Noticias

GRATAROLANDIA: Brujas cyberpunk ingenian un estofado rítmico

El año se va terminando pero los juegos gratuitos siguen y siguen llegando. ¡Pasá a ver qué hay!

Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

The Incredible Free Games

The Incredible Free Games

Se termina Noviembre, lo que efectivamente da inicio al último mes del año; período usualmente reservado a las listas de lo mejor y lo peor de doce meses cargados de contenido. Pero nosotros, ávidos exploradores de las pequeñas joyitas indie, siempre tendremos más y más material para presentarles. Por eso hoy volvemos a la carga con una nueva dosis de buen entretenimiento gratuito que incluye un breve y divertido shoot’em up, un misterioso paseo nocturno, un ingenioso émulo de cierto clásico de antaño, un simulador de salir a comer y hasta un par de demos que valen mucho la pena conocer.

No se diga más; Noviembre termina, pero nuestra diversión recién empieza. ¡A jugar!

Hot Pot Panic

Una rica comida... ¡pero no nos distraigamos!

Nada mejor que empezar con una comida saludable y una buena charla entre amigos… a menos que nuestros amigos se molesten si no les prestamos suficiente atención por estar enfocados en los manjares ante nosotros. ¿Podremos superar el desafío que Hot Pot Panic nos sirve en bandeja?

Este simpático juego nos lleva a un restaurante de tenedor libre para una cena junto a nuestra amiga, pero en realidad lo que nos interesa es masticar. El silencio se vuelve un poco incómodo, así que debemos iniciar una charla mientras metemos bocadillos en el tazón de estofado. Debemos cuidar que los alimentos no se pasen de cocción, pues el objetivo del juego es llenar nuestro estómago hasta saciarnos. ¿El problema? Nuestra amiga se va a enojar muchísimo si no le prestamos atención a sus comentarios.

Debemos hacer un trabajo de balance entre cocinar la comida y escuchar lo que dice nuestra amiga, pues tras cada charla nos hará una pregunta al respecto y debemos responder con acierto. Esto es básicamente un manual de cómo no aparentar ser un cerdo antisocial, y en esa inusual premisa se gana toda nuestra estima.

Moonflight

La paleta onda Game Boy es mágica

Luego de una buena comida nada mejor que un postre en forma de jueguito sencillo pero muy bien desarrollado. Creo que Moonlight va a entrar perfecto en esos requerimientos. Este lindo shoot’em up nos presenta a la bruja Bel, que desea visitar a su novia Chime en esta noche de Halloween; pero justo esa noche los espantos salen al acecho.

Lo interesante de este juego—además de una correcta jugabilidad—es el hecho de que tenemos un botón exclusivo para ascender, a diferencia del clásico esquema de control de cuatro direcciones. No señor, aquí serán dos direcciones—izquierda y derecha—y el botón para Ascender, dejando que la propia gravedad se haga cargo del descenso cuando no presionamos ese botón. Por lo demás, Bel puede lanzar hechizos a modo de disparo y las eficientes calabazas-bomba para barrer la pantalla de esos bichos indeseables.

Un poco difícil de dominar al principio, el juego rápidamente se vuelve muy entretenido. Es un único nivel, pero bien vale la pena probarlo.

(DEMO) EverHood

Nada que ver con Undertale, ¿eh?

La primera impresión que EverHood nos da es la de ser una vil copia, porque toda la secuencia introductoria está tan pero tan calcada de Deltarune que muchos puristas se sentirán ligeramente ofendidos; pero dejen pasar esa primera impresión y sigan jugando, que lo que sigue es MUY interesante.

No quiero adelantar demasiado pero puedo expandir un poco: en este juego nuestro protagonista es un muñeco de madera que ha perdido un brazo, robado por un duendecillo que se apronta a huir. De aquí en más hemos de explorar este extraño mundo, intentando dar con el ladrón. Sí, este mundo tiene un considerable sabor a Deltarune, pero en poco tiempo uno consigue ver las diferencias que lo destacan ante el juego de Toby Fox… aunque no deseo revelar exactamente en qué aspectos lo hace.

