Noticias

GRATAROLAMA: Chesskoban

Dos juegos clásicos se mezclan en este enorme desafío de ingenio. ¿Cómo andamos de las neuronas, hoy?
Avatar de Maximiliano Baldo

Por: Maximiliano Baldo

Sokoban es un clasico juego en el que debemos empujar una serie de cajas hasta dejarlas en los lugares indicados en mapas cada vez mas intrincados. Juego de puro ingenio, si los hay. A lo largo de los años hemos podido disfrutar de incontables clones con la misma filosofia del original, aunque casi nunca mostrando alguna innovacion que llame nuestra atencion. Otro juego que se ha mantenido clasico a traves de los años es el viejo y querido ajedrez, cuyas estrategias podrian llegar (y han llenado) cientos de libros. Un perfecto juego de tablero en el que todas y cada una de sus piezas tiene su propio reglamento a la hora de moverse.

¿Que tal si mezclamos ambos juegos?

Les presento Chesskoban, un hibrido entre el objetivo de todo buen Sokoban y los movimientos de las piezas del ajedrez. Desarrollado por Jim McCann (alias TCHOW), nuestra mision consiste en dejar una caja encima de cada casilla con una X. Para ello contamos con las piezas del ajedrez y sus respectivos movimientos, comenzando por el Rey (que tiene el patron clasico de los juegos de Sokoban) y continuando con el resto del set.

El juego peca de algunos problemas. Al momento de escribir estas lineas no parece haber forma de salvar la partida, y su sistema de control puede provocar acciones inesperadas, como comernos accidentalmente una pieza del color enemigo. Tambien causa enorme sorpresa el movimiento que hay que hacer para hacer “saltar” una caja a traves de espacios vacios (alejen la pieza de la caja hasta que el “envion” equivalga a la distancia de los espacios vacios. Es complicado de explicar en texto).

Sin embargo, el desafio y originalidad de este fichin es impagable. Tenemos un juego de ingenio de muy alta calidad, y es dificil no pasarse minuto tras minuto contemplando la disposicion de cada nuevo tablero, pensando la forma de mover esas malditas cajas. Disfruten de esta sesuda experiencia.