Noticias

FichineAR | Misshapen: terror corporal pixelado

Un juego de acción experimental inspirado en los títulos de PSX más perturbadores
Avatar de Florencia Orsetti

Por: Florencia Orsetti

Pocos videojuegos son tan perturbadores como las joyas niponas tapadas del catálogo de la primera PlayStation. No hablo de Silent Hill o Resident Evil; ni siquiera de juegos como D, Hellnight o Koudelka. El videojuego argentino que nos compete hoy podría haber estado en las estanterías junto a juegos lisérgicos como LSD, Eastern Mind o Kowloon’s Gate. Su nombre es Misshapen, un oscuro videojuego de acción desarrollado por Beavl y Nonsense Arts inspirado en esos títulos rarísimos de la PSX. Mata a tus enemigos formándoles tumores. Así de turbio arrancamos.

Misshapen es un creepypasta hecho videojuego. La premisa parte de que en el verano de 2013, la policía recuperó una copia de un GDD (Game Design Document) en la escena de un crimen: habían asesinado a su desarrollador, Satoshi Sugimoto. Dos o tres años más tarde, alguien sube el GDD a Internet. El documento incluye algunas formas innovadoras de usar físicas en videojuegos que hubieran sido revolucionarias en los videojuegos de los 90s. Usando ese GDD como base, se crea Misshapen 歪. Creer o reventar, los argentinos de Beavl y Nonsense Arts se montaron gran leyenda urbana.

En esencia, el videojuego es uno de acción y exploración con físicas muy locas. Estamos en un escenario desértico que esconde varios secretos. Tenemos que recogerlos todos, tarea no tan sencilla: comienzan a aparecer enemigos famélicos y muy rápidos que solo quieren acabar con nosotros. Para deshacernos de ellos, habrá que dispararles unas bolas que se adhieren a sus cuerpos, creando tumores. El peso de estos hará que les sea más difícil moverse y, por último, ya no puedan hacerlo, quedando derrotados. Body horror en su máxima expresión, pixelado y noventoso.

En las últimas actualizaciones, el equipo de desarrollo agregó más detalles desde lo visual, detalles en el terreno y ambiente, dándole más atmósfera al asunto. Misshapen es un experimento aterrador desde el concepto, pero es muy divertido, casi un chiste en sí mismo, a la hora de jugarse. Un videojuego que nos atrae por el puro morbo y el espíritu experimental de sus creadores. Si pensamos en el historial de Beavl y Nonsense Arts, los primeros publicaron Moveless Chess, un ajedrez de puzzles en el que no nos movemos; los segundos son los desarrolladores del premiado Ethereal, un juego de puzles con reglas propias que es imposible explicar con palabras. ¿Se entiende de qué palo viene Misshapen?

Los más valientes, pueden jugar ya mismo la versión v0.5 de Misshapen, gratis, en itch.io. Se puede jugar en PC y Mac. Por lo que vemos en la misma página del juego, se viene mucho más contenido para Misshapen, lógico, ya que aún está en desarrollo. Más secretos, físicas más divertidas y explotables, monstruos más creepys y más excusas para llenar de tumores a los espeluzantes sujetos nipones que nos corren en calzoncillos. Uh.

Comentarios