Por ahora esto no pasa de una demo con contenido muy limitado, pero las sorpresitas que nos esperan a lo largo del viaje permitido es suficiente para que queramos ver cómo sigue la cosa y cómo expande la… sorpresa que lo destaca ante otros títulos. Vayan y prueben, y luego me cuentan.

(DEMO) Tales of the Neon Sea

Cyberpunk, Noir y Supernatural... ¡Quiero!

El segundo demo de la selección de esta semana es una verdadera joya que apunta a ser lanzado como juego completo “Muy Pronto”. Lo que tenemos aquí es Tales of the Neon Sea, una aventura cyberpunk que ya de entrada nos deleita con un impresionante y colorido diseño pixelart colmado de detallitos en todas partes.

El juego parece ser un híbrido entre plataformas y puzles al que se le añaden elementos de investigación. La demo (que también pueden descargar en Steam) incluye tres escenas: un caso de posesión en el departamento de nuestro rudo detective protagonista, una visita al callejón donde realizaremos una investigación forense, y una tercera escena en la que controlaremos a… ¡un gatito!

Realmente no tengo palabras para hacerle justicia a lo que propone esta muestra de juego. Vayan ya mismo a descargarlo, y ojalá ese “Muy Pronto” sea tan “Muy” como les sea posible a los desarrolladores.

Nightwalk

El plataformero Retro de la semana

Volvamos un momento a los simpáticos plataformeros indie. Oigan, me gustan mucho, ¿okay? Además, ¿cómo no me van a gustar si me siguen mostrando cosas como Nightwalk?

En esta aventura nuestro protagonista debe salir a buscar a su pareja en la oscuridad de la noche, pero le será imposible alcanzar algunos sitios sin la ayuda de una habilidad especial: al presionar un botón podemos convertirnos en un fantasmita capaz de volar. No sólo eso, nuestro espectro también puede “entrar” a las tumbas para transportarse a otras áreas. Claro, ser un fantasma tiene un costo que se paga con nuestra cordura, cuya barra va en descenso mientras mantenemos nuestra forma fantasmal. Podemos regresar a nuestro cuerpo humano para hacer subir de nuevo la barra de cordura, que también aumentará al agarrar algunas luciérnagas que vuelan por ahí. Por cierto, cuando más baja es la barra de cordura, más intensa es la oscuridad a nuestro alrededor.

Un detalle importante del juego es que el mapa se genera de forma procedural y eso puede jugarle en contra. En mi primera partida alcancé el final tan sólo pasando la primera puerta que encontré, pero en la segunda me terminé perdiendo en un laberinto de puertas y pasajes. Mi mejor consejo es no desesperar y recordar bien por dónde anduvimos. Más allá de eso, el juego funciona perfecto y es muy entretenido.

Witchy Workshop

El mágico efecto dominó

Como siempre, dejamos lo mejor para el final; y en esta oportunidad tenemos algo verdaderamente especial. ¿Se acuerdan de The Incredible Machine, ese divertidísimo juego de ingenio en el que había que diseñar aparatosos cacharros con colecciones de objetos para lograr cumplir objetivos ridículos? Bueno… eso es Witchy Workshop, ¡y es magnífico!

Si bien ésta es una demo, ya podemos divertirnos con una decente colección de puzles. Lo interesante en sus mecánicas es que no se limita a los desafíos de física que ya conocíamos del juego original (o de su excelente sucesor espiritual, Contraption Maker), sino que añade un elemento más: ¡Magia! Nuestra bruja incluye algunos hechizos que podemos aplicar a piezas individuales, modificando su naturaleza y dotándolas de nuevas formas de reacción ante las demás partes de la máquina.

Si con todos los juegos anteriores no tenían suficiente para jugar, éste es el título que le da un cierre perfecto a un combo de genialidad. En cuanto a nosotros, ¡nos vemos en Diciembre, que todavía hay mucho por jugar!

En esta nota
  • Gratarolandia