Noticias

El smartwatch de 1600 dólares de Intel y Tag Heuer

Si tenés muchas ganas de que te arranquen el brazo de un hachazo, tenemos la solución para vos.
Avatar de Leon Valle

Por: Leon Valle

Si hay una tecnología que no se ha disparado como Samsung, Google y Apple esperaban, son los smartwatches. Los relojes inteligentes son en teoría una buena alternativa a los celulares con pantallas cada vez más grandes e incómodas para utilizar en la calle, pero su legibilidad, duración de la batería y funcionalidad real deja mucho que desear.

Eso no significa, sin embargo, que los dispositivos vayan a ser abandonados en el corto plazo. Google, como hizo con su sistema operativo para móviles, está intentando incluir Android Wear (la versión para smartwatch) en la mayor cantidad de relojes posibles, y es por eso que podemos verlo presente en aparatos de baja, media, y alta gama. Y no hay más alta gama que el nuevo reloj de Tag Heuer, el mítico fabricante sueco que desde hace unos años está empezando a abandonar la pureza de lo mecánico para pisar en el mundo tecnológico.

El nuevo reloj de la compañía es el Tag Heuer Connected Modular 45 y es una verdadera joya de diseño – y así cuesta. Connected Modular 45 es a simple vista un producto clásico pero que esconde detrás de su aspecto convencional el sistema Android Wear 2.0 potenciado por un chip Intel. La parte “modular” del título se refiere a la posibilidad de personalizar varios de los elementos estéticos como el color, laa malla y los agarres, ofreciendo una gama de estilos dentro del mismo concepto.

Pero más allá de los detalles de diseño, que por cuestiones de tamaño, estilo y funcionalidad lo convierten instantáneamente en uno de los mejores (sino el mejor) reloj con Android Wear, la característica distintiva del Connected Modular es el nuevo asistente de Intel, que no estará disponible durante el lanzamiento, sino que será incluido en próximas actualizaciones.

Según Jerry Bautista, el vicepresidente del Grupo de Nuevas Tecnologías de Intel, lo que diferencia al asistente desarrollado por ellos del resto de los disponibles es que, además de ofrecer respuestas a repreguntas sin perder el contexto y todo el resto de funciones clásicas, mantendrá al usuario al tanto de sus actividades basado en algunos parámetros ausentes en otros similares. El ejemplo que dio Bautista es el de un trabajador que se queda después de hora en la oficina: mientras que Google Now o Siri envían recordatorios sin importar esa contingencia, el asistente de Intel reconocerá la localización y dejará los avisos de cuestiones irrelevantes en ese momento para otra ocasión.

Por supuesto que nadie va a salir corriendo a comprar un objeto de lujo como este solo por un asistente que reconozca cuando estoy en el baño o una gilada así. Pero quienes estén dispuestos a gastar los 1600 dólares que cuesta, recibirán un reloj diseñado enteramente en titanio que aún con todo ese metal puede ofrecer conexión NFC (lo que significa que podrá utilizar el sistema de pago Android Pay), con una pantalla AMOLED de 1.39 pulgadas completamente redonda (sin el corte horizontal en la parte inferior), sumergible hasta 30 metros y que incluye luz ambiental y unas 30 horas de batería de pantalla encendida.

Intel y Tag llaman a este nuevo desarrollo una “nueva experiencia de tiempo”, una de esas líneas pedorras que no dicen nada salidas de una reunión de marketing en la que hubo muchos high five entre gente supuestamente cool. De todas formas, aunque ninguno de nosotros vaya a pasarle ni cerca a este reloj, Intel apunta a expandir sus horizontes y llevar su nuevo asistente a la mayor cantidad de aparatos posibles, por lo que puede que tengamos chance de probar su efectividad en el mediano plazo.

Hasta entonces, sigamos mirando la hora en el celular como el resto de los mortales.

En esta nota
  • tag heuer
  • android wear
  • intel

Comentarios