha de que salvar personas tras el anonimato de una máscara no nos va a pagar la cuenta del gas. No es el problema de Monetization Man en el divertido Super Sellout, que buscará cualquier tipo de sponsor para ganar unos billetitos mientras le salva las papas a más de uno.

Este colorido juego resulta ser, en esencia, un simple Endless Runner en el que nuestro héroe debe saltar por las azoteas de la ciudad, ayudando ciudadanos al paso. Cada ciudadano asistido nos dará una pequeña bonificación de tiempo y dinero, pero no será la gran cosa. ¿Cómo podemos maximizar ganancias? ¡Claro, sacrificando nuestra integridad para beneficio de las corporaciones! Al inicio de la partida podremos aceptar todos los sponsors que queramos, cada uno añadiendo efectos y problemas adicionales a nuestra rutina de vigilancia. La idea central sigue siendo obtener la mayor cantidad de efectivo, pero cuantos más sponsors aceptamos, más caótica se vuelve nuestra labor.

No se trata de un juego complejo, sino más bien de una hilarante carrera contrarreloj para ver cuánta guita podemos juntar. Ideal para divertirnos con amigos, viendo quién obtiene más platita.

Deadline of the Dead

A esta altura los juegos de zombies son una plaga que no parece querer morir (jejeje), pero queda en las manos de desarrolladores competentes usar una temática tan gastada de modo que resulte atrapante; y me alegra anunciar que ese es el caso con Deadline of the Dead.

Sí, es el apocalipsis zombie, pero ni eso nos va a salvar de terminar nuestras tareas en la oficina. ¡Mirá si nos despiden! Así, escopeta en mano, nuestro objetivo es llevar a cabo una veintena de trabajitos sin terminar mientras mantenemos a los no-muertos a raya. No es el único problema: también debemos hacer pausas para tomar cafecitos tonificantes y para ir al baño; ¡no somos de hierro, che!

El frenetismo del juego, sumado a la situación tan irreal (casi parece sacada de Shaun of the Dead), resultan en un desafío inesperadamente atractivo; una lucha por sobrevivir en la oficina, donde los zombies parecen ser la menor de las molestias. Creo que a Romero le hubiera encantado.

Eternal Home Floristry

Cerramos la selección de esta semana con uno de los juegos más impresionantes que se hayan creado en el breve lapso de 72 horas. De la mano de Deconstructeam nos llega el sorprendentemente atrapante Eternal Home Floristry, y es una cosa de belleza pura.

Esta aventura narrativa se centra en el fondo de una florería, donde nuestro protagonista, un asesino a sueldo recobrándose de las heridas que le produjo su último trabajo, es empleado por el dueño del local para preparar ramos de flores. ¿No es emocionante? Quizá no lo parezca en un principio, pero tan pronto como los personajes comienzan a charlar, la trama nos envuelve de manera inevitable.

La narrativa está diseñada con un nivel de maestría digno de admirar. Todo el juego goza de un diseño magnífico, en especial considerando el brevísimo tiempo de desarrollo que el equipo tenía para trabajar. Y más aún cuando vemos cómo se aplica el contexto de “Debe Haber Sacrificios”, porque lo que sacrificamos en este juego son… flores. Una vez más, no parece lo más emocionante del mundo, pero ver cómo es utilizado ese elemento en el contento del juego y su historia genera una serie de sensaciones que llegan a lo personal.

En el breve momento que compartimos con estos personajes aprendemos mucho más de ellos—y del mundo en el que habitan—de lo que creeríamos posible. Esto es, lisa y llanamente, una obra de arte que no puede ser dejada de lado. Vayan y disfruten de una de las más inesperadas sorpresitas del año. No se van a arrepentir… y quizá quieran jugar el juego una segunda vez.

Hasta la próxima.

En esta nota
  • Gratarolandia