Noticias

Fuertes denuncias contra el creador de Borderlands

En medio de una batalla legal entre empleados y ex empleados de Gearbox salieron a la luz algunos detalles escabrosos del CEO de la compañía

Avatar del

Por: Redaccion

El CEO de Gearbox acusado de malversar fondos de la empresa(Gearbox)

El CEO de Gearbox acusado de malversar fondos de la empresa | Gearbox

El CEO y cofundador de Gearbox, Randy Pitchford, fue acusado por un ex abogado del estudio de apropiarse 12 millones de dólares que la empresa había recibido en concepto de bonificaciones adelantadas por algunos productos en desarrollo.

En medio de una batalla legal que el abogado Wade Callender y Gearbox y Pitchford llevan adelante desde hace años, Callender presentó una demanda contra el ejecutivo por malversación de fondos. 

“Fue el propio Randy Pitchford quien violó sus labores fiduciarias explotando a los empleados y los fondos de Gearbox para financiar sus ansias personales,” dice el documento de 27 páginas. “Por ejemplo, mientras que Randy negaba aumentos a sus empleados alegando que había bajas reservas de efectivo, Randy secretamente le cargó a los empleados de Gearbox el peso de pagar una ‘bonificación’ privada y personal de 12 millones de dólares que Randy Pitchford redireccionó del distribuidor de Gearbox directamente a su entidad, ‘Pitchford Entertainment Media & Magic’.”

Randy Pitchford, CEO de Gearbox | Imagen: Gearbox

Pero como si el robo de 12 millones de dólares no fuera suficiente, Callender también acusa al ejecutivo de posesión de pornografía de menores encontrada en un pendrive que Pitchford dejó olvidado en un restaurante después una fiesta de la compañía en 2014.

“Por información y creencia, el USB de Randy Pitchford contenía mucho más que documentos corporativos clasificados de Gearbox y socios como Take-Two Interactive, 2K Games, Sega, Microsoft, Sony, etc.,” asegura Callender. “Por información y creencia, el USB de Randy Pitchford también contenía su colección personal de pornografía de ‘menores’.

Inmediatamente después de conocerse la demanda, que fue presentada el 21 de diciembre del año pasado, un representante definió las acusaciones como “absurdas, sin base de realidad o legal” y “sin mérito alguno”

Sin embargo, el portal Ars Technica descubrió que en el episodio 75 del podcast “The Piff Pod” del 22 de diciembre (un día después de la presentación de la demanda), Pitchford confirmó que había olvidado el pendrive en el evento mencionado y habló largo y tendido acerca de la pornografía que disfruta consumir. Entre las “variedades” incluye las camgirls, chicas que hacen transmisiones en vivo y actúan de acuerdo a los pedidos (y pago) de sus espectadores. 

Según Ars Technica Pitchford confirma que copió uno de estos videos al USB para, en sus propias palabras, “analizar el método” a través del cual esta señorita en particular fingía un acto de eyaculación femenina.

“Me di cuenta que no era una trabajadora sexual,” celebra Pitchford en el podcast. “Es una maldita maga.”

Wade Callender, el ex abogado demandante | Imagen: Gearbox forum

Hablando del pendrive, el CEO dice que un empleado de Medieval Times (el establecimiento en el que se realizó el evento en 2014) lo encontró y lo llevó a su casa. Allí “descubrió secretos de mi compañía y futuros juegos en desarrollo, y también descubrió la pornografía,” explicó Pitchford, quien también aclaró que era pornografía “apenas legal” porque el usuario de la chica indicaba que tenía “solo 18 años”.

Vale aclarar que Gearbox y su CEO ya tienen una demanda presentada contra Callender. Según la empresa el abogado le debe parte de un préstamo personal, violó su contrato y utilizó las tarjetas de crédito de Gearbox para pagar “vacaciones familiares, membresías al club de armas y accesorios para armas de fuego e intentos de conseguir unos abdominales marcados”. 

Como consecuencia de estos nuevos alegatos, la empresa planea un presentar reclamo ante el juzgado de Texas contra Callender por “una demanda que incluye acusaciones que sabe no son ciertas”. Gearbox asegura que “las reglas de conducta profesional del abogado le prohíben expresamente que presente documentación que se sabe falsa” destacando que en el texto de su presentación Callender utilizó comillas al momento de describir a la protagonista del video como menor.

Donde Callender no usó comillas fue al momento de acusar a Pitchford de organizar fiestas en el teatro Peacock, que ejecutivo mantiene en su casa de Texas, durante las cuales “adultos se exhibían a menores para el disfrute de Randy Pitchford”. Por supuesto Gearbox también refuta estas afirmaciones y asegura que todas las funciones del Teatro Peacock son filmadas, por lo que se puede comprobar que no existieron las “Peacock Party” (como las llama Callender en el texto).

El Peacock Theater que Pitchford tiene en su casa | Imagen: Audio Imagery Design

Pitchford, por su parte, se volcó a Twitter para defenderse de los ataques y dijo que como padre encuentra “los crímenes contra niños especialmente repugnantes.”

 

“Es doloroso que un ex colega y amigo mienta e intente asociarme con un comportamiento tan vil en su codiciosa búsqueda de dinero,” escribió. 

En esta nota
  • gearbox

Comentarios