Noticias

GRATAROLANDIA: Asesinos del Monociclo

Entramos a Marzo con una nueva colección de joyitas gratuitas. ¡A jugar!
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Marzo se abre paso en nuestro calendario para darle al verano una última vuelta. El año sigue su curso mientras los jóvenes comienzan a cursar el año escolar. Pero más allá de la escuela, en cualquier momento libre, siempre hay un ratito para cargar un juego y disfrutar. Esta semana seremos testigos de un simpático juego de ingenio, una breve y tensa narrativa criminal y hasta un divertido (y enfurecedor) juego de plataformas de física dudosa, entre otras pequeñas joyitas. Así que… ¡a jugar!

Shrubnaut

Comencemos con algo más convencional: un simpatiquísimo plataformero cuasi-Metroidvania titulado Shrubnaut. Nuestro pequeño explorador astronauta debe recorrer el terrario espacial en el que se encuentra, para lo cual primero ha de encontrar la eficiente garra arrojadiza que le servirá para engancharse a paredes y otros objetos.

No hay mucho más que decir al respecto, excepto que es un muy lindo juego con buenos controles y correcto diseño de arte. El uso de la garra no está limitado a enganchar pisos, techos y paredes, sino que tendremos que hacer uso de sus facultades para resolver algún que otro puzzle. En resumen, un plataformero simple, pero no por eso menos entretenido.

A Day in the Lie

Ya hemos visto experiencias breves en ediciones anteriores de esta columna, y A Day in the Lie se suma a ese selecto grupo de cortos juegos narrativos. En este caso en particular se nos informa de una serie de asesinatos cometidos en el parque, tras lo cual exploramos algunos escenarios mientras el mismísimo asesino nos explica su forma de pensar. Lamentablemente está disponible únicamente en inglés, porque la narración es realmente muy buena y el actor de voz le da a su personaje el tono perfecto. Las líneas son bastante estremecedoras y el final…

bueno, eso mejor véanlo ustedes. El juego dura entre 5 y 10 minutos, dale. No te lo vas a olvidar.

Balancelot

Nuestro protagonista, un pobre escudero de la Edad Media, quiere participar de las justas a realizarse en el torneo, pero no tiene suficiente como para un caballo así que, en lugar de usar dos cáscaras de coco, opta por la segunda opción más lógica: andar en monociclo.

Con esta delirante premisa da inicio Balancelot, un tan-divertido-como-irritante plataformero de física en el que nuestro objetivo es recorrer los accidentados caminos de un mural de arte medieval, montados en nuestro inestable vehículo. De más está decir que el juego no es nada sencillo de controlar, pero con un poquito de práctica (y la bendición de múltiples checkpoints en el camino) conseguiremos ganar metros y más metros de avance. Es un verdadero acto de equilibrista digital al que se le suma el chiste de cargar con una lanza, que también habrá que utilizar para sortear ciertos obstáculos a nuestro paso.

Parece ser que una versión más completa de Balancelot será lanzada a mediados de este año, pero por ahora podemos disfrutar de esta muestra para ir practicando hacer equilibrio. Bien ahí.

Concourse X-Ray

Está claro que la seguridad en los aeropuertos se ha vuelto cada vez más estricta, pero… ¿al punto de usar lentes de Rayos-X? Pues sí, y es que esa es la premisa de Concourse X-Ray.

Cada día tendremos una lista de objetos prohibidos que tendremos que identificar en los pasajeros que caminan de un lado al otro del pasillo. El problema es que no podemos detenerlos así nomás, sino que tendremos que usar nuestros útiles lentes de Rayos-X para ver qué cuernos llevan encima. Si encontramos un ítem prohibido tenemos el deber de arrestar a ese pasajero. Cada error (arrestar a la persona incorrecta y dejar pasar a los que lleven objetos prohibidos) se penaliza con un aumento en el nivel de amenaza. Si llega al tope, perdemos. Así de simple.

Concourse X-Ray no tiene mucho más que ofrecer, pero lo poco que nos da es más que suficiente para entretenernos por un buen rato. Se vuelve una tarea muy tensa, en especial cuando los pasajeros empiezan a venir de ambos lados del pasillo. El efecto de Rayos-X está muy bien implementado y, si estuviese un poco más pulido, bien podría ser un nuevo Papers Please, aunque más caótico.

Tiny Clusters

Y ahora, ingenio; pero no se asusten, que Tiny Clusters es una aventura de gráficos adorables y desafío sorprendentemente alto. Lo único que debemos hacer es llevar a nuestro astronauta a la puerta de salida. La gracia está en que cada nivel está compuesto por fragmentos que podemos intercambiar entre sí.

Al principio no habrá mayor inconveniente, pero con el correr de los niveles enfrentaremos nuevas mecánicas que sumarán elementos al desafío. Para mayor dificultad, en cada nivel podemos recolectar una estrellita que, al juntar suficientes, habilita niveles adicionales.

Tiny Clusters es una linda propuesta para pasar el rato. Su adorable y colorido diseño gráfico, sumado a su dificultad en constante aumento, nos mantiene pasando nivel tras nivel, siempre queriendo ver “uno más”. Ah, y si les gusta el juego, pasen por su página de itch.io y déjenle al creador una merecida donación.

Jumpgrid

Pasamos del ingenio calmo de Tiny Clusters al frenetismo de Jumpgrid para terminar con la selección de esta semana. Tengo que añadir una advertencia: aquellas personas que se sientan afectadas por destellos y luces brillantes, no se acerquen a este juego porque les va a dar un ataque. En serio.

Ocurre que Jumpgrid es una aceleradísima experiencia con apenas un par de reglas: movernos a lo largo y ancho de la grilla, recolectar todos los nodos y acceder al portal hacia el próximo nivel. ¿El problema? Si tocamos cualquier pared, morimos… ¡y las paredes se mueven!

Es imposible hacerle justicia al juego sólo con explicaciones en texto o con imágenes estáticas. Tienen que experimentar esta cosa en movimiento para darse cuenta que estamos ante una de las cosas más asquerosamente enviciantes que podíamos jugar. Muchos niveles requieren de reflejos rápidos (¡rapidísimos, a veces!) e ingenio al vuelo para superar algunos de los niveles más endiablados que hayan jugado jamás. En serio, si no les afecta el estilo visual, pasen… pasen y vean…

…y vuelvan la próxima semana para otra dosis de juegos gratuitos, por supuesto.

En esta nota
  • indies
  • gratuito
  • gratarolandia

Comentarios